AAM Yecla

Entradas

Fuente: AAMY / 

Música y Navidad, una combinación perfecta para disfrutar de estas fechas que se aproximan.

Un año más, la Asociación de Amigos de la Música de nuestra ciudad, en colaboración con la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad,  ha preparado una serie de actos navideños, variados y para todos los públicos. A continuación los detallamos:

– DEL 24 DE DICIEMBRE DE 2019 AL 6 DE ENERO DE 2020, en el Patio de la Escuela de Música: BELÉN MONUMENTAL realizado por Encarna Manzanero Molina.

Horario de visitas: De 19:00 horas a 21:00 horas, excepto el día 24 de diciembre en horario de 11:00 horas a 13:30 horas. Los días 31 de diciembre de 2019, 1 y 5 de enero de 2020 permanecerá cerrado.

– JUEVES 19 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música: CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA ASIGNATURA DE CORO DE LA ESCUELA DE MÚSICA. Profesor: José Antonio Cecilia Bernal

– VIERNES 20 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:00 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: AUDICIÓN DE NAVIDAD DE LOS ALUMNOS DEL MÉTODO SUZUKI DE VIOLÍN DE LA ESCUELA DE MÚSICA. Profesora: Rebeca Guill Jurado.

– LUNES 23 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: Cuarteto de clarinetes “CLARINET CLASS”, formado por Elías Ibáñez, clarinete; Sandra Guillem, clarinete; Eva Sanjorge, clarinete y Francisco José Ruiz, clarinete bajo.

– MARTES 24 DE DICIEMBRE DE 2019, de 11:00 a 13:00 horas, en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música: ENCUENTRO CON PAPÁ NOEL.

– JUEVES 26 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en el Teatro Concha Segura de nuestra ciudad: CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA MÚSICA DE YECLA.

– LUNES 30 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: CONCIERTO DE VIOLÍN, con Eva Puche Martínez, Álvaro Puche Ortiz y Francisco José Díaz Martínez.

– JUEVES 2 DE ENERO DE 2020, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: ÁNGEL HERNÁNDEZ, saxofón y JAVIER SORIANO, piano.

EMPRESAS COLABORADORAS: AUDIOTEC, SUPERLATIO, CANCRO, ENRIQUE ORTUÑO BAÑÓN, AREAS CONSULTORES, DUO-GRAPH, CAFETERÍA ESCUELA DE MÚSICA, VIAJES BERNINI, TALLERES CANO, CANOVAS CONSTRUCCIONES, IMPER, MUEBLES ORGA, CAFETERÍA HAMBURGUESERÍA TEJOTA, AUTOCARES PELOTÓN, JUAN PALAO PEÑA Y RUTA DEL VINO DE YECLA.

El Encuentro de mujeres del mundo de la música, organizado por la Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) con la colaboración del INAEM en Yecla, aboga por trabajar en la paridad, inclusión y excelencia

En las conclusiones se constata que la participación de la mujer se sitúa cerca del 40% con respecto a músicos y directivos, este porcentaje muestra un descenso brutal en la dirección que estaría en torno a un 1%

La CESM tiene como objetivo impulsar el protagonismo de la mujer y en próximos debates abordará la escasa presencia de compositoras para buscar respuestas a por qué no se programan y siguen silenciadas

Vicente Cerdá, presidente de la CESM, subraya que “en la actualidad, la financiación que recibe la Confederación (9.000 euros) es absolutamente insuficiente y lucharemos por subvertir esta injusta situación”

Cerdá asegura que “esperamos que la nueva Ley del INAEM impulse el proyecto social, educativo y cultural que desarrollan 1.100 sociedades musicales, con 80.000 músicos, 120.000 alumnos y 1.000.000 de socios”

Madrid, 17 de diciembre de 2019

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) ha dado a conocer las conclusiones del Encuentro de mujeres del mundo de la música en el que se abordó la presencia de la mujer en los ámbitos de la dirección y la gobernanza de estas asociaciones. El foro de debate, organizado por la CESM con la colaboración del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se celebró recientemente en la asamblea general de la entidad en Yecla (Murcia).

La CESM tiene entre sus principales objetivos hacer visible e impulsar el protagonismo en la música de la mujer, que empezó a incorporarse a las sociedades musicales a finales de los años 70, y seguirá con su labor de sensibilización al colectivo, la administración y a las instituciones. En próximos debates abordará también el problema de la escasa presencia de compositoras en el panorama musical así como buscar respuestas, y soluciones, a por qué no se programan y siguen silenciadas grandes autoras.

En el análisis del Encuentro de mujeres del mundo de la música se constata que en las últimas décadas la participación de la mujer en las sociedades musicales ha subido de manera notable, situándose cerca del 40% con respecto a músicos y directivos, pero sin conseguir “la anhelada paridad”. Sin embargo, este porcentaje en el ámbito de la dirección muestra un descenso brutal, ya que la estimación de directoras estaría en torno a un testimonial 1%.

En pleno siglo XXI “todavía es noticia en los medios de comunicación que una mujer dirija una formación musical, por lo infrecuente y lo anecdótico”. Y alertan sobre reducir su presencia a las celebraciones del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, “con frecuencia solo se ofrece a las mujeres la posibilidad de dirigir en estos conciertos conmemorativos, ignorándola el resto del año”.

Por ello, desean respeto, normalidad e igualdad en los criterios de selección porque cuando son contratadas “su valía sale a la luz”. Las mujeres tienen el obstáculo de la falta de referentes y visibilidad pero “se preparan a fondo, completan currículos envidiables, tocan puerta tras puerta, sortean opiniones negativas y pruebas”, y aún así sacan fuerzas “para desarrollar su vocación”.

De izquierda a derecha, Pilar Vizcaíno Balsera, directora de Extremadura; Silvia Olivero Anarte, directora de Andalucía: Rita Mínguez García, vocal de la junta directiva de la CESM y de la Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid; Mercedes Femenía Simó, directora de la Comunidad Valenciana; Raquel Sánchez-Pardo Ramiro, directora de Castilla-La Mancha.

En la mesa redonda moderada por Rita Mínguez, vocal de la junta directiva de la CESM y de la Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid, estuvieron cuatro directoras de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Comunidad Valenciana, que expusieron sus experiencias y trayectoria artística al frente de diversas formaciones de España.

Silvia Olivero, directora y compositora malagueña, es también docente, imparte conferencias, cursos y masterclass . Su compromiso es enseñar a pensar y abrir la mente de los educandos, no solo rellenarla. Trata de que sus alumnas rompan con los complejos, “creerse los estereotipos no deja crecer”; y no quiere ser directora de un solo día aunque ello proporciona visibilidad a la mujer. Ha dirigido diversas formaciones y en su trabajo se siente persona pero los obstáculos no dejan de recordarle que es mujer.

Luchar ante la adversidad

Raquel Sánchez-Pardo, directora de la Banda de Música de Brihuega en Guadalajara, habla de la fuerza que hace que la mujer expuesta a situaciones adversas se mantenga en su objetivo, lo tenga presente y luche para conseguirlo. Se enorgullece de que después de 13 años al frente de su banda, ésta se haya convertido en uno de los ejes sobre los que gira la actividad cultural de Brihuega. Su incorporación como directora fue difícil y aquellos que inicialmente no la veían al frente del proyecto son ahora sus principales valedores.

