Confederación Española de Sociedades Musicales

Entradas

Desde el departamento de Dirección de Banda Emusvall abre el período de inscripción para el Ciclo de conferencias online que ofrecerá el profesor y director José Rafael Pascual Vilaplana.
 
Este ciclo constará de tres conferencias que empezarán a partir del 18 de noviembre donde se trataran diferentes temas de la dirección de banda.
 
Primera conferencia:
“Aproximación a la historia del repertorio original para banda”
Miércoles 18 de noviembre de 2020 a las 20.00 h.
 
Segunda conferencia:
“Análisis de una partitura: recursos de interpretación y didáctica”
Miércoles 10 de febrero de 2021 a las 20.00 h.
 
Tercera conferencia:
“Didáctica de programación y de ensayo”
Miércoles 5 de mayo de 2021 a las 20.00 h.
 
Pueden consultar toda la información e inscribirse en www.emusvall.es
 

Desde la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, queremos colaborar en la campaña de apoyo al maestro venezolano Jesús Ignacio Pérez Perazzo.

Debido a su estado actual de salud después de haber sufrido un infarto, necesita  apoyo de todo aquel que lo quiera realizar, sobre todo del mundo de las bandas de música, a las que tanto ha aportado a lo largo de su trayectoria profesional.

Por By Cecilia, 13 octubre, 2020

Jesús Ignacio Pérez Perazzo es un destacado y reconocido músico, tanto en Venezuela como en el resto del mundo, por su importante aporte al patrimonio artístico, cultural y musical de su país.

Fue uno de los referentes de la movida musical de los años 60. Miembro fundador del Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela. Director musical durante más de una década de la Banda Marcial Caracas, y más recientemente fundador de la Banda Sinfónica Simón Bolívar, colaborando además como formador de los alumnos del Conservatorio Simón Bolívar.

Es socio de Honor de la Asociación Nacional de Directores de Banda de España; y de hecho, estuvo en la Escuela de Música de nuestra Asociación en el año 2016, donde impartió la conferencia “El Sistema”, además de participar junto a Carlos Diéguez Beltrán, en la presentación del primer método iberoamericano para bandas juveniles, editado por la Asociación Nacional de Directores de Banda de nuestro país.

Desde la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, deseamos al maestro Jesús Ignacio Pérez Perazzo una pronta recuperación.

A continuación les dejamos el enlace para todo aquel que esté interesado en ayudar. Gracias.

https://www.gofundme.com/…/help-perezperazzo-with-his…

El concierto “Sona Bit-thoven” se celebrará el domingo 18 de octubre bajo el mural dedicado al genio de Bonn por Robert Amoraga en el Centro Cultural de Picanya

La actividad forma parte de la iniciativa “Benestar en la cultura a Picanya» impulsada por el Ayuntamiento

Picanya (Valencia), 13 de octubre de 2020.

El próximo domingo 18 de octubre la localidad de Picanya (Valencia) se unirá a la celebración del 250 aniversario del nacimiento de Beethoven con el concierto “Sona Bit-thoven”, un proyecto de la Societat Filharmònica de Picanya con dirección artística del pianista Antonio Galera y que cuenta con la colaboración de la compositora local Laura Beele.

El concierto, del que se realizarán dos pases en horario de mañana y tarde, forma parte de la iniciativa «Benestar en la cultura a Picanya», una programación nueva con la que el consistorio quiere que la cultura vuelva a las calles tras meses de incertidumbre e inseguridad.

En este sentido, “Sona Bit-thoven” tendrá lugar al aire libre y además en una ubicación muy especial: bajo el mural realizado por el diseñador gráfico picanyero Robert Amoraga, como parte de la reforma y adecuación del Centro Cultural de Picanya, que pone en valor la parte posterior del contenedor cultural más importante de la ciudad.

Jugando con la figura emblemática del compositor y con la técnica del “píxel-art” como símbolo de la evolución de la música en estos 250 años y de la transición de lo analógico al mundo digital, Robert ha creado un nuevo espacio que ha sido fuente de inspiración para Antonio Galera, su director artístico.

En este marco, Galera interpretará al piano sonatas de Beethoven en su formato tradicional intercaladas con piezas electroacústicas a cargo de la joven compositora, pianista y directora picanyera Laura Blasco, especializada en la composición de bandas sonoras para cine, televisión y videojuegos.

