Entradas

La Xunta y la Federación Gallega de Bandas de Música Populares promueven esta extensa programación, que se desarrollará entre los meses de julio y septiembre con la participación de más de 3600 músicos

Román Rodríguez destaca el papel de las bandas como “grandes depositarias de la tradición musical gallega, protectoras y guardianes de nuestro legado inmaterial”

El programa busca acelerar la recuperación de la actividad bandística en nuestra Comunidad en el marco del Plan de Reactivación de la Cultura, que impulsará más de 3000 actividades durante este verano

Santiago de Compostela, 26 de junio de 2021

La Cidade da Cultura fue hoy el escenario de la presentación del programa O país das bandas, promovido por la Xunta de Galicia y la Federación Gallega de Bandas de Música Populares con el objetivo de servir de motor para la recuperación de la actividad bandística en nuestra Comunidad. Con tal fin, se diseñó un calendario de cerca de cien conciertos a cargo de 77 agrupaciones, que recorrerán Galicia entre los meses de julio y septiembre en el marco de la programación cultural del Xacobeo 21-22.

El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, presidió este acto, para lo cual se contó con la actuación de la Banda Artística de Merza y en el que participaron, asimismo, el director de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic), Jacobo Sutil, y el presidente de la Federación Gallega de Bandas de Música Populares, Iván Estévez.

En su intervención, el titular de Cultura incidió en la firme apuesta de la Xunta por iniciativas que permitan la progresiva reactivación cultural, especialmente en aquellos ámbitos más perjudicados por la pandemia. Es el caso de las bandas de música populares, que el conselleiro definió como “las grandes depositarias de la tradición musical gallega, protectoras y guardianes de nuestro legado inmaterial”.

9M€ a favor de la cultura

Se trata, además, de una de las iniciativas incluidas Plan de Reactivación de la Cultura diseñado por la Xunta, que este verano impulsará más de 3000 actividades por toda la geografía gallega con una inversión superior a los 9 M€. Se incluyen a su vez, en la programación especial del Xacobeo 21-22, con una oferta diversificada y descentralizada que abarca todas las manifestaciones artísticas y se dirige a todo tipo de públicos, tanto en zonas urbanas como en el rural.

Actuaciones en unas 80 localidades

El concierto que la Unión Musical de Valladares ofrecerá el 1 de julio, a las 20,30 h., en el Museo del Mar de Vigo será la primera de las 94 citas previstas inicialmente en O país das bandas, que se extenderá por unos 80 municipios gallegos con la participación de más de 3600 músicos.

Como señaló Román Rodríguez, este ambicioso programa requirió también de un gran esfuerzo organizativo que permitiera garantizar la seguridad de los músicos y de los espectadores.

En este sentido, se habilitó un protocolo anti-covid especial para facilitar el regreso a los ensayos de cada banda con una serie medidas que se extenderán a los propios conciertos con el objetivo de avanzar en la recuperación de la confianza por parte del público.

Con este intenso calendario de actuaciones, se materializa el convenio firmado el pasado mes de mayo por la Consellería de Cultura, Educación y Universidad y la Federación de Bandas, mediante el que la Xunta cuadriplica su colaboración con esta entidad a través de una inversión de 400.000 euros.

Se refuerza así la colaboración con este colectivo, a lo que O país das bandas le ofrece una plataforma desde la que aumentar la visibilidad social y reivindicar tanto su calidad musical como su labor de divulgación entre el gran público.

https://www.xunta.gal/

El Gobierno autonómico cuadriplica su aportación con estas formaciones musicales con la intención de minimizar los efectos de la pandemia

Román Rodríguez las califica como “la cuna de nuestra cultura musical” y destaca que ahora más que nunca “hay que facilitar su encuentro con el público”

Todas las bandas gallegas, tanto federadas como no federadas, están llamadas a participar en el ciclo ‘O país das bandas’ con recitales por todo el territorio gallego

Además de las actuaciones, se apoya la creación de una plataforma de gestión integral y la convocatoria del XIV Concurso Gallego de Composición

Santiago de Compostela, 4 de mayo de 2021

Conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, y el presidente de la entidad, Iván Estévez.
foto: Xoán Crespo, 04/05/2021

La Xunta de Galicia cuadriplica este año su colaboración con la Federación de Bandas de Música Populares con la intención de contribuir al mantenimiento de la actividad de este colectivo y programar un mínimo de 94 conciertos en el marco de las actividades de verano del Xacobeo 21-22. Así se formalizó hoy en un acto de firma de convenio entre el conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, y el presidente de la entidad, Iván Estévez.