Pilar Vizcaíno, directora de la Joven Orquesta de la Ciudad de Mérida, entre otras formaciones, musicoterapeuta y maestra, ha hecho una apuesta por Extremadura, su tierra, y ante las escasas posibilidades de desarrollar su trabajo se lanzó a la aventura empresarial y a la docencia en la que sus objetivos son utilizar la música como herramienta para fomentar el aprendizaje, la integración y educar en valores. Vizcaíno asegura que «hay que convertir el desierto en un oasis, que florezca la cultura musical”.

Mercedes Femenía, directora del Conservatorio Municipal de Música y de la Escuela Municipal de Música de Pedreguer (Alicante), considera que es la ilusión la que le ha llevado a la música en muy distintas facetas: docencia, cargos directivos, edición de métodos para flauta o trombón y la dirección de diversas agrupaciones desde hace más de 20 años. Ser mujer la ha obligado a un mejor desempeño en las tareas y a tener una mayor formación pero estima que “lo que cuesta conseguir, es más valorado”. Femenía es positiva, “ahora vemos que las cosas están empezando a cambiar”.

Paridad e inclusión Las músicas y directivas llegaron a similares conclusiones en lo que concierne al gobierno de sus asociaciones, consideran que “no se trata de una guerra abierta entre sexos”, y sí de trabajar para “conseguir la paridad”; comprueban que en las escuelas de música hay un incremento en el número de matrículas de niñas y consideran que “la mujer alcanzará la inclusión total cuando la sociedad alcance madurez en este tema”. Asimismo, instan a todas las federaciones, lideradas por hombres o mujeres, a trabajar y obtener resultados óptimos con compromiso e ilusión, coordinación y perseverancia, y cooperación entre sociedades musicales y organismos oficiales.

De izquierda a derecha, Ana Isabel Poleo Mora, secretaria de la Federación Tinerfeña de Bandas de Música; Soraya Sanchis Mogino, vocal de la Junta de Gobierno de la CESM y presidenta de la Unió Musical de Muro (Alicante); Lourdes Gavilà Ana, secretaria general de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana; Ginesa Zamora Saura, presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia.

El Encuentro de mujeres del mundo de la música , organizado por la CESM con la colaboración del INAEM, contó con la presencia de Ginesa Zamora, presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia; Lourdes Gavilà, secretaria general de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV); Ana Isabel Poleo, secretaria de la Federación Tinerfeña de Bandas de Música; estuvo moderado por Soraya Sanchis, vocal de la junta directiva de la CESM y presidenta de la Unió Musical de Muro (Alicante); y Patricia Soriano Vidal, concejal de Política Social, Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Yecla asistió al acto de apertura.

Nueva Ley del INAEM

Pleno Consejo Estatal del INAEM 2019

Vicente Cerdá y Luís Vidal, presidente y secretario de la CESM, asistieron al pleno del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música, el más alto órgano colegiado de asesoramiento y participación del INAEM, en el que José Guirao, ministro de Cultura y Deporte en funciones, anunció que “se está ultimando el borrador para la futura Ley del INAEM”.
El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música plantea la necesidad de hacer una revisión en profundidad del modelo de ayudas vigente, basado en las subvenciones nominativas y las de concurrencia pública, y pondrá en marcha en 2020 una mesa específica de trabajo para realizar un proceso de revisión integral de las ayudas que convoca y otorga con carácter anual.

Cerdá asegura que “esperamos que esta nueva Ley del INAEM sea sensible con nuestro colectivo y sirva para impulsar el proyecto social, educativo y cultural que desarrollan 1.100 sociedades musicales, con 80.000 músicos, 120.000 alumnos de escuelas de música y 1.000.000 de socios; agrupadas en las diversas federaciones autonómicas”. El presidente subraya que “en la actualidad, la financiación que recibe la CESM (9.000 euros) es absolutamente insuficiente y lucharemos por subvertir esta injusta situación”.

Bicentenario de la Primitiva de Llíria

Cerdá también participó, el pasado sábado, en el Ciclo de Conferencias del Bicentenario de la Banda Primitiva de Llíria (1819-2019) en el que abordó los objetivos que persigue la CESM, haciendo especial hincapié en la necesidad de cambiar el marco normativo con propuestas como la reducción del tipo de gravamen del impuesto sobre sociedades aplicable a las asociaciones para que no sea superior al que se aplica a las cooperativas (entre el 10% y el 20%); la puesta en marcha de una Ley de Mecenazgo; y la rebaja del 21% al 10% del IVA para los instrumentos y las representaciones musicales, entre otros asuntos.

De izquierda a derecha, Salvador Oliver, Vicente Cerdá, Mª Dolores Tomás, José Alamá y Jose Luis Pérez, Presidente de la Primitiva de Llíria

En este ciclo también participaron José Alamá, compositor y miembro del consejo asesor para la candidatura Llíria Ciudad Creativa de la Música de la UNESCO, Mª Dolores Tomás, directora del Conservatorio Superior Joaquín Rodrigo de València, y Salvador Oliver, inspector de Educación.

Federaciones en España

Las federaciones de sociedades musicales en España son: Federación de Bandas de Música de Andalucía, Federación Aragonesa de Sociedades Musicales y Escuelas de Música Amateurs, Federación Balear de Bandas de Música y Asociaciones Musicales, Federación Regional Castellano-Manchega de Sociedades de Música, Federación Castellano-Leonesa de Asociaciones Musicales, Bandas y Escuelas Música, Federación Catalana de Sociedades Musicales, Federación Extremeña de Bandas de Música, Federación Gallega de Bandas de Música Populares, Federación Gran Canaria de Bandas de Música, Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid, Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia, Federación Tinerfeña de Bandas de Música, Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, Federación Navarra de Bandas de Música.

DOCUMENTACIÓN
Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM)

https://coessm.org/

Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM)

http://www.culturaydeporte.gob.es/cultura/artesescenicas/portada.html

Change.org (Firmas para la rebaja del IVA a los instrumentos musicales)

https://www.change.org/p/firmas-por-la-música

La Noticia en:

beckmesser.com

levante-emv.com

amecopress.net

mundoclasico.com

radiobanda.com

lasbandasdemusica.com

murcia.com

todalamusica.es

murciaactualidad.com

cartagenaactualidad.com

En el Concierto Extraordinario de Santa Cecilia, celebrado el pasado domingo 1 de diciembre en el Teatro Concha Segura de nuestra ciudad, la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla decidió otorgar, la insignia de oro a dos músicos yeclanos, tras cumplir 75 años en el mundo de la música.

José Cano Medina y Ángel Hernández Castaño son todo un ejemplo a seguir. Si hablamos del presente y de la realidad musical en nuestra ciudad, no cabe duda que es toda una satisfacción contar a día de hoy con una Escuela de Música con más de 800 alumnos y una Banda Sinfónica tan numerosa. Pero esto no nace de la nada, nace del pasado y del buen hacer de muchas personas que amaban y aman la música, y han remado y remado en la misma dirección, transmitiendo valores de generación en generación.