El objetivo es el de aunar música clásica y nueva creación sonora y crear un ambiente de esperanza ante la cultura entre el público que asista al concierto atraído tanto por la música del genio de Bonn como por la curiosidad ante nuevas músicas pero, sobre todo, por las ganas de volver a escuchar música en vivo y en directo.

Para Antonio Galera, actuar en Picanya en estos momentos significa “poder recuperar el compromiso que tenemos con nuestro pueblo desde hace casi una década para ofrecer música en directo, y que la pandemia había frenado”. Además “es muy gratificante para mí compartir escenario con una joven compositora local con un gran futuro por delante”.

Por su parte, Laura Beele se muestra ilusionada ante la posibilidad de “poder volver a los escenarios de una forma tan especial como es homenajeando a mi compositor favorito en un año tan extraño y poder hacerlo junto a Antonio, quien ha sido mi mentor durante mucho tiempo y a quien admiro muchísimo”.

Este proyecto supone también la vuelta a la actividad de la Societat Filharmònica de Picanya que se vio obligada a cancelar la tercera edición del Festival dels Horts, prevista para el mes de junio, así como la Temporada de Conciertos.

Reserva de entradas y medidas de seguridad

Las actividades son gratuitas y con aforo limitado. La asistencia requiere inscripción previa que puede tramitarse a través de la página web del Ayuntamiento de Picanya.

Para el desarrollo del evento, desde el Ayuntamiento se han contemplado todas las medidas de seguridad que se estipulan para la realización de actos al aire libre: distancia de seguridad entre el público asistente, mascarillas obligatorias y uso de gel desinfectante al acceso al espacio de la actividad.

http://www.picanya.org/informacio/l-agenda/i/15810/212/sona-bit-thoven

El prestigioso Concurso Internacional de Piano «Ciudad de Vigo», que cuenta cada año con jurados de renombre mundial, se celebrará por primera vez vía online (debido a la pandemia), y será retransmitido en streaming en la página de facebook del concurso para todo el planeta.
Se llevará a cabo del 15 al 19 de octubre del 2020, con un concierto inaugural el día 14.
El jurado que conformará dicha edición estará formado por los pianistas Nelson Freire (presidente del jurado), Martha Argerich, Tamás Vásáry, Pablo Galdo y Sergio Tiempo. Será la primera vez que todos ellos sean jurados en un concurso online, y se juntarán todos ellos en un lugar común, con el fin de evaluar a los candidatos.
La primera ronda del concurso será los días 15, 16 y 17 en horario de mañana y tarde, y además de las deliberaciones del jurado, habrá una votación pública, en la que el participante más votado de cada día pasará a la semifinal, que se llevara a cabo el día 18, también en horario de mañana y tarde. La gran final tendrá lugar el día 19 a las 17.00.
La presente edición ha contado con la preinscripción de casi participantes de 49 paises, cifra solo superada por la edición anterior del mismo concurso (381 participantes de 53 paises). De entre ellos, finalmente han sido sido seleccionados 70 candidatos.
Esta edición online el concurso seguirá contando con la colaboración del ayuntamiento de Vigo, la Xunta de Galicia, Dos Acordes o AIE, entre otros, así como diversas sociedades de conciertos de España y el extranjero, en las cuales el ganador ofrecerá una gira de conciertos.
Más información en la página web: www.concursopianovigo.com

Concurso de composición coral

[English version below]

Abierto a compositores de cualquier país, edad y estilo, convocamos el  Concurso Internacional de Composición Coral «Carmina Nova». Al mismo podrán presentarse obras para coro mixto “a capella”, para un mínimo de 4 voces (SATB) y un máximo de 8 voces (SSAATTBB), y una duración de entre cuatro y seis minutos aproximadamente, utilizando total o parcialmente uno de entre los cuatro textos propuestos en las bases.

La mejor obra del concurso será premiada con su estreno absoluto por parte de la Coral Cármina Nova y con la publicación de la obra. Asimismo, se distinguirá aquella obra que haya obtenido la mejor puntuación de entre los compositores menores de 35 años.

La fecha límite para la presentación de las obras es el 31 de enero de 2021.

Las bases del concurso y el formulario de inscripción están disponibles aquí.

El jurado estará compuesto por Dan Forrest (EE.UU.), Lorenzo Ramos (España), Diana Pérez Custodio (España), Matteo Magistrali (Italia) y Michele Paccagnella (Italia). Las biografías de los miembros del jurado pueden consultarse aquí.