“Las bandas de música populares son la cuna de nuestra cultura musical y en un momento de especial dificultad cómo este tenemos que facilitar su encuentro con el público”, indicó Román Rodríguez.. Por eso, el convenio –que asciende a 400.000 euros– hará posible llevar a cabo, el programa ‘O país das bandas’ que posibilitará llevar a cabo cerca de un centenar de conciertos entre junio y septiembre. Están llamadas a participar todas las bandas gallegas, tanto federadas como no federadas, que suman cerca de 5.000 instrumentistas, con recitales que se distribuirán por todo el territorio gallego. Un tercio del programa será con obras de autoría o temática gallegas.

El calendario de conciertos que diseñará esta Federación complementará y enriquecerá la oferta cultural del Xacobeo 21-22, sumándose a los actuales circuitos y redes que ya están en marcha o que se activarán próximamente por parte de la Consellería de Cultura, Educación y Universidad: la Red Gallega de Teatros y Auditorios, la Red Gallega de Música live, Cultura en el Camino o FEST Galicia, entre otros.

Mayor visibilidad para el público

Como expresó el conselleiro, por su alcance social y geográfico, este ciclo será el eje central de la colaboración de la Xunta de este año con la Federación, pero no la única. De hecho, también se dará continuidad al Concurso de Composición (secciones infantil, juvenil, primera, segunda y tercera), a lo que pueden concurrir personas de cualquier origen, siempre que presenten obras originales e inéditas sobre temática gallega. “Nuestra intención es incrementar cada vez más el repertorio musical de autoría gallega para ser interpretado específicamente por bandas”, expresó.

La digitalización del trabajo de las bandas populares es otra de las acciones que se llevarán a cabo. Así, se creará un espacio de gestión integral que permita llevar a cabo diferentes comunicaciones internas y externas. Esta plataforma será el “canal idóneo”, indicó el conselleiro, para todos los trámites federativos, formalizar inscripciones en certámenes y festivales y obtener informes y estadísticas, pero funcionará asimismo como un espacio de libre acceso para el público general para obtener información sobre la música bandística. “Pretendemos contribuir a mejorar la visibilidad del trabajo específico de cada formación y de la labor general que realizan las bandas de música populares gallegas en su conjunto”, indicó.

Con esta colaboración enmarcada en el Plan de Reactivación Cultural, la Xunta da continuidad a su apoyo a la Federación Gallega de Bandas de Música Populares como una entidad que promueve la cultura gallega a través del fomento de este tipo de música y actúa como centro para el desarrollo y administración de información, educación y divulgación de las formaciones que agrupa y de la que las bandas de música forman parte desde hace más de 100 años.

Fuente: https://www.xunta.gal/

En conversación con Nós Diario,  directores, músicos y miembros de las juntas directivas de las bandas de música gallega explican cómo se están tomando este parón provocado por la pandemia Covid-19.

La falta de ensayos y actuaciones pone en peligro este tipo de formación que tanto aporta a la cultura y sociedad gallegas a través de valores como el compañerismo.

Gloria Montenegro – 13 de abril de 2021

Las bandas populares, entendidas como las formaciones de instrumentos de viento y percusión encargadas de mitigar las verbenas y que Galicia ofrecen grandes conciertos dentro y fuera de los auditorios, fueron silenciadas a causa de la pandemia Covid-19.

Actualmente hay 95 agrupaciones inscritas en la Federación Gallega de Bandas de Música Popular ( FGBMP ) –aunque señalan que el número real es mayor– con un total de más de 7.000 integrantes. Desde las más antigua como la Banda de Música A Lira de Ribadavia (con más de 180 años de historia) hasta las de reciente creación como Oza-Cesuras (2015) aportan a la cultura gallega “un gran patrimonio inmaterial de expresión artística y un Importante labor social ”desde hace más de 200 años, asegura el clarinetista y presidente de la Asociación Cultural Liradavia, de la que depende A Lira y su escuela de música, Juan Álvarez González, en declaraciones a Nós Diario .

Su exposición en los tradicionales conciertos y procesiones que realizan las bandas en las fiestas locales y la influencia familiar y social transmitida de generación en generación son las principales razones por las que niños y niñas pasan a formar parte de estas formaciones. «No hay una buena celebración de la que estar orgulloso si no tienes una banda actuando en tu gran día», dice Gustavo Barcia Seijo, tuba de la Banda de Música Juvenil Torroso.

