El autor valenciano rescata de la hemeroteca un periodo prolífico (1991-2012) en el que se pudo disfrutar de la irrupción de destacados músicos que se han convertido en consolidadas figuras nacionales e internacionales

En el libro aparecen pianistas consagrados y otros que daban sus primeros pasos: Carles Santos, Chano Domínguez, Josu de Solaun, Carles Marín, Xavier Torres, Ananda Sukarlan, Luca Chiantore, David Kuÿken, Miguel Álvarez-Argudo, Pei-Chao Liao, Ana Vega-Toscano, Carlos Apellániz, Clara Romero, Brenno Ambrosini…

El prestigioso pianista Josu de Solaun expone en el proemio del libro que fue Galiana «quien me brindó mis primeras oportunidades importantes sobre un escenario, a la par que mis primeras críticas. Tres conciertos, durante tres años seguidos: 2002, 2003 y 2004. Un músico jamás puede olvidar eso»

El Catedrático de Piano e investigador Miguel Álvarez-Argudo destaca en su prólogo la trascendencia del libro que «forma parte del devenir musical pianístico de Valencia, junto con el Palau de la Música, Les Arts… »

Galiana en la introducción escribe que «la crítica tiene una función formadora de opinión, carácter pedagógico y de cultivo del buen gusto estético y de la belleza»; es «una creación dentro de la creación» como señaló Oscar Wilde

Valencia, 4 de noviembre de 2020

El escritor y músico Josep Lluís Galiana.

Josep Lluís Galiana ha publicado Pianos y pianistas. Dos decadas de crítica musical y otros escritos pianísticos (EdictOràlia Música), un libro que rescata de la hemeroteca un periodo musical, entre los años 1991 y 2012, prolífico, generoso y decisivo. En esta etapa, se pudo disfrutar de la irrupción y la evolución de destacados pianistas que se han convertido en consolidadas figuras del actual panorama interpretativo español e internacional, así como del repertorio pianístico tanto histórico como contemporáneo.

El libro es una amplia selección de críticas y escritos musicales que giran en torno al piano y a decenas de numerosos intérpretes y compositores de nuestro tiempo. A lo largo de más dos décadas, el autor coordinó y organizó centenares de conciertos en el Club Diario Levante, un foro cultural tristemente desaparecido. Y desde esa privilegiada atalaya pudo observar a decenas de intérpretes que son los verdaderos protagonistas de esta obra, cuyo gran valor reside en «una clara vocación memorialística y de reivindicación de un tiempo y un espacio muy determinados donde acontecieron hechos artísticos únicos, y de unos autores y unos intérpretes imprescindibles para entender una gran generación musical».
El escritor y músico fue testigo de esta espectacular eclosión que tuvo que analizar día a día y que ahora, 20 años después de los primeros conciertos, recupera con satisfacción al comprobar que muchos de los jóvenes intérpretes de entonces son ahora prestigiosos pianistas que ofrecen recitales en los mejores auditorios de España y del mundo.
De entre los nombres propios que aparecen en él destacan pianistas consagrados y otros que daban sus primeros pasos: Carles Santos, Chano Domínguez, Josu de Solaun, Carles Marín, Xavier Torres,  Agustí Fernández, Ananda Sukarlan, Enrique Pérez de Guzmán, Luca Chiantore, David Kuÿken, Brenno Ambrosini, Antonio Pérez Abellán, Miguel Álvarez-Argudo, Emmanuel Ferrer-Laloë, Pei-Chao Liao, Ana Vega-Toscano, Clara Romero y Carlos Apellániz, entre otros muchos intérpretes y compositores.

El pianista Josu de Solaun. Autor: Alberto Sáiz.