Bases Completas

Cartel del Concurso

 

Open to composers of any country, age and style, we present the 2nd International Choral Composition Competition «Carmina Nova». Compositions for mixed choir “a capella” may be presented, for a minimum of 4 voices (SATB) and a maximum of 8 voices (SSAATTBB), and a duration of approximately 4 to 6 minutes. Composers must use, totally or partially, one text among the four suggested in the competition rules.

The best work of the contest will be awarded with its absolute premiere by the Coral Cármina Nova, and with the publication of the work. Likewise, the work that has obtained the best score among the composers under 35 years of age will be distinguished.

The deadline for submission of works is January 31, 2021.

The competition rules and registration form are available here.

The jury will be constituted by Dan Forrest (USA), Lorenzo Ramos (Spain), Diana Pérez Custodio (Spain), Matteo Magistrali (Italy) and Michele Paccagnella (Italy). The biographies of the members of the jury are available here.

Toda la información: https://www.coralcarminanova.com/concursodecomposicion/

Impulsado por Bankia, el Institut Valencià de Cultura y la FSMCV, mantiene el apoyo a proyectos programados para este año e impulsa nuevas iniciativas para adaptarse a situación derivada de la pandemia

Entre las novedades de este año destaca la campaña ‘Música a la Llum – Conciertos en la Casa de la Música’, un ciclo de 15 conciertos de grupos de pequeño formato que se celebra en la Alquería Julià

Valencia, 08/10/2020.

El proyecto ‘Bankia Escolta Valencia’, dirigido a promocionar y apoyar la música en la Comunidad Valenciana y al movimiento asociativo musical, continuará apoyando los proyectos programados para este año a pesar de las dificultades que presenta la situación de emergencia sanitaria provocada por el Covid-19. Para ello, se adaptarán a la nueva normalidad los proyectos programados para esta edición y se proponen nuevas iniciativas que permitan cumplir con las recomendaciones sanitarias para este tipo de actividades culturales.

Una de las principales novedades de este año es la creación de la campaña ‘Música a la Llum – Conciertos en la Casa de la Música’. Este nuevo proyecto consta de un ciclo de 15 conciertos de grupos de pequeño formato (grupos de cámara, big bands, entre otros) pertenecientes a sociedades musicales federadas. Cada concierto estará dotado con 1.000 euros para cada sociedad musical participante y se celebrarán en la Casa de la Música – Alquería Julià, nueva sede de la Federación de Sociedades musicales de la Comunidad Valenciana cedida por Bankia.

Este nuevo proyecto tiene como finalidad estimular las formaciones de cámara de las sociedades musicales, dotar de una programación cultural estable a la ‘Casa de la Música-Alquería Julià’, abrir esta nueva sede de la FSMCV a todas las sociedades musicales, así como recuperar el patrimonio musical valenciano, ente otros.

También enmarcado en el programa ‘Bankia Escolta Valencia’, el ‘III Ciclo de Conciertos Bankia de Orquestas de las Sociedades Musicales’ continuará fomentando el tejido orquestal de estas entidades y acercando este tipo de repertorios a los municipios de la Comunidad Valenciana, impulsando así su promoción cultural y turística. En los próximos días, la FSMCV pondrá a disposición de sus sociedades musicales las bases para la participación en esta campaña, cuyos conciertos podrán realizarse entre el 1 de noviembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

Las sociedades musicales participantes recibirán por ello una ayuda económica de 1.500 euros cada una. Por primera vez, y con el objetivo de asegurar el cumplimiento de las medidas de seguridad y sanitarias establecidas, se podrá participar a través de la modalidad online, realizando un concierto en streaming.

Por su parte, el ‘III Festival Bankia de Orquestas de la Comunidad Valenciana’ está previsto que se celebre el 5 de diciembre en el Teatro de la Unión Musical de Llíria, con la participación de tres orquestas: Orquesta de la Sociedad Musical de Alzira, Joven Orquesta Unión Musical de Benaguasil y Orquesta Sinfónica Unión Musical de Llíria.

“De nuevo queremos reafirmar nuestro compromiso con ‘Bankia escolta València’ en un momento en el que es fundamental respaldar la importante labor de las sociedades musicales, así como los valores que transmite nuestra música como eje vertebrador de nuestras tres provincias y, también, como aliento en estos tiempos difíciles”, ha asegurado el director corporativo de la Territorial de Bankia en Valencia y Castellón, Jaime Casas.