Si bien es cierto que en el pasado la elección del instrumento a tocar se daba en función de la escasez del mismo en el grupo, como es el caso de Barcia o el clarinetista David Fiuza -actualmente director de la Banda Municipal de Lugo-, actualmente son los niños los que van eligiendo su especialidad – trombón, saxofón, trompa u oboe – a medida que avanzan en las escuelas elementales de música, muchas de estas ligas a formaciones de bandas.

Para poder interpretar una obra como el «Pasodobre de Ponteareas», del pontearea Reveriano Soutullo , una de las piezas gallegas más interpretadas a nivel internacional en el mundo de las bandas, se necesitan muchas horas de ensayo tanto individual como colectivamente. Esto promueve una serie de valores que «muchas veces olvidamos, como el compañerismo, la responsabilidad, el trabajo y los objetivos de equipo, entre otros», afirma en conversación con el diario el director de la Lira de Ribadavia, Xabier Oliveira.

Actuaciones sí, ensayos no

Pero todo esto se ha dejado de lado con la llegada de la pandemia Covid-19 hace un año, momento en el que muchas de estas bandas no han podido ensayar por restricciones de salud. Si bien «durante 2020 experimentamos con videos juntos, que seguían siendo montajes de práctica individual siguiendo el mismo «tempo»», explica el presidente de la FGBMP, Iván Estévez, a Nós Diario , «actualmente estamos en la circunstancia de que se podría contratar a una para tocaba en un auditorio, pero la agrupación no podía reunirse para ensayar ”, dice. Cabe señalar que muchas de estas bandas son asociaciones o asociaciones musicales, y en términos legislativos, las reuniones de estos músicos se consideran reuniones de amigos.

Hay bastantes bandas que, aunque aún no se han disuelto, son conscientes de que cuando llegue la normalidad no tendrán todos los componentes que tenían. Clic para tuitear

Desde la federación aseguran que “son muchas las bandas que, aunque todavía no se han disuelto, son conscientes de que cuando vuelva la normalidad no tendrá todos los componentes que tenían, ya que esta situación, sobre todo en una actividad de voluntariado, conlleva la desaparición de una agrupación”.

Además de los problemas en cuanto a componentes, la situación también se ha agravado en el ámbito económico. Sin actuaciones para poder obtener ingresos, las bandas se ven en manos de las administraciones para poder seguir adelante. Muchos de los convenios a nivel local o de las diputaciones provinciales están vinculados a la realización de conciertos o actividades que, sin poder llevarse a cabo, no reciben el dinero necesario para apoyar estas formaciones. En el caso de las escuelas de música, han recibido ayudas, ya sea a nivel local o de la Administración gallega. Aun así, tanto directores, músicos como miembros de la junta directiva manifiestan que “se necesita más acción por parte de todos los órganos de administración para que estos grupos no desaparezcan y con ellos todas las actividades laborales, educativas, sociales y culturales que aportan a nuestra sociedad. ”, Apunta Blanca Represas, directora de la Banda Infantil Xinzo (Ponteareas). «Pero esto ya era necesario antes de la pandemia ”, apunta Fiuza.

A pesar de ello, y «gracias al importante apoyo recibido en los lugares donde desarrollo esta actividad musical», el director de las Bandas Musicales Oza-Cesuras, Ordes y Ortigueira, Enrique Lagares, sigue creando cultura gallega. “La ilusión y pasión que transmiten los músicos y la dirección para poder seguir soñando con los proyectos que queremos llevar a cabo cuando todo vuelva a la normalidad es lo que nos impulsa a seguir luchando”, añade el director de la Banda de Música de Salvaterra de Miño, Daniel Gregores.

De esta forma, agrupaciones como la Banda de Música Juvenil de Torroso pudieron realizar dos actuaciones durante el verano del año pasado, «cumpliendo con todos los protocolos sanitarios», explica la directora de la banda, Ángeles Lorenzo. «Cuando la situación mejoró, comenzamos a ensayar en pequeños grupos al aire libre para prepararnos para el concierto», explica.

Primeros pasos hacia la profesionalidad

En la mayoría de los casos, las bandas de música son los primeros pasos de aquellos niños que, en su momento, deciden dedicarse profesionalmente a la música. El clarinetista de la Banda Municipal de Música de A Coruña, Óscar González, originario de la Banda de Salceda, apunta que este último “siempre ha estado detrás de cada decisión que tomé, porque por un lado me formé musicalmente en una serie de Valores que hoy me siento muy afortunado y por otro lado porque conocí a personas que me ayudaron a seguir un camino adecuado a lo que quería, que a temprana edad es difícil tener claros estos temas.

