El 28 y 29 de septiembre de 2024 en Benifaió (Valencia) e Inscripción hasta el 30 de junio de 2024 a las 23:59h.

El concurso nace como reconocimiento de la Societat Artística Musical de Benifaió a uno de sus más ilustres músicos, en el año en el que se conmemora el centenario de su nacimiento.

Bases y más información en concursocarreres.es
Redes sociales:
Instagram: @concursocarreres
Facebook: Concurso Carreres


Andrés Carreres López
Andrés Carreres nació en Benifaió (Valencia) en 1924. Este año se cumple el centenario de su nacimiento. Se inició en la música en la entonces recién creada Banda de la Sociedad Artístico Musical de su pueblo, de la mano de su padre, Vicente Carreres, clarinetista.

Andrés Carreres

Desde muy joven manifestó su vocación de ser músico, comenzando su andadura como flautista en varias bandas militares a partir de 1944. Su primer maestro fue el flautista valenciano Jesús Campos, de quien siempre hablaba con gran cariño, a la sazón director de la banda del pueblo. Pero Carreres fue ante todo un instrumentista autodidacta: escuchaba incansablemente las grabaciones de los grandes flautistas de los años 1950 y 1960, estudiaba meticulosamente sus soluciones técnicas, su sonoridad, su emisión y afinación y las incorporaba a su estilo personal.


Fue en esos años cuando dejó la Banda de la Casa Militar del Jefe del Estado y se interesó por la música que hoy llamamos “pop” y el jazz, recorriendo varios países de Europa y Asia, una faceta que nunca abandonó, interviniendo hasta su jubilación en las grabaciones discográficas de los grandes intérpretes españoles del género.


En 1965 obtuvo la plaza de interino en la Orquesta Nacional de España, plaza que consolidó poco después por oposición. Fue flauta solista de la ONE durante una veintena de años, hasta 1989. Esa larga etapa fue la de plenitud del artista. La actividad en la ONE la alternó con recitales acompañado de clavecín y piano en muchos escenarios españoles; fue la época de la creación del Quinteto Cardinal junto con cuatro compañeros y amigos de la ONE, todos valencianos, de celebrado recuerdo.


El mundo de la flauta era su pasión. Fue uno de los creadores de la Asociación de Flautistas de Madrid y su primer presidente, que poco después se convertiría en la Asociación de Flautistas Españoles. También intervino activamente en la formación de la Gran Banda Sinfónica de Músicos Valencianos de Madrid (la Superbanda) cuyos registros sonoros son un verdadero tesoro. Pero sobre todo fue un gran maestro, exigente, eso sí, de cuya capacidad docente se benefició toda una generación de flautistas que han ocupado u ocupan plazas de responsabilidad en conservatorios y orquestas españolas.