Escuela de Música

Entradas

/ 

La Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música es referente para la Federación Gallega de Bandas de Música Populares, para todas sus escuelas, como ejemplo de la reincorporación a las clases presenciales después del confinamiento.

Como venimos informando durante las últimas semanas, tras el confinamiento por la crisis sanitaria motivada por la Covid19, habiendo estado todo este tiempo trabajando de forma online con todos nuestros alumnos, la Escuela de Música se ha ido adaptando de nuevo a las clases presenciales, paso a paso, y según las circunstancias de cada etapa de la desescalada, siempre con todas las medidas de distancia social, seguridad e higiene sanitarias marcadas por las autoridades.

Estos estudios presenciales, combinados con otros online, fueron en un principio las clases individuales de instrumentos, y posteriormente las asignaturas colectivas, con número reducido de alumnos adaptado a las dimensiones de las aulas, y según marcaba la normativa vigente en cada momento.

Esto ha supuesto un gran trabajo y esfuerzo por parte de todo el colectivo que formamos el centro educativo, profesores, junta directiva, personal administrativo… Sin olvidar el apoyo, confianza y esfuerzo de todos nuestros alumnos, así como la ayuda mostrada desde el primer momento por los servicios de sanidad del Ayuntamiento de la ciudad.

Y ahora, como reconocimiento a todo este esfuerzo nos llega la fantástica noticia de que hemos sido elegidos por la Federación Gallega de Banda de Música, como referente y guía a seguir para todas las escuelas de música de esa Comunidad Autónoma.

Enhorabuena a todos por el esfuerzo y sigamos así trabajando por la música.

Nuestra intención de comenzar escalonadamente con las clases presenciales en nuestra Escuela de Música

Yecla a 29 de Mayo de 2020

Atrás queda aquella primera carta en la que informábamos de las medidas que teníamos que tomar de forma repentina y con toda la incertidumbre para poder continuar con la actividad de nuestra Escuela de Música. Han pasado muchas semanas desde entonces, hemos cometido errores, hemos aprendido nuevas maneras de utilizar las herramientas que nos brindaban las redes sociales, video-llamadas, plataformas virtuales, etc.

Desde el claustro de profesores solo queremos agradecer con el corazón en la mano el esfuerzo que han realizado tanto familias como alumnos para adaptarnos a todo este mundo virtual el cual nos ha permitido mantener nuestro principal objetivo que no era otro que seguir comunicados a la vez de conseguir ser una herramienta de ocio y disfrute en unos momentos que han sido muy duros para todos.

REANUDAR CLASES PRESENCIALES

Por medio de este nuevo escrito queremos informar que es nuestra intención comenzar escalonadamente con las clases presenciales en nuestra Escuela de Música. Nos hemos acogido para ello a las recomendaciones sanitarias; utilizando todos los medios posibles para hacerlo de la manera más segura y habiendo realizado todos los profesores y profesoras así como nuestros empleados en conserjería y administración un curso certificado de riesgos laborales frente al Covid-19.

El nuevo sistema educativo que vamos a desarrollar será una combinación entre clases presenciales y clases online. Teniendo en cuenta que es posible que en el próximo curso tendremos que seguir haciendo uso del mismo hemos querido ponerlo en marcha durante un periodo comprendido entre el 1 de Junio, avanzada la fase 2 y el 24 de Julio, donde habremos pasado la fase 3 y estaremos dentro del periodo llamado normal.

Atendemos así la demanda de una gran parte de nuestros alumnos y alumnas de volver al contacto directo pudiendo hacer así un seguimiento más natural y eficaz de su aprendizaje musical. Evidentemente y entendiendo que no todo el alumnado podrá o querrá hacer uso de este sistema ponemos a vuestra disposición la posibilidad de continuar solo con el sistema aplicado durante el aislamiento domiciliario.

