El prestigioso músico madrileño abordó el programa comentando las obras que interpretaban ante un público que llenó el aforo del Real Monasterio de Santa María de la Valldigna y celebró con entusiasmo la propuesta

El proyecto, pionero en España, cuenta con la colaboración de la conselleria de Cultura y la Mancomunidad de la Valldigna y tiene como objetivos ser una referencia en la interpretación, estudio e investigación de las músicas medievales

Paniagua ha mostrado su satisfacción con una iniciativa que considera “muy positiva y llena de audacia” que servirá para “abrir puertas y reflexiones” en torno a la reconstrucción de un gran patrimonio sonoro “que hay que preservar”

Mara Aranda, directora del CIMM, ha afirmado que “el inicio del proyecto ha sido un éxito, las expectativas de los alumnos y el público se han visto satisfechas y los próximos cursos y conciertos tendrán también una gran acogida”

El CIMM celebrará un encuentro mensual en el que participarán prestigiosos músicos como Carles Magraner, Arianna Savall y Peter Uldman Johansen, Al Maqam, Paloma Gutiérrez y Manuel Vilas, y Begoña Olavide

Valencia, 6 de enero de 2020

El Centro Internacional de Música Medieval (CIMM) ha iniciado su actividad con un curso y un concierto ofrecido por el prestigioso músico Eduardo Paniagua este fin de semana en su sede, ubicada en el Real Monasterio de Santa María de la Valldigna (Valencia). El proyecto, pionero en España y dirigido por Mara Aranda, cuenta con la colaboración de la conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte y la Mancomunidad de la Valldigna, integrada por las localidades de Barx, Benifairó y Simat; y tiene como objetivos ser una referencia en la interpretación, estudio e investigación de las músicas medievales y de los códices manuscritos, así como la reconstrucción de instrumentos de la época.

Paniagua (salterio y flautas), junto con César Carazo (canto y viola) y Wafir Sheik (laúd y percusión), abordó el programa Cantigas en la corte de Alfonso X El Sabio, siglo XIII, explicando y comentando las obras que interpretaban, lo que supuso un estímulo para un público que llenó el aforo del monasterio y celebró con entusiasmo la propuesta que brindó el músico madrileño con un repertorio que incluía cantigas “de amigo” (que canta la enamorada), amor (que canta el amante), escarnio, loor a Santa María, milagros narrativos y de danza.

Las Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio (1221-1284), comprendidas en cuatro códices de pergamino del siglo XIII, constituyen la obra lírica más importante de la España medieval. Escritas en galaico-portugués, incluyen 427 poemas con su correspondiente notación musical y adornados con extraordinarias miniaturas, y combinan relatos de milagros con loores a la Virgen María.

Se considera la obra más personal de Alfonso X y desde la primera redacción del cancionero, producida hacia 1260, se refleja una estructura estética en la que el monarca incluye sus originales trovas personales y un diseño simbólico unitario. Trovador tardío, elige la tradición del “amor cortés” con el gesto de entregar a su Dama los códices de pergaminos con las canciones a ella dedicadas. El repertorio es de extraordinaria riqueza ya que sus melodías son todas distintas y originales y la estructura formal de estrofas con refrán las hace aptas para la participación popular. Paniagua está grabando , bajo el sello Pneuma, la Antología de las Cantigas de las que tiene 39 discos editados hasta ahora.

Las miniaturas de las Cantigas de Santa María son un documento precioso y aportan información sobre la vida cotidiana de la España medieval de las culturas cristiana, árabe y judía. También tienen gran valor iconográfico, pues cada diez cantigas aparecen dibujados numerosos instrumentos musicales. En alguna de las narraciones se encuentran escenas de canto y danza, que constituyen la fuente principal del trabajo de reconstrucción de los instrumentos y del ambiente musical para su interpretación.

Iniciativa audaz
Paniagua (Madrid 1952), ganador del Premio de la Música Clásica 2009, de tres ediciones de los Premios de la Unión Fonográfica Independiente y en otras tres de los Premios de la Música Independiente, entre otros galardones, ha mostrado su satisfacción y alegría con su participación en la sesión inaugural del CIMM, una iniciativa que considera “muy positiva y llena de audacia” que servirá para “abrir puertas y reflexiones” en torno a la reconstrucción de un gran patrimonio sonoro “que hay que preservar”, en un marco paisajístico, histórico y arquitectónico “maravilloso”.

El especialista de música medieval, que ha cosechado con sus últimos trabajos excelentes críticas internacionales y el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional y el INAEM por su calidad y por la recuperación del patrimonio musical hispano-árabe medieval, considera que estos cursos específicos son “complementarios” para instrumentos que no se abordan en los conservatorios y sirven para aprender, de una manera teórica, práctica y participativa, como afrontan los intérpretes un repertorio complejo, las diversas decisiones y problemas que deben solucionar, así como para que aficionados o melómanos puedan “escuchar de manera distinta” un concierto.

Éxito artístico y pedagógico
Paniagua, que ha agradecido la invitación de Mara Aranda y su energía, esfuerzo y pasión con este reto, ha subrayado el “extraordinario ambiente” y la gran participación de músicos en el CIMM. Por su parte, Aranda ha afirmado que “el inicio del proyecto ha sido un éxito tanto en la parte artística como pedagógica, de la mano de Eduardo Paniagua”. La investigadora y cantante ha asegurado que “las expectativas de los alumnos y el público se han visto satisfechas y los próximos cursos y conciertos tendrán también una gran acogida”.

La directora del proyecto ha diseñado un concepto abierto y para la participación en las actividades no es necesario tener estudios previos de música puesto que la forma de transmisión será la empleada durante la Edad Media, esencialmente oral y con el apoyo de la lectura de las fuentes originales. Está especialmente indicado y dirigido a estudiantes de escuelas y centros de música, conservatorios (el Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas concederá puntos a los alumnos del grado), musicología, filología, arte, historia, profesores de música, músicos profesionales de cualquier estilo, miembros de corales amateurs o profesionales, aficionados, simpatizantes o interesados en estas músicas.

La actividad, fundamentalmente práctica, estará orientada a los diferentes repertorios que se irán abordando y en los que se desarrollará la memoria auditiva, el trabajo de concentración, la expresión artística y la recuperación de un gran patrimonio musical en el que se cimentan todos los estilos musicales posteriores. Asimismo, el CIMM albergará una de las colecciones más importantes de Europa de instrumentos medievales reconstruidos a partir de la iconografía medieval que podrá ser visitada por el público.

El CIMM celebrará un encuentro mensual en el que prestigiosos etnomusicólogos, académicos y músicos como Carles Magraner, Arianna Savall y Peter Uldman Johansen, Al Maqam, Paloma Gutiérrez y Manuel Vilas y Begoña Olavide, impartirán un curso de 10 horas y ofrecerán un concierto el primer fin de semana de cada mes.

DOCUMENTACIÓN

–  Centro Internacional de Música Medieval (CIMM)
http://cimmvalldigna.org/

– Mara Aranda
https://mara-aranda.com/