Tanto en la Escuela como en la Banda, siempre intentamos aprender de los más veteranos, de sus experiencias y consejos. ¡Enhorabuena a los dos!

 Un poco más sobre ellos:

ÁNGEL HERNÁNDEZ CASTAÑO.

Nace en Yecla el 9 de mayo de 1935. Desde muy temprana edad siente atracción hacia la música a pesar de que nadie en su familia tenía relación con ella.

Aprende solfeo, Saxofón y Clarinete de manos de, como tantos otros, Pepe Ortuño, el Maestro; con el cual mantendría una gran amistad a lo largo de su vida.

Ángel ingresa de forma voluntaria en el ejército trasladándose a Cartagena donde a lo largo de cuatro años pudo tocar en la Banda del Tercio de Levante y donde aprendió de manos de su superior en la Banda, una gran técnica y destreza en el clarinete, compaginando esta actividad con la de tocar en distintas orquestas de baile para de esta manera, poder ganar algún dinerillo; el cual le vendría fenomenal para comprarse su primera bicicleta decente.

Fue, durante los primeros años de vida de la Banda de la Asociación de Amigos de la Música, clarinete principal y solista, tocando cuando hiciese falta el saxofón tenor o el saxofón alto; Ángel fue siempre el comodín para las necesidades que le demandara el director de turno. Alternó en algunos periodos, su labor musical con la de directivo de la asociación.

También ocupó la plaza de profesor en la Escuela de Música siempre que esta lo necesitó; especialmente en aquellos años en los que él y otros compañeros como Martín Andrés, Miguel Ortuño o Eduardo Menor, sin olvidarnos de sus predecesores Pepe Ortuño y Perico el Flauta,  impartían clases de forma totalmente altruista y desinteresada.

Gracias a ellos se pudo mantener esa precaria escuela hasta el momento en el que aquella y la actual se fusionaron siguiendo Ángel algunos años más como profesor de la misma y hasta el momento de su jubilación.

En la actualidad sigue como clarinetista en la Banda de Música de Yecla aportando a esta, experiencia y carisma. Su humildad y compromiso hacen de él un ejemplo a seguir por las generaciones venideras y no sería justo dejar de mencionar a su esposa Juana Azorín Ruíz puesto que sin su apoyo constante e incondicional, Ángel no hubiese podido ser lo que es.

JOSÉ CANO MEDINA

Nacido en marzo de 1934, es  hijo de Ernesto y Bienvenida y el tercero de sus cinco hijos.

Se inició en la música, como él mismo indica en una entrevista que le hicieron en la revista Diapasón nº 20 de octubre de 2006, por dibujar mal. Su madre quería que se apuntara a alguna actividad, lo que hoy llamaríamos extraescolares, y comenzó con el dibujo junto con su hermano Ángel pero al comprobar que carecía de aptitudes decidió cambiarlo por la música y acompañar a un amigo suyo Miguel Díaz “el Minuto”. Primero empezó con la trompeta pero viendo que no avanzaba le dijeron que probase otro instrumento. Su querido maestro Pepe Ortuño en agosto de 1944 lo llevó a casa de Pedro Marco Azorín, más conocido como “Perico el Flauta” y le dejó un instrumento llamado bombardino que estaba tocando Pedro de forma temporal pues no había nadie que lo supiera tocar. Fue tenerlo en brazos y comenzar a sacar sonidos que no había conseguido con la trompeta, con lo que se enamoró de dicho instrumento y ya no lo dejó hasta 1999, es decir, 55 años después.

Aunque el maestro Ortuño lo estaba preparando para salir en las Fiestas de la Virgen, salió por primera vez en la Banda de Música en noviembre de ese mismo año a la edad de diez años y con motivo de la bajada del Cristo del Santo Sepulcro por una rogativa que se hizo para pedir que lloviese.

Fueron unos años muy felices, en los que la Banda de Música tocaba tanto en Yecla como en pueblos cercanos. Ya en el año 1947 fueron a las fiestas de Elda como queda constancia en una foto en la que aparecen “el minuto”, Antonio Ortega “el Ñoño”, Miguel (el zapatero) y él mismo.

Pero a partir de 1955 hubo un gran bache musical, sólo interrumpido por las actuaciones que realizaban  por medio de la Orquesta PYA o la Orquesta Alcey en aquellas tardes de bailes y junto a su amigo Antonio Peña y algunos más decidieron formar pequeños grupos para tocar con las compañías de comedias, de variedades que venían a actuar a Yecla y necesitaban músicos locales.

Pero será a principios de 1974 cuando junto a Luis Chirlaque Milla, algunos músicos y otras personas amantes de la música decidieron reunirse para sacar del largo letargo en que estaba metido nuestro pueblo respecto a las actividades musicales. Sin apenas ayuda pero llenos de ilusión y con muchas ganas de trabajar se pusieron como objetivo resucitar la antigua Banda de Música de la que Yecla carecía desde finales de los años 50 para luego ir mejorándola y aumentándola. Por falta de actos musicales en nuestro pueblo acudían a todos los conciertos que había en las poblaciones cercanas. Y así fueron a Almansa, Villena, Valencia y Murcia entre otras. Y se dieron cuenta que para poder traer bandas y conciertos a nuestro pueblo debían de constituirse como entidad y así se fundó la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, porque un día un grupo de amigos que les gustaba la música decidieron vivir por y para la música.

Pepe Cano es por tanto miembro fundador de la Asociación e integrante de la gestora que se creó el 17 de octubre de 1974 para iniciar la formación de esta entidad. Tras la presentación de los Estatutos y el reconocimiento oficial como Asociación fueron solicitando actuaciones de orquestas, solistas, ballets, etc. para fomentar la cultura musical en Yecla.

Cuenta Pepe que el dinero para comprar  los  primeros 25 instrumentos lo consiguieron con un préstamo  la presentación de la escritura de su casa y la firma de dos personas más. Y en 1976 se creó la Banda de Música integrada por miembros de la antigua Banda Municipal y nuevos alumnos de la Escuela de la Asociación bajo la dirección de D. José Ortuño, haciendo su presentación oficial en el acto de inauguración de la feria de septiembre de ese año.

Como integrante de la Banda de Música ha participado en todos y cada uno de los actos en los que la Banda ha actuado, desde los conciertos escolares que se realizaron durante los primeros años para difusión de la música y la captación de futuros músicos entre los alumnos de los centros educativos hasta las zarzuelas , conciertos dentro y fuera de Yecla, certámenes, viajes a la ciudad de El Barco de Ávila, Valencia, Murcia, Toledo y los certámenes celebrados fuera de España tanto el de Italia como el de Holanda, eso sí siempre acompañado por su apoyo incondicional,  su mujer Carmen.

Pero Pepe no sólo ha sido y es músico sino que durante 8 años perteneció a la directiva de la Asociación desempeñando el cargo de Tesorero.