REBAJA DE CUOTAS

También queremos trasladaros que en este periodo de dos meses, la Junta Directiva de nuestra Asociación, ha decidido no volver a las cuotas anteriores al estado de alarma,  dejándolas rebajadas en un 35% en la asignatura de Música y Movimiento y un 15% en el resto de asignaturas de su precio inicial, entendiendo que la situación de incertidumbre económica a nivel mundial nos genera una situación muy singular a la cual queremos aportar nuestro esfuerzo particular habiendo rebajado voluntariamente el sueldo de profesores en un 20%. No obstante queremos trasladar la opción de que si algún alumno quiere aportar su cuota completa o contribuir solidariamente puede optar por hacerse socio de nuestra asociación contribuyendo así al respaldo humano y económico de esta entidad, a la vez que se beneficiará de las ventajas de esta figura. Debemos tener en cuenta que la aportación económica generada por las actuaciones de nuestra Banda Sinfónica ha desaparecido de tal manera que el presupuesto total de esta escuela se ha visto fuertemente mermado.

Adjuntamos a esta carta un listado de las medidas de seguridad e higiene que vamos a aplicar durante esta nueva etapa.

MEDIDAS PREVENTIVAS DE SEGURIDAD E HIGIENE

  • Es primordial la responsabilidad de cada uno de nosotros teniendo como primera norma la propia decisión de no acudir a las clases en el caso de tener algún síntoma que pudiese estar relacionado con el Covid19.
  • Reducción y organización de horarios para controlar el aforo del edificio por plantas y por aulas.
  • Creación de dos vías de movimiento dentro del edificio, una de salida y otra de entrada además de controlar las distancias de nuestros alumnos en escaleras, pasillos y aulas.
  • Desinfectado de manos obligatorio al entrar al edificio además devolver a realizarlo antes y después de la clase. El alumno deberá llevar su propio gel aunque en el caso de no llevarlo dispondremos en todas las aulas, a la entrada del edificio y en las zonas comunes del mismo.
  • Uso obligatorio de mascarilla salvo en los casos en los que no sea posible por las características del instrumento.
  • Evitar tocar objetos y utensilios de zonas comunes como barandillas, mesas, sillas, etc…
  • Distanciamiento físico entre alumno y profesor de alrededor de 2 metros usando la mascarilla ambos en el caso del acercamiento ocasionado por las características de la explicación.
  • Se utilizarán mamparas de separación entre profesores y alumnos siempre que sea posible.
  • En el caso de los instrumentos de viento el alumno y el profesor siempre tocaran en una posición en la que no se produzca una exposición directa hacia los mismos.
  • Para los instrumentos comunes como los pianos o percusión se desinfectarán entre una clase y otra así como aquellos elementos de mobiliario usado.
  • Se dejará un tiempo mínimo de 10 minutos entre una clase y otra para su limpieza y ventilación.
  • En la entrada del edificio solo podrán permanecer las personas que indiquen las marcas para ello o aquellos clientes permitidos en las zonas de cafetería.
  • No se podrán utilizar las aulas de estudio salvo que estén supervisadas por el profesor o tutor del alumno, el cual deberá comunicarlo con la suficiente antelación.
  • Se evitará el uso de los aseos. En el caso de utilizarlo se deberá comunicar al conserje o al profesor para su limpieza y desinfección inmediata. Estos se limitarán a un aseo por planta, siendo desinfectados periódicamente.
  • Solo podrá haber un solo alumno en espera y deberá permanecer frente al aula y siempre en la zona de peristilos del patio interior.
  • En el caso de alguna clase colectiva deberán entrar de forma ordenada y con la distancia aconsejada de alrededor de 2 metros, con mascarilla, dejando suficiente espacio en las zonas de escaleras si coincidieran con otro u otros alumnos y dejando salir a aquellos que hayan terminado su clase.
  • La entrada a clase será directa al aula y la salida de clase será directa a la calle o zona de cafetería se así fuese posible.

RESPONSABILIDAD

Es imprescindible la responsabilidad de cada individuo al igual que es nuestro deber como educadores que somos, enseñar a nuestros alumnos a convivir con esta nueva realidad, intentando por todos los medios que aquellos que estudian o pertenecen a esta Escuela sean ejemplo de comportamiento y disciplina hacia nuestra sociedad.

Sin más y con solo la intención de ser lo más útiles a nuestra sociedad, reciban un cordial y cariñoso saludo de toda la familia que formamos la Asociación de Amigos de la Música, su Escuela y su Banda.

El 91% de las escuelas de música pertenecientes a la red de FSMCV siguen la actividad docente mediante la modalidad online.

