El pasado 19 de mayo en Altea tuvo lugar el I Concurso de Pasodobles de la Fundación Sanganxa que este año rinde homenaje a la 50ª edición del Certamen Internacional “Vila d’Altea”.

En este concierto, la Sociedad Filharmònica Alteanense bajo la batuta de Rafa Garrigós puso sonido a los 5 pasodobles finalistas que fueron seleccionados por el jurado formado por Jaime Ripoll, Martínez Gallego y Jose Enrique Martínez, de las 35 composiciones que se recibieron.

Una vez interpretados los 5 pasodobles finalista, se abrió la votación para que los asistentes en Palau Altea, pudieran votar por el pasodoble que más les gustase, otorgando así el premio del público valorado en 300€ al pasodoble con lema “Els Arcs” del compositor local Toni Barber, quien además fue galardonado con el segundo premio otorgado por el jurado del Concurso.

Fue el pasodoble con lema “Daurada Altea” de Julio Domingo (Cuadete de las Fuentes, 1990) quien ganó el primer premio en el I Concurso de Pasodobles de la Fundación Sanganxa en homenaje a la 50ª edición del Certamen Internacional “Vila d’Altea” recibiendo así el trofeo Fundación Sanganxa y una dotación económica de 1.500€. Este pasodoble pasa a ser nombrando como “El CIM D’Altea” como homenaje al pueblo de Altea y a su Certamen Internacional “Vila d’Altea”.

Así mismo, Sanganxa regaló a la Sociedad FIlharmònica Alteanense un instrumento, por el trabajo realizado en este concurso y por su dedicación al mundo de la música.

Este concurso, pudo ser posible gracias al patrocinio del Ajuntament d’Altea, el comité organizador del CIM Altea y a la Fundación Sanganxa, contando con la colaboración de la Sociedad Filharmònica Alteanense y Sanganxa. Fue, sin duda una mañana repleta de música de calidad en la que los asistentes pudieron disfrutar de composiciones de gran nivel de compositores locales, nacionales e internacionales.