El prestigioso pianista valenciano Josu de Solaun en el proemio del libro califica de «auténtica edad de oro» estos años de gran agitación cultural y artística. El concertista, único español que ha ganado el Concurso Internacional de Piano de València en 2006, y el George Enescu de Bucarest en 2014 entre otros relevantes galardones como el de la Unión Europea en 2009, dice de Galiana que «fue él quien me brindó mis primeras oportunidades importantes sobre un escenario, a la par que mis primeras críticas. Tres conciertos, durante tres años seguidos: 2002, 2003 y 2004. Un músico jamás puede olvidar eso». Y subraya que «hoy, en nuestro 2020, que haya alguien en las industrias culturales que sea árbitro cultural, comisario de arte, crítico, gestor, promotor, mecenas, diseminador de vanguardias y además un músico de talento feroz, es una utopía exagerada y abismalmente inalcanzable».

El devenir pianístico

De izquierda a derecha, César Cano, Miguel Álvarez-Argudo, Inmaculada Tomás, Bartomeu Jaume y Josep Lluís Galiana. Autor: Eduardo Ripoll

El investigador y pianista Miguel Álvarez-Argudo, por su parte, habla en su prólogo de la trascendencia de este libro tanto por su contenido como por su perdurabilidad en el tiempo. Álvarez-Argudo considera que lo acontecido en la sala Club Diario Levante «forma parte del devenir musical pianístico en la ciudad de Valencia, junto a las actividades realizadas en el Palau de la Música de Valencia, Palau de les Arts, conservatorios de música profesional y superior, academias de música, (entidades centenarias como la Societat Coral el Micalet y similares), Museo San Pío V, festivales como los Ensems, Instituto Valenciano de la Música, etc.»

El Catedrático de Piano y Doctor en el Conservatorio Superior de Música de Valencia apunta también que «un buen investigador ya no podrá dejar lagunas vacías ninguneando obras estrenadas de compositores valencianos y de pianistas y profesores influyentes en la sociedad y en la enseñanza musical valenciana».
La crítica y la estética
Galiana en su introducción escribe que «la crítica tiene esa notable función formadora de opinión, ese inherente carácter pedagógico e instructivo, de cultivo del buen gusto estético, que no es otra cosa que el gusto por la belleza»; queda a medio camino «entre la poética y el análisis, entre la reflexión estética y el estudio musicológico». En este sentido, recoge lo que señaló Oscar Wilde en su famoso ensayo El crítico como artista: la crítica de arte es «una creación dentro de la creación».
El autor dirige su obra tanto a músicos y compositores así como «a lectores interesados en la música para piano y en la reflexión estética». Y pone en valor que muchos de los intérpretes que aparecen en su obra «atesoran centenares de premios y reconocimientos de los más prestigiosos concursos e instituciones de alcance internacional», y que «han estudiado en algunas de las más importantes escuelas pianísticas». Con esta obra Galiana rinde homenaje «a toda esa generosa y siempre discreta labor que hay detrás de la organización y celebración de cada concierto de piano, a la pasión por la música y a su difusión y enseñanza».

De izquierda a derecha, Josep Lluís Galiana, Javier Clemente, Carlos Apellániz, Luis Clemente, Eduardo Ubags y Juan Carlos Clemente. Autor: Manuel Molines

Clemente Pianos, una institución musical valenciana con treinta años de historia y con una gran proyección internacional, ha colaborado con EdictOràlia en la publicación del libro junto con el Laboratorio para la Investigación de Procesos Creativos Contemporáneos AD LAB.

Intensa actividad
Josep Lluís Galiana (València, 1961) viene desarrollando una intensa actividad en la escena europea de la libre improvisación, la creación electroacústica y la investigación musicológica desde hace más de tres décadas. Diplomado en Estudios Avanzados por la Universitat Politècnica de València y Titulado superior por el Conservatorio Superior de València, los trabajos musicales y literarios del autor han sido presentados en importantes festivales internacionales de Portugal, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Suecia, EE UU, China, Brasil, Argentina, México, Cuba y España. Asimismo, muchos de sus escritos se encuentran recogidos en tres volúmenes, de los cuales Pianos y pianistas es el tercero, junto a Escritos desde la intimidad (2016) y Emociones sonoras (2014).
 
DOCUMENTACIÓN

– Josep Lluís Galiana