Este nuevo escenario ha puesto en relieve valores colectivos como la innovación, la adaptación, la solidaridad, el trabajo en equipo, el esfuerzo y la dedicación.

La FSMCV lanza la campaña en redes sociales «#MúsicaenCasa»

Valencia, 08/04/2020

El 91% de las más de 500 escuelas de música que componen la red de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) siguen impartiendo sus clases de forma telemática. En ellas, más de 50.000 alumnos/as de música siguen poniendo ritmo a su cuarentena a través de sus clases online, una nueva modalidad en la que están participación el 100% de las comarcas en las que se estructura la Federación.

Para ello, el pasado 17 de marzo la FSMCV puso a disposición de todas las Sociedades Musicales federadas una extensa guía de plataformas digitales adaptadas a la enseñanza musical online, gracias a la colaboración con escuelas y plataformas especializadas en didáctica musical a distancia. Las escuelas de música de la Comunidad Valenciana se han convertido, por mérito propio, en un ejemplo de innovación y de digitalización, adaptándose de manera inmediata a la situación de aislamiento y distanciamiento derivada de la crisis sanitaria producida por el Covid-19.

Para la presidenta de la FSMCV, Daniela González, “es de agradecer al profesorado toda la implicación, el esfuerzo y el trabajo realizado para poder poner en marcha esta nueva modalidad de docencia, un trabajo en colaboración con los miles de voluntarios que gestionan cada sociedad musical y el soporte de los padres. Entre todos, hemos hecho posible que nuestras escuelas sigan adelante de esta manera”.

“Ante esta situación de crisis demostramos, una vez más, el enorme poder de resistencia que caracteriza a nuestras sociedades y sus escuelas de música, que aun en los momentos más difíciles, como los que estamos viviendo, siguen al pie del cañón aportando valor a la sociedad”, concluye Daniela González.

tablets y plataformas adaptadas para alumnos de música

En este sentido, la Presidenta destaca el constante espíritu de reinvención y creatividad que caracteriza a las Sociedades Musicales, del cual en muchos casos dependen para subsistir. El uso de tablets, pizarras digitales, proyectores interactivos o aplicaciones adaptadas constituían prácticas habituales entre sus aulas desde mucho antes de verse obligados a adaptarlas. Esta innovación también se manifiesta en áreas como la comunicación interna o la organización, donde se habían hecho muchos avances, “teníamos mucho avanzado previamente”, comenta Xusa, presidenta de la Unió Instructivo Musical «La Esmeralda» de Almassora. “Tanto la comunicación como la coordinación interna de nuestros profesores de efectuaba a través de aplicaciones online y casi todo el contenido lectivo lo teníamos digitalizado”.

pizarras adaptadas para alumnos de música

Por su parte, los alumnos de nuestras escuelas están siendo otro ejemplo de adaptación y de compromiso. En este sentido, Aina Thous, presidenta del Centre Instructiu Musical de Benimaclet destaca la implicación de sus alumnos, que “están tocando el instrumento más que antes. El hecho de estar en casa les da más tiempo y están implicándose más”. El 97% de sus alumnos continúan asistendo diariamente a las clases. Lo hacen de forma diferente, a través de videoconferencias y de la realización de ejercicios que se cuelgan en las diferentes plataformas junto a vídeos y material lectivo, pero con una motivación renovada. Esta nueva dinámica de trabajo está sacando a la luz muchos de los valores que definen al colectivo de los músicos, especialmente en edad de formación, como son el trabajo en equipo y la solidaridad con los compañeros y profesores.

Esta solidaridad también se extiende a los padres y madres de los alumnos, que estos días están experimentando en primera persona el transcurrir de las clases de sus hijos. En la Unió Instructivo Musical «La Esmeralda» de Almassora destacan que, a pesar de haber preparado promociones y descuentos para las matrículas de sus alumnos como solidaridad con las familias, muchas de éstas, a pesar de poder acogerse a ellas, han decidido pagar el 100% de la cuota como medida de apoyo para asegurar la continuidad de la escuela. En la Sociedad Musical “La Paz”, que tan sólo ha registrado 40 bajas entre los más de 600 alumnos, también aseguran que se sienten abrumados por los mensajes de apoyo que están recibiendo de parte de padres y madres “Muchas gracias por todo vuestro trabajo y por la atención tan esmerada al alumnado.​ Confiamos en vosotros.​”

#MúsicaenCasa

La FSMCV, a través de sus redes sociales, ha hecho un llamamiento para que los más de 50.000 alumnos/as de sus escuelas de música que siguen poniendo ritmo a la cuarentena a través de sus clases online, y también para el resto de los músicos que practican y ensayan en sus casas, cuenten cómo es su #MúsicaenCasa.