“El programa ‘Bankia Escolta Valencia’ supone un respaldo vital para nuestro colectivo, gracias al cual hemos conseguido impulsar proyectos de enorme impacto en nuestras sociedades musicales y, especialmente, en el tejido orquestal de la Comunidad Valenciana. Ahora, adaptándonos a esta nueva normalidad, demostramos nuevamente la capacidad de adaptación de las sociedades musicales y nuestra apuesta firme por este tipo de proyectos culturales, tan necesarios en estos momentos”, ha explicado la presidenta de la FSMCV, Daniela González.

La directora adjunta de Música i Cultura Popular de l’Institut Valencià de Cultura, Marga Landete, ha explicado que: «en este contexto de pandemia, desde el IVC hemos tenido muy claro desde el primer momento que queríamos conservar y continuar con nuestra actividad dentro de la máxima normalidad posible y así ha sido también en este proyecto que hacemos en colaboración con la FSMCV y Bankia. Hemos tenido que hacer adaptaciones, pero lo importante es que continua la actividad y queremos seguir fomentando y dando apoyo a la práctica de la música orquestal dentro de las sociedades musicales valencianas”.

Sobre la FSMCV

La FSMCV aglutina actualmente a 557 sociedades musicales, con sus respectivas escuelas de música, que agrupan a 50.000 músicos y 60.000 educandos que forman parte de este entorno asociativo y que disponen en sus estructuras de recursos humanos, artísticos y materiales que la FSMCV pretende potenciar y difundir, como muestra del rico patrimonio musical que atesora nuestro territorio, derivado de un movimiento asociativo considerado único en el mundo.

Cuando me propusieron escribir un artículo en esta revista, me surgieron al principio muchas dudas sobre qué debía escribir y contar acerca de mi relación con la música: mi vida profesional, la educación musical en España…

8 octubre, 2020 Escrito por diapason

Al final tras darle muchas vueltas, he decidido escribir sobre las bandas de música amateur, es decir, las formadas por músicos que no son profesionales de la música y que se apuntan a la banda como un hobby. En concreto sobre los problemas y gratificaciones que generan este tipo de bandas, que es donde yo desarrollo mi actividad profesional.

Desde hace 25 años soy director y fundador de la Banda de Sotillo de la Adrada, y desde hace 18 de la Banda de Casillas. Estamos situados en el Valle del Tiétar, en el Sur de la provincia de Ávila, en la Sierra de Gredos. Estas dos bandas empezaron totalmente de cero en ambos pueblos, nunca antes hubo ninguna banda local. Hasta ese momento, los respectivos ayuntamientos contrataban otras bandas de los alrededores para los días de fiesta.

Empezamos con nuestras clases de lenguaje musical e instrumento, y poco a poco fuimos ampliando conocimientos, empezando nuestros ensayos con mucha ilusión y trabajo, con mucho apoyo por parte del Ayuntamiento. Pronto empezamos a actuar en las Fiestas Patronales, conciertos… Como era algo totalmente nuevo en los dos pueblos, todo el mundo tenía mucha ilusión por las Bandas y pusimos todo el empeño del mundo para llevarlo a cabo.

A lo largo de estos 25 años han ido surgiendo pequeños y grandes problemas, que entre todos intentamos ir solucionando poco a poco, aunque he de decir que algunos son difíciles de erradicar.

A pesar de que las escuelas de música están llenas de alumnos, una parte son niños que van obligados por sus padres al considerar la música una habilidad beneficiosa (que lo es), y a los que realmente les interesa tienen otras muchas actividades extraescolares que les quitan tiempo de dedicación. Esto convierte las clases de música en lugar de estudio para unos y en guarderías para otros, sabiendo que el tiempo que están en clase es el único que dedican al lenguaje musical y al instrumento. Por lo tanto, en cuanto las cosas se complican, no pueden seguir el ritmo y abandonan.  Otros pasarán a formar parte de la banda y una vez en ella,  será difícil para algunos mantener el ritmo. Esto hace que surja una diferencia muy grande entre el nivel de unos músicos y otros, que genera más problemas a la hora de elegir un repertorio que se adapte a las características de todos. Aunque con trabajo y tesón vamos consiguiéndolo.

