Entradas

La nueva imagen corporativa de la formación está inspirada en el vanguardista alzado de su nueva sede, la Casa de la Música y el Teatro

Arroyo, 21 de junio de 2020

Dinamismo, elegancia e innovación son algunas de las claves que han guiado el largo proceso de creación de una nueva imagen que ve hoy la luz. Tras meses de trabajo y casi veinte años sobre los escenarios, la BSA se reinventa aunando pasado, presente y futuro en una novedosa imagen corporativa perfectamente reconocible y pionera en su ámbito.

El nuevo logotipo, pensado para su desarrollo en formato digital, está compuesto por el nombre de la formación bajo un novedoso acrónimo que ejerce como protagonista de un conjunto cuyo objetivo es transmitir dinamismo y energía.

La limpieza y sobriedad presentes en el diseño y en los tres colores empleados propicia un estilizado y moderno resultado que bebe directamente del vanguardista alzado que caracteriza a la Casa de la Música y el Teatro, nueva sede de la formación. Además, para su implementación en soportes tan diversos como programas de mano, catálogos, cartelería, redes sociales o en formato electrónico, la banda ha querido contar con las #impresiones de más de un centenar de músicos que han pasado por la misma desde los inicios de su andadura.

La Banda Sinfónica de Arroyo da así el paso más importante de un largo proceso de renovación en el que se enmarcan otras acciones como la supresión de los programas de mano en formato físico durante sus conciertos —en los que se facilitará un código QR para consultar el mismo, como la propia formación expuso el pasado 22 de abril, Día Mundial de la Tierra— o el uso de botellas de aluminio personalizadas por parte de todos los músicos, con el objetivo de eliminar el uso de plástico en sus actuaciones.

Una nueva imagen que podrá verse ya en varias de las iniciativas que la formación ha puesto en marcha para los próximos meses, entre las que destacan “Estival”, la primera edición de un festival digital a través del que la banda hará llegar obras de forma semanal a todo el público interesado, directos desde los propios ensayos, o un nuevo proyecto que comprende entrevistas que acercarán la realidad de la sinfónica al público: entrevistas a grandes músicos salidos de la formación, directores invitados, integrantes, compositores, etc.

La Banda Sinfónica de Arroyo pone así también punto y final a un confinamiento que les ha permitido realizar un gran número de actividades que comprenden desde actuaciones en casa hasta la implementación de podcasts, además de iniciativas solidarias que han mostrado el lado más humano de sus músicos. Tras hacer uso de vídeos explicativos y de otras acciones para seguir ensayando online, la sinfónica arroyana volverá a la presencialidad en los próximos días cumpliendo los protocolos y para preparar sus próximos compromisos.

Tras el aplazamiento de los festivales de Benavente y Cullera, dos importantes citas a nivel nacional e internacional en las que la banda tenía previsto participar en los meses de julio y agosto, la formación se prepara para afrontar un año con importantes citas.

A compromisos como los anteriormente citados se suman otras fechas señaladas como el coincierto inaugural de la Casa de la Música y el Teatro, nueva sede de la formación. El moderno edificio, muy próximo a Valladolid y cuyas obras están próximas a la finalización en el entorno del Pisuerga a la altura del municipio, cuenta con escuela de música, salas de ensayo, así como con un moderno auditorio que será la nueva sede de la formación.