A principios del año 2001 Pepe tuvo que retirarse de la Banda por problemas de salud, y guardó el bombardino que durante más de 60 años había tomado entre sus brazos. Pasó unos años duros y tristes al ver que cuando desfilaba su querida Banda él no estaba ahí así que en lugar de quedarse lamentándose en un rincón y en un gesto digno de elogio y ejemplo de perseverancia y amor por la música decidió, una vez que la enfermedad se estabilizó retomar su vida musical cambiando de instrumento y pasando del metal a la cuerda. Y así en las Fiestas de Santa Cecilia del año 2005 y con 71 años cumplidos ingresó de nuevo en la Banda de Música tocando el Violonchelo junto a sus compañeros Pascual y Amadeo, siendo los primeros músicos con instrumentos de cuerda que entraron a formar parte de la Banda.

Pepe, padre de músico y abuelo de futuros músicos, y con 83 años, sigue participando en todo aquello que su edad y sus fuerzas le permiten y que es mucho, colabora fuera del ámbito de la banda pero no de la música, en amenizar las Navidades, junto a un grupo de músicos, a los alumnos del Colegio de la Esperanza y sigue siendo fiel tras más de 60 años a su cita año tras año en la procesión del Silencio del Jueves Santo y en la Soledad del Viernes dando la nota de entrada al entrañable Stabat Mater, eso sí con su querido bombardino.

Es su deseo que el fruto de aquellos ilusionados amigos que un día creyeron que Yecla podía y se merecía el disfrute de la música no se pierda. Y que las generaciones venideras sigan trabajando y disfrutando de una de la más bella de las Artes.

Es seguro y así lo ha hecho constatar Pepe en más de una ocasión que esa utopía que se gestó en la casa de unos de los primeros promotores también, La Zaranda con unos cucos y unos vinos, se visto superada hasta donde los fundadores no podían ni imaginar, y la Asociación es hoy un ejemplo de constancia y tesón y la alegría de muchos.

Como él dice, Pepe tiene tres familias. La suya propia. La familia de los Cursillistas y la familia de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla.

La entidad informó de esta iniciativa en la XXVI Asamblea General Ordinaria que celebró en Yecla (Murcia) donde se aprobó el presupuesto de la entidad para 2020 con el 100% de los votos de los asistentes

Esta acción formativa estará dirigida a directivos que ocupen cargos de responsabilidad o que desarrollen actividades de consultoría, gestión cultural y educativa en estas asociaciones sin ánimo de lucro

El curso, en colaboración con la Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento (ESMAR), se llevará a cabo en 2020 y se desarrollará en formato on-line mediante el acceso a una plataforma virtual

La duración prevista estará en torno a las 120 horas con contenidos como la evolución y situación actual del colectivo, estrategia y gestión del cambio, dirección de las escuelas de música, gestión cultural, marco normativo, gestión de proyectos, liderazgo, marketing, comunicación…

Vicente Cerdá, presidente de la CESM, asegura que “queremos ayudar a mejorar las competencias y empleabilidad de los profesionales y cuadros del movimiento asociativo”

Yecla (Murcia), 6 de diciembre de 2019

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) pondrá en marcha la creación de un curso de experto en gestión de sociedades musicales. La entidad informó de esta iniciativa en la XXVI Asamblea General Ordinaria que celebró en la Escuela de Música de Yecla (Murcia) con la colaboración y el respaldo de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y las concejalías de Cultura, Turismo y Mujer del ayuntamiento de Yecla, los pasados días 30 de noviembre y 1 de diciembre. En ella se abordó la gestión del segundo trimestre y aprobó el presupuesto de la entidad para 2020 con el 100% de los votos de los asistentes.

El curso, en colaboración con la Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento (ESMAR), estará dirigido a directivos que ocupen cargos de responsabilidad o que desarrollen actividades de consultoría, gestión cultural y educativa en estas asociaciones sin ánimo de lucro o en sus entornos societarios. También está pensado para estudiosos, investigadores, profesionales y socios.

Esta acción formativa se llevará a cabo en 2020 y se desarrollará en formato on-line. Los alumnos dispondrán de acceso a una plataforma de formación virtual a través de la cual podrán disponer de todos los materiales didácticos y herramientas formativas; estarán en contacto con el profesorado durante el curso y podrán acceder de forma programada a los foros de debate y a diversas videoconferencias.

La duración prevista estará en torno a las 120 horas y los contenidos que abordará serán la historia, evolución y situación actual del movimiento asociativo, estrategia y gestión del cambio, el proyecto educativo: organización y dirección de las escuelas de música, organización y gestión de la producción y programación cultural, marco normativo, gestión de proyectos, liderazgo e inteligencia emocional, marketing, comunicación…

Textos, debates y videos
El curso contará con recursos didácticos relacionados y vinculados con el temario como textos de consulta, bibliografía y enlaces de interés, casos de estudio, debates, artículos técnicos, videos explicativos, lecciones presenciales, grabaciones y cuestionarios de autoevaluación, entre otros.

Vicente Cerdá, presidente de la CESM, asegura que “queremos ayudar a mejorar las competencias y empleabilidad de los profesionales y cuadros del movimiento asociativo. Cerdá indica que “la Confederación potenciará todas las propuestas que supongan una mejora del proyecto social, educativo y cultural, que desarrollan las sociedades musicales”. Asimismo, ha dado las gracias a la Asociación de Amigos de la Música de Yecla y al Ayuntamiento de Yecla “por su apoyo e inestimable colaboración en la organización de la asamblea”, y a la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia por ser la anfitriona.

Plan de Formación
La Confederación diseñará e implantará un Plan de Formación anual promoviendo la firma de convenios y colaboraciones con entidades relacionadas con la educación musical, gestionará la participación en estudios, proyectos europeos y en acciones de movilidad y de cooperación internacional en diferentes áreas geográficas, con especial interés en Hispanoamérica. Además, asesorará a las diferentes federaciones del Estado español en el ámbito de la formación.

En este plan está previsto incluir actividades formativas, másters específicos sobre dirección musical de agrupaciones de viento, didáctica para las escuelas de música, cursos superiores de gestión de sociedades musicales, así como la redacción de un Informe anual sobre el estado y situación de las sociedades musicales españolas incluyendo recomendaciones de interés para los asociados y la gestión del convenio y las acreditaciones personales del alumnado. Esta iniciativa estará dirigida a  personas, aficionados o profesionales, implicados en las actividades que llevan a cabo en las sociedades musicales: dirección y profesorado de las escuelas de música, directores, músicos, gestores, directivos…

Clausura de la XXVI Asamblea General

Un objetivo de la Junta de Gobierno resultante de las elecciones del 2016, es el reconocer a las personas que han terminado su mandato en la CESM, su aportación con un reconocimiento de la institución.

En esta Asamblea, después de que en las anteriores, por diferentes motivos, no han podido asistir,

se ha hecho entrega a:

Jose Miguel Roig, al no poder asistir, recogió su placa la Presidenta de Aragón, Raquel Palos.

Reconocimiento a José Miguel Roig, Recoge Raquel Palos

Luis Ramos, al no poder asistir, recogió su placa el Presidente de Andalucía, José Almecija.