También puedo apreciar al elegir la selección musical en una “banda joven” el desconocimiento del repertorio, que sí tienen otros lugares en los que existen bandas centenarias. Es difícil que el público valore obras que desconoce, más allá de pasodobles y jotas. Después de todas las horas de trabajo que conlleva adaptar el repertorio al nivel y gusto de los músicos y todo el tiempo de los ensayos, hay que lidiar con comentarios del tipo: “¡muy bonito, pero donde esté La Campanera!”. Pero poco a poco, vamos inculcando una cultura musical de banda en nuestros pueblos.

Otra traba, es que una vez que los alumnos están dentro de la banda; muchos no se dan cuenta de que pertenecen a un grupo, y que su estudio o su comportamiento en ensayos y actuaciones no solo repercute en ellos, sino en toda la banda. Hay algunos que lo consideran directamente un hobby que solo practican si se aburren en casa. Otros pasan de ir a ensayar, pero luego están deseando salir a tocar y ponerse el uniforme para divertirse.

Pero lo que más me apena es cuando hay alumnos con buen nivel que funcionan bien dentro de la banda y se tienen que ir a estudiar a Ávila o Madrid, no pudiendo compaginar las dos cosas a la vez. Poco a poco la banda se va quedando con los niños nuevos que empiezan y con los músicos más mayores, con los problemas típicos de la edad: vista cansada, falta de audición, aprendizaje más lento… Esto se intenta suplir con un enorme trabajo y esfuerzo por parte de todos, aunque las risas en los ensayos están aseguradas.

Igualmente, respecto a los problemas ocasionados por el propio comportamiento de los músicos tenemos dos vertientes: los que solo quieren tocar los conciertos y se quejan cada vez que hay una procesión o un pasacalles; y aquellos músicos todoterreno, a los que les da igual lo que tengan que interpretar, y lo que quieren es ir a tocar y pasárselo lo mejor posible, cosa que consiguen al salir predispuestos para eso.

También contribuye a este comportamiento el saturar a la gente con multitud de actuaciones, que también influye en que los alumnos de la escuela quieran llegar a formar parte de la banda. Y son muchos los que eligen otro instrumento que no conlleve la obligación de salir con la banda. Seamos sinceros, a todos nos gusta más tocar un concierto en un auditorio, y recibir los aplausos del público, que no una diana pasando frío por las calles después de haber madrugado, o muchas veces sin haber dormido. Aunque luego suplimos el esfuerzo con un buen desayuno.

Respecto a las instituciones, en muchos casos hemos pasado de recibir una remuneración económica para comprar uniformes o el mantenimiento de los instrumentos a actuar de forma gratuita, única y exclusivamente para que los músicos se motiven y puedan salir fuera del municipio a pesar de tener que pagarnos incluso el autobús para poder tocar en otros lugares. El apoyo de las autoridades es imprescindible para el buen funcionamiento de la banda en todos sus aspectos, tanto económicos como morales.

Pero no todo es negativo. Es gratificante ver la evolución de los alumnos en las clases, pasando de preguntarse: “¿pero cómo va a sonar esto? ¡Si no da ni dos notas seguidas!”, a ver su progresión y cómo gracias al esfuerzo van solucionándose los problemas. A veces hasta demasiado bien lo hacen cuando ves su agenda de actividades extraescolares: música, inglés, fútbol, catequesis, informática… Sin el tiempo necesario y el esfuerzo del alumno es muy difícil llegar a desarrollar estas habilidades.

Aunque al final lo consiguen, y la banda termina tocando y recibiendo los aplausos del público, que es para lo que nos hicimos músicos. Y yendo de fiesta en fiesta, que es como mejor nos lo pasamos. Además de hacer grandes amigos que no solo son compañeros de banda, sino en muchos casos de la vida.

Si he aprendido algo en estos 25 años en los que por mis bandas han pasado multitud de alumnos de todas las edades, condiciones y características, es que la música amansa a las fieras. Y que muchas veces la ilusión y el esfuerzo tienen su recompensa. Aunque hay que ser realistas, tampoco tratamos de ser una banda profesional, y lo que tenemos es lo que suena.