A través de esta acción, en la que pueden participar grabándose en vídeo tocando su instrumento o participando en clase, subiéndolo a cualquier red social y etiquetando a @fsmcv o mediante el hashtag #MúsicaenCasa, se pretende dar visibilidad a todas las escuelas, profesores, músicos, alumnos y voluntarios, que siguen haciendo frente a esta situación con música, desde casa.

Los centros de las sociedades musicales que forman parte de la Coordinadora de Sociedades Musicales de la ciudad de Valencia, han hecho un gran esfuerzo para que el alumnado no pierda el curso

Valencia, 6 de abril de 2020.

Prácticamente la totalidad de las escuelas de música de las 27 sociedades musicales que forman la Coordinadora de Sociedades Musicales de la ciudad de Valencia (COSOMUVAL) prosiguen estos días con las clases a sus alumnos. Desde el pasado 23 de marzo, los órganos directivos y el profesorado se pusieron manos a la obra para continuar desarrollando su labor y que los estudiantes no se vieran afectados por las consecuencias del cierre de centros educativos decretado por la Conselleria de Educación debido a la crisis del coronavirus.

Alumno de la escuela de música de la Agrupación Musical Gayano Lluch

En este sentido, muy pronto se activaron metodologías on line y recursos pedagógicos muy diversos como videoconferencias individuales y en grupo, Google Classroom, Skype, Zoom, etc. Esta rápida respuesta por parte del profesorado para adaptar sus contenidos al nuevo escenario ha provocado que el número de bajas de alumnos haya sido mínimo, lo que igualmente ha repercutido en los profesores, que tan sólo en algunos casos puntuales han visto reducida su nómina pero que en general mantienen las mismas condiciones laborales que antes de la crisis.

En el caso de las actividades grupales como banda, grupos instrumentales o coro, se han buscado también recursos alternativos basados en la mayoría de los casos en el estudio en casa por parte de los músicos con el seguimiento del profesor o director que está en permanente contacto con ellos.

Asimismo, aunque la situación se está resolviendo muy positivamente, algunas sociedades musicales han reducido las tasas de las clases para adaptarlas a la nueva modalidad, han establecido facilidades para aplazar los pagos de las tasas e incluso otras han abierto una línea de ayudas a familias con especiales dificultades económicas a través de descuentos o bonificaciones en las cuotas. Unas medidas que, no obstante, están en continua revisión hasta que la situación vuelva a la normalidad.

El presidente de Cosomuval, Miguel Hernández, se muestra muy satisfecho ante ”la capacidad de respuesta que han mostrado las sociedades musicales de la Coordinadora, que han sabido adaptarse de manera ejemplar a la nueva situación con el objetivo principal de que ni el alumnado ni el profesorado se viera afectado por el cierre de nuestras escuelas. Es un ejemplo de entidades dinámicas y organizadas cuyos directivos han realizado enormes esfuerzos para que se mantuviera una continuidad, algo fundamental de cara al futuro”.

En cuanto a la actividad de la propia Coordinadora, lo más destacable es el aplazamiento de la Fira de les Bandes, prevista para finales de mayo y que de momento no podrá celebrarse. También desde el Ayuntamiento de Valencia se les ha comunicado la no realización de los conciertos previstos para el mes de mayo dentro de la campaña Cultura als Pobles.

COSOMUVAL

La Coordinadora de Sociedades Musicales Federadas de la ciudad de Valencia (COSOMUVAL) nació en 1983 a iniciativa de seis entidades musicales de la ciudad. Actualmente está formada por 27 sociedades que agrupan un total de 2200 músicos activos. En sus escuelas de música se imparte enseñanza musical a más de 4300 educandos y se da trabajo alrededor de a 300 profesionales. Además, estas sociedades aglutinan a más de 12500 socios.