Reconocimiento a Luis Ramos, Recoge José Almecija

Jose Manuel Martínez, al no poder asistir, recogió su placa la Presidenta de Aragón, Raquel Palos

Reconocimiento a José Manuel Martínez, Recoge Raquel Palos

Charo Sanchez, al no poder asistir, recogió su placa el Presidente de Madrid, Alfredo Panadero.

De momento no hay foto

También se hizo entrega, por parte de Lourdes Gavilá, representante de Valencia, del recordatorio de la XXV Asamblea General, realizada en Potries (Valencia)

Lourdes Gavilá – Raquel Palos

Lourdes Gavilá – Vicente Cerdá – Raquel Palos

El domingo 1 de diciembre, por no poder haber asistido en anteriores asambleas, recogió su placa Alfonso Marquez de la mano del Vice-Presidente 1º Antonio Ortiz.

Alfonso Marquez – Antonio Ortiz

Federaciones en España
Las federaciones de sociedades musicales en España son: Federación de Bandas de Música de Andalucía, Federación Aragonesa de Sociedades Musicales y Escuelas de Música Amateurs, Federación Balear de Bandas de Música y Asociaciones Musicales, Federación Regional Castellano-Manchega de Sociedades de Música, Federación Castellano-Leonesa de Asociaciones Musicales, Bandas y Escuelas Música, Federación Catalana de Sociedades Musicales, Federación Extremeña de Bandas de Música, Federación Gallega de Bandas de Música Populares, Federación Gran Canaria de Bandas de Música, Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid, Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia, Federación Tinerfeña de Bandas de Música, Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, Federación Navarra de Bandas de Música.

DOCUMENTACIÓN

–  Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM)
https://coessm.org/
– Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento (ESMAR)
http://www.esmarmusic.com/
– Asociación de Amigos de la Música de Yecla
https://amigosmusica.com/
– Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia (FBMRM)
http://www.febandasrmurcia.com/
– Change.org (Firmas para la rebaja del IVA a los instrumentos musicales)
https://www.change.org/p/firmas-por-la-música

La Noticia en Medios de Comunicación:

cartagenaactualidad.com

murcia.com

murciaactualidad.com

nuestrasbandasdemusica.com

lasbandasdemusica.com

fsmcv.org

Noticias relacionadas:

amigosmusica.com

fiestas.yecla.es

Fuente: 4 diciembre, 2019 Escrito por diapason

Dentro de la idiosincrasia propia de nuestras fiestas es innegable la importancia que ha tenido en las últimas décadas todo lo relacionado con la cultura dentro de nuestro festejo ampliándose de una manera más que notable esta y con ello ampliando todo el patrimonio existente en torno a nuestras Fiestas Patronales. Este año la A.E. “La Purísima Concepción” ha querido también aportar al patrimonio de nuestras fiestas un nuevo componente más con la creación de un nuevo pasodoble dedicado a las Fiestas de la Virgen.

La creación de este pasodoble surge a través de la idea de los compañeros que componíamos la junta directiva anterior de la A.E. La Purísima Concepción encargando a título personal la creación de un pasodoble dedicado a nuestras fiestas a Juan Calatayud Castelló, músico de la banda de Bocairent (banda que nos acompaña en nuestras fiestas desde hace casi 40 años) y reconocido compositor de música festera; una vez estuvo finalizado este pasodoble a inicios de este año, el mismo fue regalado a la escuadra con el fin de ampliar el patrimonio musical tanto de nuestras fiestas como de nuestra escuadra.

Una vez el pasodoble estuvo finalizado tuvimos que seleccionar un título para el mismo eligiendo como título “El Paseo”, con este título hemos tratado de ponerle el nombre de un acto de nuestras fiestas de gran importancia y antigüedad eligiendo también el título con la idea de que este pasodoble pueda ser tocado por todas las bandas de música que acuden a nuestras fiestas e incluso pueda ser interpretado fuera de nuestro municipio. Este pasodoble está especialmente dedicado, pensado y creado para nuestras fiestas ya que el compositor está tocando en las mismas desde hace más de treinta años plasmando en la partitura de esta obra sus vivencias y recuerdos adquiridos durante tanto tiempo estando pensado especialmente para el desfile de la Ofrenda de Flores pero con una instrumentación que permite que sea tocado en cualquier acto.

En relación al compositor, para nosotros es un auténtico honor contar con una obra de Juan Calatayud dentro de nuestro patrimonio tanto por su ingente y destacada labor en el mundo de la composición como por su dedicación y compromiso durante los años que nos está acompañando. Desde el principio tuvimos muy claro que era la persona ideal para plasmar en la partitura nuestras pretensiones queriendo también que esta composición estuviera ligada a nuestra banda y a Bocairent.

Sobre su trayectoria, Juan Calatayud Castelló nació en Bocairent, inicia los estudios musicales de solfeo con su padre, Antonio Calatayud Vañó y en la Escuela de la Unión Musical pasando, a partir del año 1972, a formar parte de la banda de música con la tuba. Continuó sus estudios musicales en el Conservatorio “José Melchor Gomís” de Ontinyent. Recibió estudios de armonía por parte de Francesc Tortosa y ha realizado un curso de composición con Joan Enric Canet i Todolí, a pesar de que la mayor parte de su formación en este campo es autodidacta.

De entre sus veinte composiciones, integradas por pasodobles, marchas moras, marchas cristianas, una marcha de procesión y un himno, destacan dos segundos premios en los concursos de composición de música festera “Vila de Bocairent” en los años 1993 y 1995. También destaca el pasodoble “Febrer” que forma parte del repertorio de numerosas bandas de música, dentro del ámbito valenciano, estatal e incluso internacional y que ha sido grabado por cinco sellos discográficos diferentes. Especial mención a los pasodobles “9 d´abril” dedicado a su hija y “Tinet” dedicado a su hijo.

En el año 2014, la Asociación de Fiestas de San Blas le ofreció la dirección del “Himne de Bocairent” con motivo de las fiestas de Moros y Cristianos; en el año 2016 le fue concedido el premio “9 d´Octubre” otorgado por el Ayuntamiento de Bocairent y a propuesta del Consell Municipal de Cultura, por su trayectoria musical.

Por otro lado, recordar en este escrito el momento en el que se estrenó este pasodoble siendo interpretado por primera vez el pasado domingo 27 de octubre en el “Concierto de la Purísima” organizado por la Concejalía de Cultura siendo interpretado el mismo por la Banda Sinfónica de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla. Con este estreno los componentes de la A.E. La Purísima Concepción pudimos ver con enorme satisfacción como el pasodoble “El Paseo” ha visto la luz después de tantos meses de espera esperando que sea la primera vez de las muchas en la que se pueda oír esta composición dentro de nuestras fiestas. Antes de finalizar, reiterar nuestro agradecimiento a Juan Calatayud por haber hecho realidad este proyecto y especialmente por la humildad y profesionalidad que nos ha demostrado durante este tiempo.

José Manuel García Pérez.

Fuente: ASOCIACIÓN / 

El pasado fin de semana, la Confederación Española de Sociedades Musicales llevó a cabo, en los locales de la Escuela de Música de Yecla,  su XXVI Asamblea General Ordinaria, junto a la colaboración de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y las Concejalías de Cultura, Turismo y Mujer del Excmo. Ayuntamiento de Yecla.