Todo eso hubiese quedado así, si el maldito Coronavirus no hubiese aparecido de repente y hubiese puesto en jaque a todo el mundo, y por ende a todas las bandas y escuelas de música, que han sido de las más perjudicadas en esta terrible crisis. No solo se han quedado sin clases, ensayos y actuaciones, sino que a muchas se les ha quitado la poca subvención que ya tenían. Las que por suerte han podido seguir manteniéndose hasta hoy, han tenido que reinventarse. Tanto con las clases online a pesar de la dificultad, como grabando vídeos para que los músicos no pierdan el contacto y el público no se olvide de ellas. Espero que surta efecto y no seamos las grandes olvidadas.

Eso es lo que hay y así se lo he contado, me podía extender más, pero creo que con esto es suficiente.

Agradecer todo vuestro apoyo a mis amigos yeclanos.

¡Vivan la música y las bandas!

Miguel Ángel Santayana.

Ofrecerán cuatro conciertos en los barrios de Orriols, Tendetes, la Carrasca y Torrefiel 

En esta quinta temporada participan 24 formaciones de la Coordinadora de Sociedades Musicales de la ciudad de Valencia (Cosomuval)

Valencia, 8 de octubre de 2020.

La campaña Cultura als Barris que organiza el Ayuntamiento de Valencia y en la que participan 24 agrupaciones pertenecientes a la Coordinadora de Sociedades Musicales Federadas de la ciudad de Valencia (Cosomuval), incluye en su programación de este fin de semana cuatro conciertos de música de banda: tres el sábado y uno el domingo.

El Centro Instructivo Musical de Torrefiel actuará el sábado a las 18 horas en el barrio de Orriols. Una hora más tarde, a las 19 h, la música sonará en los barrios de Tendetes y la Carrasca, a cargo de las bandas de la Agrupación Musical Benicalap y el Centro Instructivo Musical de Benimaclet, respectivamente.

Ya el domingo 11, la Agrupació Musical de Massarrojos ofrecerá un concierto a las 18 horas en Torrefiel.El presidente de Cosomuval, Miguel Hernández, agradece “la apuesta del consistorio por seguir apoyando la cultura en tiempo de crisis, y posibilitar así que el público vuelva a disfrutar de la actividad de las sociedades musicales, unas entidades fundamentales en el tejido cultural de nuestra ciudad que se han visto gravemente afectadas por la crisis sanitaria”.

Para la realización tanto de los conciertos como del resto de actividades de la campaña se han contemplado todas las medidas de seguridad que se estipulan para la realización de actos al aire libre: distancia de seguridad entre el público asistente, mascarillas obligatorias y uso de gel desinfectante al acceso en el espacio de la actividad.

El resto de bandas que actuarán próximamente en Cultura als barris son la SIOAM de Benimàmet, CIM Castellar-Oliveral, Societat Unió Musical de Tres Forques, Agrupación Musical San José de Pignatelli, Sociedad Musical Unión de Pescadores, Agrupación Musical San Isidro, SIM El Palmar, Agrupación Musical Patraix, Agrupación Musical Gayano Lluch, CIM Tendetes, A. C. Falla Jerónima Galés-Litógrafo Pascual Abad y Sociedad Musical Orriols.

Los barrios de Cruz Cubierta, Malilla, Vara de Quart, Ayora, La Malvarrosa, Patraix, Soternes, Sant Pau, Campanar, Benicalap, Nazaret y Trinidad son el resto de enclaves de los conciertos de música de banda.

Además de los conciertos, Cultura als barris incluye otras propuestas como poesía, monólogos de humor, talleres de manualidades, juegos populares, teatro infantil, magia, cine, cuenta cuentos, circo, ópera, etc que llegarán a un total de 24 barrios.

AGENDA CONCIERTOS CULTURA ALS BARRIS

26 de septiembre. 19:30h. CMD Natzaret. La luz.

26 de septiembre. 19:30h. Sociedad Musical Barrio de Mallilla. La Raïosa.

27 de septiembre. 12:30h. Banda de Música de Campanar. Arrancapins.

27 de septiembre. 18:30h. Ateneo Musical del Puerto. Nuevo moles.

27 de septiembre. 18:30h. Unió Musical l’Horta de Sant Marcel·lí. Sant Marcel·lí.

3 de octubre. 18:30h. Agrupación Musical Carrera Fuente San Luis. Monteolivete.

3 de octubre. 19h. Agrupació Musical Santa Cecilia del Grao. La creu del Grao.

4 de octubre. 12:30h. Sociedad Musical Poblados Marítimos. El Cabanyal.

10 de octubre. 18h. CIM Torrefiel. Els Orriols.