Pero las sociedades musicales no solo están compuestas por bandas de música, la mayoría de ellas disponen de Banda Juvenil, Conjunto Coral, Grupos de Cámara, Conjuntos de Jazz, etc., y hasta algunas de Orquesta Sinfónica.

Durante los años 2008 y 2009, coincidiendo con el XXV Aniversario de su fundación, la Coordinadora impulsó diversos actos como la Fira de les Bandes en los Jardines de Viveros, o el Concierto Conmemorativo del XXV Aniversario, que tuvo lugar en el Palau de la Música de Valencia, a cargo de la Banda Sinfónica de la Coordinadora, compuesta por músicos de todas las sociedades musicales de la Ciudad y dirigida por Onofre Díez Monzó.

Desde diciembre de 2011 su presidente es Miguel Hernández Ferrer.

Publicado en

La crisis del Coronavirus está suponiendo una grave amenaza sin precedentes para las Escuelas de Música. Un desastre que está poniendo a prueba la viabilidad de los proyectos educativos que se desarrollan en estos centros y que debemos evitar actuando con rapidez, inteligencia e imaginación. El reto es descomunal, pero tenemos suficientes recursos y fortalezas para afrontarlo.

De todos es sabido que las medidas de confinamiento han cambiado rotundamente la dinámica habitual de nuestra sociedad, por no hablar de la tragedia en vidas humanas y el desastre ocasionado en casi todos los sectores productivos de nuestro tejido económico.

En el ámbito educativo, sin embargo, la respuesta está siendo más que satisfactoria. Las autoridades, los centros educativos y sobre todo el profesorado se han conjurado para que el curso escolar se desarrolle a pesar de la suspensión de las clases lectivas presenciales. De repente, la transformación digital y la utilización de las TICs en la educación se han convertido en herramientas fundamentales para proseguir con éxito el proceso de enseñanza/aprendizaje. La utilización de programas y herramientas de videoconferencia, entre muchas otras, está propiciando que, no solo las clases de contenido teórico, sino también las clases instrumentales se estén llevando a cabo con cierta normalidad.

Mi experiencia actual, como profesor de oboe en el Conservatori Professional de Música de Torrent y asesor académico de la Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento (ESMAR), constata que en ambos casos esto es una realidad. Nos hemos puesto “manos a la obra” y los resultados están siendo moderadamente buenos. La educación española en todas sus enseñanzas y niveles está saliendo adelante y el alumnado prosigue su proceso de aprendizaje con ciertas garantías.

Y no es fácil, pues son muchos los retos: La formación desigual del profesorado en la utilización de las TICs, las desigualdades del alumnado y sus familias a la hora de acceder a internet, la disponibilidad de ordenadores y el impacto en la vida del alumnado de esta nueva avalancha de exigencias que pueden alterar la vida en cuarentena de todos ellos.  Pero más allá de todo esto, debe primar la voluntad de continuar pese a las dificultades. Y así está siendo.

En las escuelas de música encontramos algunas dificultades añadidas que deben ser rápidamente subsanadas para evitar que se produzca directamente una interrupción del proceso educativo y el colapso directo de estos centros, con todo lo que ello conlleva: Despido masivo del profesorado, abandono del alumnado de los estudios musicales y quiebra de las empresas educativas titulares de estos centros.

Una vez más, las debilidades históricas de las escuelas de música no ayudan. Al tratarse de enseñanzas de carácter no  reglado que no conducen a titulaciones oficiales, las hacen más prescindibles. Y es un error que podrían cometer muchas familias, poco conscientes de los innumerables beneficios que aportan y más en estos momentos.

Por otra parte, el profesorado de estos centros tiene una situación laboral bastante precaria y no encontramos equipos directivos, en muchas de ellas, que puedan liderar soluciones efectivas. A esto se añade que las escuelas de música disponen de pocos recursos para afrontar esta contingencia. Todo ello actúa en contra y está propiciando que directamente algunas escuelas de música se “fundan en negro” o se queden en un triste tacet.

Por el contrario, la respuesta realizada por el tejido asociativo valenciano ha sido espectacular. Hemos asistido a la salida de miles de músicos a los balcones para reafirmar la práctica musical como un elemento de resistencia y de optimismo y para reivindicarla como una herramienta que haga más llevadero el largo confinamiento. Y es aquí donde se debe incidir.