La jornada del sábado comenzó con las intervenciones de Vicente Cerdá como Presidente de la Confederación, así como la de Francisco Muñoz, Presidente de la Asociación de Amigos de la Música y el Concejal de Cultura de nuestra ciudad.

A continuación se inició y desarrolló con total normalidad, la XXVI Asamblea General Ordinaria de la CESM, con la presencia de Presidentes y directivos de diferentes Federaciones de Bandas de Música de nuestro país. Y tras ella, se celebró el Encuentro de Mujeres Músicos.

Patricia Soriano Vidal, como Concejal de Política Social, Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Yecla, abrió este segundo bloque y posteriormente se llevaron a cabo dos mesas redondas, una titulada Gobernanza y otra titulada Batutas en Femenino.

Por un lado, la Mesa Redonda de Gobernanza, estuvo compuesta por Lourdes Gavilá Ana (Secretaria General de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana), Ginesa Zamora Saura (Presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia), y Ana Isabel Poleo Mora (Secretaria del Presidente Alejandro Poleo López de la Federación Tinerfeña de Bandas de Música), y como moderadora, Soraya Sanchís Mogino (Vocal de la Junta de Gobierno de la CESM y Presidenta de la Unión Musical de Muro (Alicante).

Por otro lado, Rita Mínguez García (Vocal de la Junta de Gobierno de la CESM y Directiva de FRSM de la Comunidad de Madrid) moderó la mesa Redonda «Batutas en femenino», junto a las ponentes: Raquel Sánchez-Pardo Ramiro (Directora de Castilla La Mancha), Mercedes Femenía Simó (Directora de la Comunidad Valenciana), Silvia Olivero Anarte (Directora de Andalucía) y Pilar Vizcaíno Balsera (Directora de Extremadura).

El domingo se celebró la reunión de la Junta de Gobierno de la CESM y al finalizar visitaron la ciudad de Yecla.

En el siguiente vídeo realizado en el Departamento de Comunicación y Prensa de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla pueden revivir algunos momentos de las actividades realizadas el pasado fin de semana:

Junta de Gobierno de la CESM

Asiste:

  • Presidente

    Vicente Cerdá García

  • Vice Presidente 1º

    Antonio Francisco Ortiz Sancho

  • Vice Presidente 2º

    Amadeo Silvestre García Pérez

  • Secretario General

    Luis Vidal Domínguez 

  • Tesorero

    Joan Carles Juliá Cuenca

  • Vocal 1º

    Pedro José García Moreno

  • Vocal 2º

    José Almécija Molina

  • Vocal 3º

    Félix Ruiz González

  • Vocal 4º

    Alfredo Panadero Peral

  • Vocal 5º

    Rita Mínguez García

  • Vocal 6º

    Soraya Sanchis Mogino

Fuente: AAMYecla/ 

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM), va a realizar en los locales de la Escuela de Música de Yecla,  su XXVI Asamblea General Ordinaria, el próximo fin de semana  durante los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, con la colaboración de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y las concejalías de Cultura, Turismo y Mujer del Excmo. Ayuntamiento de Yecla.

Las actividades que se van a realizar durante esta Asamblea son las siguientes:

– Sábado 30 de noviembre de 2019:

En primer lugar, intervendrá el Presidente de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, Francisco Muñoz Castaño, para dar la bienvenida y agradecerá la elección de Yecla, como sede para llevar a cabo este evento.

A las 15:30 H. 1ª Convocatoria, y a las 16:00. H. 2ª Convocatoria. Acto de Apertura, con la asistencia de Vicente Cerdá García, Presidente de la Confederación Española de Sociedades Musicales y Jesús Verdú García, Concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Yecla y Ginesa Zamora Saura, Presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia.

A continuación inició de la XXVI Asamblea General Ordinaria de la CESM.

17:35 H. Acto de Clausura.

17:40 H. Encuentro de Mujeres Músicos

Acto de Apertura con la presencia de Patricia Soriano Vidal, Concejal de Política Social, Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Yecla.

– Mesa Redonda: Gobernanza en las Federaciones

– Mesa Redonda: Batutas en Femenino

– Conclusiones

20:00 H. Acto de Clausura

– Domingo 1 de diciembre:

Reunión de la Junta de Gobierno de la CESM y al finalizar visita a la ciudad de Yecla.

CARTEL-ASAMBLEA-CESM. pdf

Un poco más sobre la Confederación Española de Sociedades Musicales:

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) se constituye en Altea (Alicante) en 1993 como una organización sin ánimo de lucro de carácter civil, con el propósito de coordinar e integrar el movimiento asociativo musical y cultural del Estado Español, representado por sus Sociedades Musicales con sus Escuelas y sus Bandas de Música, entidades que tradicionalmente han contribuido a conservar una parte importante del patrimonio cultural y musical de nuestros pueblos.

Sus asociados son las diversas Federaciones de Sociedades Musicales de España.

Constituye el objetivo de la Confederación Española de Sociedades Musicales el desarrollo del asociacionismo musical en todas sus vertientes, impulsando su crecimiento, diversificación y mejora, tanto en lo que se refiere a la labor formativa desarrollada por sus asociados y los asociados de sus asociados, como a las actividades socio-culturales que desarrollan, todo ello prestando especial atención al crecimiento y normalización de las Escuelas de Música, a la formación musical de los jóvenes, a su educación integral y a su enriquecimiento cultural.

Un conjunto de valores fundamentales dan soporte ético a esta entidad: los valores democráticos y de independencia política en la elección de sus miembros, la transparencia informativa, el fomento de la participación, la solidaridad, el carácter dialogante, la pluralidad ideológica y social. La tolerancia y acercamiento en las posturas son la tónica general de nuestras relaciones internas y con el entorno próximo.

Con todo esto se pretende conseguir la máxima cohesión y unidad de manera que nos permita ser un interlocutor válido ante las Instituciones Públicas y Privadas, con el respeto de la recíproca independencia; entendemos que la relación a mantener con estas Instituciones Públicas y Privadas ha de ser la de colaboración y cooperación mutua.

En la actualidad integran la Confederación Nacional las siguientes Federaciones: Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Gran Canaria, Madrid, Murcia, Navarra, Tenerife y Valencia.

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM), entidad asociativa sin ánimo de lucro formada por las federaciones que representan a las sociedades musicales en cada Comunidad Autónoma, es la única entidad que aglutina y representa a todo el mundo bandístico en España (es miembro del pleno del Consejo Estatal del INAEM en su representación) lo que le confiere el carácter de único interlocutor válido para abordar a nivel nacional todas aquellas cuestiones relacionadas con este enorme colectivo, que agrupa a 1.100 Sociedades Musicales, con más de 60.000 músicos, (amateurs en su mayor parte) 120.000 alumnos de su red de Escuelas de Música y Danza, 1.000.000 socios, que son gestionadas por 10.000 directivos voluntarios, que realizan su labor de forma totalmente altruista y desinteresada, que hacen que varios millones de personas en todo el territorio nacional conocen de cerca este gran colectivo al tener un familiar cercano en una Escuela o Banda de Música.