10 de octubre. 19h. Agrupación Musical Benicalap. Les Tendetes.

10 de octubre. 19h. CIM Benimaclet. La carrasca.

11 de octubre. 18h. Agrupació Musical de Massarrojos. Torrefiel.

18 de octubre. 12:30h. SIOAM Benimàmet. La cruz cubierta.

18 de octubre. 12:30h. CIM Castellar-Oliveral. Malilla.

24 de octubre. 17:30h. Sociedad Musical La Unión de Tres Forques. Vara de Quart-Tres Forques.

25 de octubre. 12h. Agrupació Musical San José de Pignatelli. Aïora.

25 de octubre. 12h. Unión de Pescadores. Malvarrosa.

25 de octubre. 12:30h. Agrupación Musical San Isidro. Patraix.

31 de octubre. 12h. SIM El Palmar. Soternes.

31 de octubre. 12:30h. Agrupación Musical Patraix. Sant Pau.

31 de octubre. 17:30h. Agrupación Musical Gayamo Lluch. Campanar.

8 de noviembre. 12h. CIM Tendetes. Benicalap.

15 de noviembre. 12:30h. Asociación Cultural Falla Jerónima Galés-Litógrafo Pascual Abad. Natzaret.

21 de noviembre. 12:30h. Societat Musical Els orriols. Trinitat.

La Asociación Socio-Cultural «El Olmo» de San Antonio, con la colaboración del Ayuntamiento de Requena, la Alcaldía de San Antonio y la SM La Armónica de San Antonio, convocan este concurso

La Asociación Sociocultural ‘El Olmo’ de San Antonio de Requena convoca el I Concurso Internacional de Composición Musical de Pasodobles dotado con los siguientes premios:
1º premio: 1.200 EUROS y diploma
2º premio: 500 EUROS y diploma
3er. premio: diploma
Accésit de los músicos de la S. M. ‘La Armónica’: 300 EUROS y diploma

Podrán participar compositores de cualquier nacionalidad y presentar los trabajos que deseen.

La forma de la obra a presentar será la de PASODOBLE en cualquiera de sus modalidades y con arreglo a la plantilla para banda de música que se detalla en el anexo I. 

El plazo de recepción de las obras finalizará el 31 de enero de 2021. En caso de entregarse por correo ordinario se tendrá en cuenta el día de entrega en la oficina de Correos correspondiente.

BASES COMPLETAS

Cartel del Concurso

Artículo por: Pedro Rodríguez Navarro

No hay un acuerdo científico sobre las causas de la extinción de los dinosaurios. Pero la mayor parte de expertos ve plausible la hipótesis del impacto del meteorito. A nosotros no nos ha caído un meteorito, pero si una pandemia global.

No voy a contaros nada nuevo sobre el SARS-CoV-2, bastante información y desinformación hay sobre el tema. Mi intención es compartir algunos pensamientos con vosotros.

Antes de la pandemia ya estábamos viviendo cambios sociales a un ritmo muy acelerado. Los que queríamos permanecer actualizados teníamos la necesidad de adaptarnos a todo lo que estaba sucediendo. Globalización, movilidad, tecnología y comunicaciones, startups… Cada cambio venía para quedarse y quedarse anclado en el pasado era un síntoma negativo, se percibía como algo parecido a quedarse rezagado. El conservadurismo más recalcitrante cada vez ha estado peor visto en nuestra sociedad o al menos estaba lleno de connotaciones negativas.

La pandemia está acelerando mucho más estos cambios, lo que se esperaba para los próximos diez años están sucediendo en diez meses. A principios de marzo, con el confinamiento, fui de los muchos que pensamos que esto sería un bache, un accidente, un mal sueño de una noche de primavera, un mes de abril perdido… Las noticias sobre las vacunas o el éxito en doblegar la primera curva invitaban a pensar en esa dirección. Pero a día de hoy,

¿ALGUIEN PIENSA QUE TODO VOLVERÁ A SER COMO ANTES? A MÍ, YA NO ME LO PARECE. Clic para tuitear

Los cambios en los hábitos laborales con el teletrabajo o los cambios en los hábitos de compra con la imposición del online, son bastante llamativos y profundos como para pensar que han venido para quedarse definitivamente. Aquello de cualquier tiempo pasado fue mejor puede estar más vigente que nunca, sobre todo, cualquier tiempo sin coronavirus. Pero aferrarse a ese tiempo implicaría quedarse anclado en el pasado.