El mismo testimonio lo presenta David Fiuza, director gallego de gran relevancia internacional en el mundo de las bandas, quien relata que, cuando tenía 15 años, fue su profesor de solfeo quien le dijo “imperativamente, que tenía que asistir al curso de dirección con el maestro Marcel van Bree, que iba a actuar con la Banda Artística de Merza y, tras asistir a ella, tuve claro que quería ser director ”.
Todos coinciden en que las bandas de música » no desaparecerán, porque es imposible privar al pueblo de un medio de expresión artística y cultural como estas formaciones «.

Solo tres mujeres lideran bandas de música

De las más de cien bandas de música popular que existen en el país, la federación solo tiene conocimiento de tres mujeres que actualmente están desarrollando la labor de directora artística . Ángeles Lorenzo , directora de la Banda de Música Juvenil de Torroso (Mos); Blanca Represas , Banda Musical Infantil Xinzo (Ponteareas); y Alicia Porto , de la Banda de Música A Unión de Guláns (Ponteareas) son las tres mujeres con la batuta en la mano.

Lorenzo comenzó a desarrollar su responsabilidad musical en la banda Mos hace 20 años. «En septiembre de 2001, temporalmente, iba a ser el responsable de la Banda Torroso hasta que se encontrara un director adecuado para ella», dijo a Nós Diario . «Ha pasado el tiempo y me he ido ganando la confianza y el respeto tanto de la dirección como de mis compañeros, ya que formé parte de la banda como flautista, hasta el día de hoy».

Por su parte, Blanca Represas dice que fue la propia gerencia de la banda quien le propuso ser la directora, «la ex jefa del grupo dejó el grupo y, en ese momento, era la persona con más títulos en la escuela de música Xinzo». . »
La experiencia de Alicia Porto se remonta a 1991, cuando el director de la banda buscaba una persona para subdividirla, «como en ese momento estaba estudiando en el conservatorio y me llamó la atención dirección, decidí postularme para el cargo y desde entonces estoy vinculada a dirección de la banda, ahora ya como titular ”, explica Porto.

En sus vivencias, Lorenzo explica que ser mujer significa que «a veces no es fácil hacerse oír, lamentablemente aunque se tenga en cuenta la opinión de un hombre, tenga más o menos experiencia». Porto también señala que «el patriarcado existente en esta zona , que parece haber ido cambiando desde hace unos años, hizo que las mujeres tuvieran que ser perfectas y exigirnos mucho más para demostrar nuestra valía y credibilidad a músicos y músicos». Esto contrasta con la visión de Dams, quien dice que tanto los estudiantes como los compañeros me tratan con mucho respeto, me están más atentos que el director de la banda ‘big’ (Banda de Música Xuvenil de Xinzo) cuando tengo que reemplazarlo ”.

Fuente: https://www.nosdiario.gal/

Bases que regirán el XIII Concurso Gallego de Composición

La convocatoria de este concurso tiene la finalidad de fomentar y estimular la actividad musical, como parte fundamental de nuestro patrimonio cultural, así como cubrir la escasez de repertorio musical de autoría gallega para ser interpretado específicamente por bandas de música.

En este marco, la Federación Gallega de Bandas de Música Populares (FGBMP) establece las bases por las que se regirá el XIII Concurso Gallego de Composición.

1. Comité organizador

Se formará un Comité organizador que será el órgano de gobierno, administración y coordinación de todos los aspectos del concurso y estará formado por miembros de la directiva de la Federación Gallega de Bandas de Música Populares de Galicia.

Podrá estar asistido por una unidad de asesores técnicos con la finalidad de colaborar en el buen funcionamiento y organización del concurso.

2. Participación

  1. Podrán concurrir compositores/as sin limitación de edad u origen,  con cuantas composiciones como deseen.
  2. Las composiciones deberán ser originales e inéditas, versarán sobre temática gallega y harán alusión en su título a aspectos de la cultura gallega (historia, monumentos, geografía, tradiciones, etc.) libremente elegidos por el autor.
  3. Las composiciones tendrán total libertad creativa, permitiéndose cualquier tipo de estética (neoclásica, neorromántica, minimalista, nueva complejidad, etc.)
  4. Los instrumentos se designarán (por lo menos) en gallego, segundo las plantillas del apartado 3.
  5. El plazo de inscripción empezará el día 15 de septiembre y acabará el día 31 de octubre de 2020.

Bases Completas