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) forma parte de:

– Consejo Estatal del INAEM.

– Confederación Internacional de Sociedades Musicales (CISM)

– Unión Europea de Músicos Aficionados.

 

Fuente: blogs.laverdad.es, por Amadeo García Pérez

Hablar de la situación actual de las enseñanzas musicales en nuestro país y de su posible (y necesaria) modificación y actualización, aún de forma resumida, sobrepasaría con creces los límites de espacio que se considerarían razonables para un simple artículo de opinión, por lo que intentaré esbozar algunas situaciones, proponer algunas soluciones, pero sobre todo abrir la puerta a una discusión cada vez más demandada dentro de los ámbitos de la enseñanza musical.

Pero antes de entrar de lleno con el tema de las enseñanzas de música, un pequeño inciso para comentar lo que sucedió con los estudios de Bellas Artes, que por su paralelismo, puede servir para comprender algunas de las propuestas que se formularán posteriormente.

Los centros de enseñanza de dibujo y pintura (originariamente también de escultura y en algunos casos de arquitectura), surgen a finales del siglo XVII y principios del XVIII, bajo la inspiración de la ilustración francesa, y auspiciado por afamados pintores de la época. Así, la Academia de Nobles Artes de Sevilla, fue fundada en 1660 por Murillo, Juan de Valdés y Herrera, aunque fue en la segunda mitad del siglo XVIII cuando se adaptó al modelo establecido por la ya existente Academia de San Fernando de Madrid. Esta última, quizás la más famosa, fue creada en 1752 por el rey Fernando VI.

Las Academias de Bellas Artes se fueron convirtiendo con el tiempo en centros obsoletos y ajenos a los nuevos y renovadores movimientos artísticos, dirigidos siempre por personajes dentro de la más estricta ortodoxia artística. (Recuérdese como anécdota, la expulsión de Salvador Dalí de la Academia de San Fernando).

Y así pasó el tiempo hasta que hubo una demanda por parte de los interesados en regular unos planes de estudios, unos contenidos y la obtención de una titulación universitaria.

La adscripción de las Escuelas de Bellas Artes a la Universidad como Facultades se estableció en la Ley General de Educación de 1970. El cambio no fue sencillo, sobre todo por la resistencia de las antiguas Escuelas, hasta tal punto que el Decreto que ejecutaba lo legislado tardó cinco años en ver la luz. Al final se logró la reorganización de las enseñanzas artísticas con la elaboración de nuevos planes de estudio y la creación de las Facultades de Bellas Artes, cambiándose la titulación de Profesores de Dibujo a la de Licenciado en Bellas Artes. Las primeras Facultades de Bellas Artes, en Madrid y Barcelona, iniciaron su andadura en 1978.

La similitud de la trayectoria de las Escuelas de Bellas Artes y la de los Conservatorios es evidente. Desde la creación de estos últimos a mediados del siglo XIX, la gestión fue asumida por en su momento figuras con cierta relevancia dentro del panorama musical, que impusieron sus particulares metodologías de enseñanza, creando “escuela” entre algunos de sus alumnos, que a su vez siguieron perpetuando estas metodologías (recuérdese por ejemplo los métodos utilizados en la enseñanza de la lectura musical o solfeo, o algunos métodos de técnica instrumental, han perdurado durante décadas sin ningún cambio o actualización).

También ha habido históricamente una resistencia numantina desde los Conservatorios a aceptar injerencias de autoridades tanto políticas como educativas, lo que ha llevado en muchos casos para evitar conflictos en no formular ningún tipo de regulación u ordenación en estos centros.

La situación actual a la que se ha llegado plantea numerosas paradojas.

Una de ellas es que los estudios de los Conservatorios Superiores de Música se consideran estudios superiores, pero no estudios universitarios.

Otra es la gran diferencia que existe entre la situación de los estudios de música en nuestro país comparados con la situación actual de los mismos y su evolución en los últimos años en los países de nuestro entorno. La configuración de estos estudios en la mayoría de los países europeos, su estructuración, diversidad, incorporación de nuevas especialidades (por ejemplo, España es de los pocos países donde no hay titulación oficial para los estudios de música moderna) hacen cada vez más difícil su equiparación con la situación que tenemos aquí.

Pero quizás la mayor paradoja es constatar que en los últimos años sí hay un movimiento renovador entre los profesionales de la enseñanza musical en todos sus niveles, pero que su lucha no va ya contra los sectores más inmovilistas, cada vez más reducido, sino contra el propio sistema educativo, que curiosamente no es que no haya evolucionado, sino que incluso en algunas ocasiones ha sido más restrictivo en la temática de las enseñanzas musicales, como se puede constatar en la última Ley General de Educación.

Y seguimos… Un escollo importante va a ser darle una solución a los Conservatorios Profesionales o de Grado Medio. Es una figura que solo se da en España. Es una enseñanza especializada, que abarca de los 12 a los 18 años (coincide por tanto con la Enseñanza Secundaria Obligatoria), y cuya titulación, aunque oficial, prácticamente carece de valor y además no tiene ni equiparación ni homologación con ningún otro país.

Y el último nivel (o primero, según se mire) en la educación musical están los estudios elementales, tanto en los Conservatorios Elementales como en las Escuelas de Músicas. Estos estudios, están sujetos a la Orden de 1992 en donde se establecía que su función estará dirigidas a la formación de personas aficionadas, con independencia de que tal enseñanza pueda servir para orientarse a los estudios reglados de música, correspondiendo su regulación a la Administración Educativa competente. Estos estudios en ningún caso tendrían reconocimiento mediante titulación oficial.

Curiosamente, en este último caso, y en especial en las Escuelas de Músicas (tanto municipales, privadas, de titularidad de asociaciones musicales, de gestión mixta, etc.) manteniendo el carácter de centros precarios y de iniciación básicos, son los que más han evolucionado, aplicando planes y sistemas de estudios novedosos y rigurosos, incorporación de asignaturas nuevas (instrumentos de música moderna, técnicas pedagógicas modernas, etc.), convenios con entidades educativas europeas, etc.

Como inciso, relataré la experiencia que desde hace unos años se está llevando a cabo en la Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, en donde además de las enseñanzas tradicionales teóricas e instrumentales, también existe como aportaciones nuevas la asignatura de violín según el método Suzuki, la asignatura de musicoterapia, los estudios de música moderna (guitarra eléctrica, bajo eléctrico, piano moderno, armonía moderna…), talleres de composición, de canto, de informática musical, etc. Y además tiene suscritos sendos convenios con instituciones británicas, Royal School en música clásica y Rock School en música moderna, por los que los examinadores de estas academias se desplazan anualmente a Yecla a evaluar a sus alumnos para poder conseguir un certificado que en su máximo nivel puede llegar a ser incluso homologado y convalidado por ejemplo en el Conservatorio de Londres, pero, y otra paradoja, sin ninguna validez oficial en España.

Para finalizar este artículo, algunas sugerencias:

Los estudios superiores de música que se ofrecen en los Conservatorios Superiores, deberían estar adscritos a las distintas universidades y considerarse como estudios universitarios con la titulación equivalente a la licenciatura o grado.