Y mientras sucede todo esto no puedo evitar pensar en nuestras sociedades musicales y nuestra querida cultura de bandas de música, donde también incluyo orquestas y coros. ¿Queremos adaptarnos a los profundos cambios que estamos viviendo? O por el contrario queremos negarlos y, ¿quedarnos aferrados al pasado? Aferrarse al pasado parece una actitud temeraria, una postura que no conduce a nada. Tarde o temprano la mascarilla pasará, pero los nuevos hábitos permanecerán. Con el tiempo que llevamos con estos hábitos algunos ya empiezan a convertirse en costumbres y las costumbres permanecen.

Pienso en voz alta o, mejor dicho, pienso en voz escrita. Nadie quiere formar parte de la manada de dinosaurios cuando impacta el meteorito. Por eso necesitamos que la innovación vaya calando en nuestras actitudes para poder ir adaptándonos a las nuevas necesidades. Reuniones de Juntas directivas online, ¿podemos aprovechar esto para captar más miembros para las juntas directivas? ¿puede servirnos para ampliar nuestra red de colaboradores y con ello incrementar todavía más el mayor recurso que tenemos, el voluntariado? ¿Deberíamos formar nuevas y mayor número de agrupaciones con menos integrantes?, ¿formaciones reducidas ajustadas a las circunstancias actuales? ¿deberían los compositores empezar a componer mayoritariamente para grupos de pequeño formato? ¿qué tipo de composiciones nos aventura este futuro?, ¿qué arreglos? Las nuevas disposiciones con músicos o cantantes a metro y medio de distancia, ¿alguien puede asegurar que desaparecerán? ¿no hay nada aprovechable en las nuevas disposiciones de músicos sobre el escenario? ¿nadie quiere explorar nuevas sonoridades derivadas de ello? No se trata de parchear, se trata de empezar a buscar respuestas estables con la mirada fijada en que la supuesta “nueva normalidad” puede ser la “futura rutina”, termino que creo más ajustado a lo que se nos viene encima y que no he visto utilizar todavía.

En este páramo de desgracias en que se ha convertido 2020 también hay sitio para la esperanza. El ámbito cultural está siendo seguro. Los museos, las bibliotecas, los cines, los teatros o los auditorios no están siendo lugar de contagio. Es muy buena noticia. Hay que perseverar en ello manteniendo todas las medidas implantadas para combatir el virus y sentirnos seguros, mejorándolas si cabe cada día. Esta coyuntura positiva hay que aprovecharla para estabilizar nuestra actividad y relanzarla hacia el mañana, hacia el futuro. A los pesimistas de siempre (por llamar de alguna manera a esos que nada aportan y solo ven la parte vacía de la botella) les diría que piensen que los estadios de futbol se mantienen vacíos mientras nosotros ya podemos disfrutar de espectáculos, aunque sea con aforos reducidos. Tenemos la iniciativa.

Por supuesto que hay que seguir con el principio de cautela. Pero al mismo tiempo tenemos la obligación de ir pensado en fórmulas que consigan que todos esos meteoritos que se alinean en el horizonte no supongan una amenaza para la música y podamos continuar esquivándolos.

Debemos preservar este legado de más de doscientos años de tradición y bagaje etnológico, para poder regalárselo a las generaciones venideras como nuestros mayores nos lo regalaron a nosotros. Sabemos que no fue fácil y que nuestros ancestros tuvieron que lidiar con las penurias y escasez material, con guerras, dictaduras y cambios constitucionales e inestabilidad social y política, la España de los últimos dos siglos sin ir más lejos.

Hoy ya nos hemos dado cuenta que para nosotros tampoco será fácil. Cada generación enfrenta sus propios problemas y el nuestro es el de una emergencia sanitaria sin parangón en la era reciente situada entre dos crisis económicas, la de 2008 a 2014 y la que se aventura para 2021. a ¿2028?

Nuestro reto será acomodar nuestra herencia musical a todos estos cambios que la emergencia está produciendo en nuestra sociedad, al igual que nuestros antepasados se adaptaron a los suyos.

Es responsabilidad nuestra y de cada una de las personas que configuramos este ecosistema no anclarnos al pasado con la sola esperanza de la vacuna. La innovación será la que nos permita mantener la iniciativa en la rutina futura.

Fuente: Por  https://www.radiobanda.com/ –