Publicado el 

Comenzamos esta semana el curso académico 2020/21 en la Escuela Superior  de Música de Alto Rendimiento (ESMAR), un curso condicionado fundamentalmente, en el conjunto del sistema educativo, por la crisis sanitaria de la COVID 19.

El objetivo fundamental de todos nosotros es garantizar la seguridad y la protección ante el virus. Y a ello nos hemos dedicado con denuedo. Recientemente decía el CSIC que los mayores de 16 años debían cursar sus estudios en un formato no presencial. Todo nuestro alumnado es mayor de edad, salvo unas pocas excepciones, y son personas responsables conscientes de los peligros que conlleva una actuación inadecuada en estos tiempos. La sensibilización es fundamental.

En ESMAR hemos tomado importantes decisiones, basadas en la experiencia que adquirimos durante los duros meses de confinamiento cuando las clases se desarrollaron con cierta normalidad. Por ello, todas las clases teóricas se desarrollarán en formato presencial por medios telemáticos, además serán grabadas y puestas a disposición del alumnado que podrá visualizarlas tantas veces como lo deseen. El profesorado contestará y tutorizará al alumnado para responder las dudas y aclaraciones que precise. Con esta medida, además de promover la innovación educativa y el uso de las tecnologías, evitamos de un “plumazo” el riesgo más grande de contagio en ESMAR.

Pero la calidad educativa nos preocupa y mucho, las clases de Instrumento, Música de Cámara y Orquesta se desarrollará de manera presencial directa. Eso sí, con todas las garantías: distancia de 1,5 metros entre alumnado y profesorado, limpieza y desinfección de manos, ventilación de los espacios educativos y uso de la máscara de protección de manera continuada, entre otras medidas. Además dispondremos de un médico exclusivo en ESMAR que atenderá cualquier urgencia que pudiera surgir.

En definitiva, buscar un equilibrio entre seguridad y calidad educativa.

Pero hay mucho más. ESMAR ha experimentado un crecimiento muy elevado del alumnado propio; en la actualidad y a falta de las últimas matriculaciones, tenemos ya más de 100 alumnos/as. Y no solo eso, nuestro claustro de profesorado se ha incrementado con incorporaciones de grandes artistas y profesores que son punteros dentro del panorama musical internacional. A todos/as ellos muchas gracias.

En este curso, hemos ofertado por primera vez la especialidad de Pedagogía y hemos encontrado una enorme acogida, tenemos matriculados 20 alumnos  Y sigue creciendo, algo que ha mejorado nuestras expectativas más optimistas.

Crece con fuerza también la especialidad de Producción y Gestión y la especialidad de Interpretación incrementa el alumnado procedente de toda España y del extranjero. Alumnado de Colombia, Soria, Madrid las Islas Canarias y del resto de áreas geográficas del territorio español que han establecido su residencia en Valencia para incorporarse a ESMAR.

Otra novedad durante este curso será la finalización de las obras del nuevo edificio que esperamos ocupar en marzo de 2021 y que supondrá una mejora sustancial de nuestras instalaciones educativas.

Y nuestra orquesta, que iniciara su andadura en noviembre bajo la dirección del prestigioso maestro Cristóbal Soler. En esta ocasión será Berta Belinchón, una alumna brillante de oboe que obtuvo la Matrícula de Honor durante el curso pasado, la que actuará de solista, una experiencia que tenemos reservada a muchos más alumnos y alumnas de ESMAR. Porque de eso se trata, de ofrecer las competencias profesionales y artísticas que el ejercicio de la profesión musical del futuro exige.

Gracias a todos/as los que hacéis posible este proyecto. Nuestra prioridad es el alumnado y sus necesidades formativas.

EL EQUIPO ESMAR

Manuel Tomás Ludeña