La adscripción de los Conservatorios Superiores de Música a la Universidad, conllevaría, no sólo el reconocimiento de la música como estudios universitarios, sino una serie de innumerables ventajas, como la de actualizar y aumentar la oferta de los estudios de música, e incorporar especialidades como grado en pedagogía musical, grado en dirección, grado en composición, grado en musicología, etc,. Así como, en colaboración con otros departamentos de otras facultades, ofrecer por ejemplo un grado en ingeniería de sonido. Las posibilidades son muchas y variadas, y sería una forma de aumentar la oferta que hasta ahora ha estado reducida a lo que es estrictamente la interpretación.

Otra propuesta necesaria sería el reconocimiento explícito de los estudios de música moderna y la equiparación de estos instrumentos a los tradicionales y su inclusión en los planes de estudios.

En cuanto a los estudios de grado medio, una posible solución sería reconvertir los Conservatorios Profesionales en centros de enseñanza secundaria obligatoria con la especialidad de Bachillerato Musical, a similitud del Bachillerato Artístico. Esta propuesta se ha llevado a cabo de forma experimental en alguna comunidad autónoma.

Igualmente, dentro de la enseñanza secundaria se pueden ofertar módulos formativos de grado medio o superior en aspectos que hasta ahora no se han aprovechado y que pueden suponer una salida real e inmediata al mundo laboral. Como ejemplo, se puede proponer el módulo formativo superior de mantenimiento y reparación de instrumentos musicales. Hasta ahora son trabajos realizados de forma precaria por personas que tienen una cierta habilidad artesanal y que en muchas ocasiones carecen de una base de teoría musical y técnica instrumental que sería fundamental para desarrollar el trabajo de luthier.

En cuanto a las Escuelas de Música, por ser enseñanzas no regladas y no sujetas a prácticamente a ninguna norma, los modelos existentes son prácticamente tantos como escuelas existen. Sería necesario regular algunos aspectos en cuanto al funcionamiento y finalidad de estas escuelas, pero por su complejidad sería necesario un próximo artículo dedicado exclusivamente a este tema.

Por lo demás, no espero con este artículo que se me dé la razón en lo expuesto, sino que se abra un debate sobre el futuro de las enseñanzas musicales en España, porque la necesidad de modificar la situación actual es evidente, y porque por exigencias seguramente de la Comunidad Europea obligarán a un cambio en el que sería bueno tener las cosas claras y no tomar decisiones (por otra parte habitual en nuestro país) precipitadas y de última hora.

Por Amadeo S. García
Directivo de la Federación de Bandas de la Región de Murcia.
Ex-presidente de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla.

Fuente: blogs.laverdad.es, por José Miguel Ibáñez Lax

En primer lugar, quisiera presentarme. Tengo 50 y algunos años; soy administrativo; trabajo en la Escuela de Música de mi Asociación; estoy casado; tengo un niño de 12 años que estudia Tuba; soy músico aficionado en mi Banda de Música desde el año 1976, además de estar ligado a la Asociación de Amigos de la Música de Yecla desde el año 1974, prácticamente toda mi vida.

En el año 1988 tuve mi primer contacto con la Junta Directiva de dicha Asociación, de la que he sido miembro durante varios años. Y desde entonces hasta la actualidad, siempre he escuchado una pregunta muy curiosa ¿Para qué sirve ser socio de una Sociedad musical? Imagino que, en gran medida, esa duda generalizada de la población la hemos creado nosotros mismos al no saber transmitir con claridad para qué sirve apoyar como socio a estas asociaciones culturales.

Las Sociedades musicales son entidades privadas, compuestas por socios, que realizan una actividad cultural sin ánimo de lucro, y que han sido creadas básicamente para fomentar el conocimiento y disfrute de la música.

Los socios, al ingresar en las mismas, se comprometen a abonar una cuota, con la que se ayuda a cubrir en parte los gastos originados por el funcionamiento de la Asociación, y que a su vez son complementados con otros ingresos obtenidos por otros cauces: subvenciones de Organismos Públicos, convenios, actuaciones, conciertos, donativos, patrocinios, etc.

Es verdad que, en la actualidad, en la mayoría de las Asociaciones, la parte que aportan los socios no es la mayor aportación económica obtenida por la entidad, como sucedía en el pasado, aunque toda ayuda es bienvenida para poder sufragar los numerosos gastos que conllevan estas sociedades culturales; pero a veces es mucho más importante para el colectivo de personas que integran y trabajan por la misma, siempre de una forma totalmente altruista, el sentirse arropados por una masa social que los apoye y anime, haciéndoles sentir que su duro esfuerzo del día a día tiene un reconocimiento por parte de nuestros asociados.

No obstante, y volviendo a la pregunta del principio ¿para qué sirve ser socio de una Sociedad musical? Tras todos estos años de experiencia, y en mi humilde opinión, pienso que ser Socio sirve para:

Apoyar a una entidad cultural sin ánimo de lucro, dedicada a fomentar el amor por la música, y que en muchos lugares ha sido y es la única manera de poder acceder a este bello arte.

Ayudar al mantenimiento de sus Escuelas de Música, en las que se suelen matricular personas de cualquier edad, desde niños que inician aquí su formación, llegando muchos de ellos a dar el salto a un Conservatorio donde finalizan con un Título Profesional de Música, así como a personas que simplemente desean formarse de una forma amateur, como afición y disfrute de la misma.

Alentar a las Bandas de Música, y otras agrupaciones, surgidas en el seno de las Sociedades Musicales, colectivos donde un gran número de músicos/as de todas las edades, y esta es otra de las particularidades de estas formaciones, puesto que se funden en ellas varias generaciones que trabajan unidas por un mismo objetivo.

Respaldar las actividades de dichas Bandas, acompañándoles y animándoles, sobre todo cuando participan en algún Festival o Certamen, a nivel Regional, Nacional e incluso Internacional, ejerciendo como grandes Embajadoras de cada uno de nuestros pueblos, Región y País.

Ayudar en la adquisición de instrumentos, trajes, partituras, material, etc.

Asimismo con su contribución, se pueden realizar muchas más actividades culturales: Ciclos de Conciertos, Cursos de Formación y Perfeccionamiento, Conferencias, Edición de libros, Partituras, Grabación de discos compactos, etc.

En definitiva, ser socio de una Sociedad Musical es algo más que pagar una cuota sin saber muchas veces por qué; es sentirse orgulloso de que con ello se apoya la cultura musical de un pueblo, consiguiendo que, a través de sus escuelas, niños, jóvenes y adultos reciban una formación adecuada que a muchos de ellos, con el tiempo, les suele incluso proporcionar una salida profesional; es estar junto a los miembros de la Banda de Música, para que nuestros músicos/as sientan nuestro ánimo cada vez que participan en un desfile, concierto, Festival, Certamen…; es ayudar al desarrollo de todas las actividades enfocadas hacia la Sociedad que, como ya apunté antes, en pequeñas poblaciones muchas veces son las únicas que se realizan; y sobre todo es apoyar a este colectivo de personas, de cualquier condición, sexo y edad, a seguir FOMENTANDO LA MÚSICA EN NUESTRA REGIÓN.