Todos estamos recibiendo estos días una avalancha de contenidos culturales que nos ayudan a soportar el encierro en casa: Películas, música, listado de atractivas lecturas, etc. Pero nada que pueda reemplazar la excepcional vivencia de producir música nosotros mismos, superando con creces el consumo pasivo de cualquier contenido cultural. Debemos concienciar a las familias de todo esto.

En definitiva, proponemos al conjunto de la comunidad educativa musical campañas para sensibilizar que no se debe alterar ni interrumpir la formación musical. A ser posible, las escuelas de música, dependientes de entidades sin ánimo de lucro, deberían beneficiarse de las plataformas y de los recursos que la administración educativa está destinando a los centros de titularidad pública. Pero, sobre todo, la responsabilidad está en los propios centros que deben garantizar, hasta donde sea posible, la continuidad del servicio educativo; y, como no, la implicación del profesorado, el elemento clave en el proceso educativo.

No tenemos ninguna duda de que así será y que esta grave amenaza se superará. Las sociedades musicales resistieron la gran crisis del 2008 de manera sobresaliente y llevamos apoyando durante muchas décadas la educación musical en condiciones de austeridad.

Me comentaba estos días Remigi Morant, vicepresidente de la FSMCV, que el 80 % de las escuelas de música valencianas estaba manteniendo la actividad. Sin duda una magnífica noticia que nos llena de esperanza. El Coronavirus no puede vencernos, más bien al contrario. El curso escolar en nuestras escuelas de música debe proseguir, tal como lo teníamos previsto. ¡La música no puede parar de sonar!

Manuel Tomás Ludeña

Por José Miguel Ibáñez Lax, AAM Yecla.

Una pregunta compleja y realmente difícil de contestar, porque además de su complejidad, seguro que habría una respuesta por cada una de las escuelas de música; según su tipología, pueden ser públicas o privadas, estar situadas en ciudades grandes o pequeñas, gestionadas por los Ayuntamientos, las sociedades musicales, por los propios profesores, etc.

Yo hoy voy a centrarme en lo que realmente conozco, y de lo que con el paso del tiempo he observado que es beneficioso para el funcionamiento de una escuela de música, puesto que llevo trabajando en una de ellas desde el año 1995.

En primer lugar remarcar que, como ya dije al principio, no hay ningún sistema ni mejor ni peor, sino el método que cada centro por sus propias características se ha ido creando, siempre que por supuesto este funcione.

Dentro de un centro educativo como es una escuela de música nos encontramos con varias partes implicadas: profesores, alumnos, padres, gestores; todos ellos son importantes para que todo se desarrolle correctamente, cada uno tiene su responsabilidad para que el proyecto funcione correctamente, así como sus derechos y por supuesto sus obligaciones.

Para que todo se desenvuelva con normalidad y se obtengan los resultados más óptimos, a las personas implicadas se les debe de dotar de los medios adecuados para que se cumplan los objetivos planteados como fines principales de la escuela de música.

Quizás este es uno de los dilemas más peliagudos con el que nos podemos encontrar, sobre todo si como es nuestro caso somos una “academia” de una sociedad musical. Hay que determinar entre centrar la enseñanza que impartimos en instrumentos específicos para las bandas de música o abrir nuestra enseñanza a otro tipo de instrumentos que no formarán parte de la plantilla de dichas agrupaciones.

Desde nuestra experiencia, y tuvimos la misma duda hace ya algunos años, esto fue lo que se decidió. Pero para entenderlo mejor primero les vamos a explicar cómo está constituida nuestra Escuela. Pertenecemos a una Sociedad Musical que desde el año 1974 hasta 1994 mantuvo una academia en la que se podía estudiar instrumentos enfocados a ingresar en la Banda, asimismo el Ayuntamiento tenía su propia Escuela Municipal donde se impartía piano y solfeo. En el año 1995 y tras conversaciones con el Ayuntamiento, y reconocer que éramos las personas más preparadas para ello, se firmó un Convenio entre ambos por el que ambas escuelas se fusionaron en una que fue gestionada totalmente por nuestra Sociedad Musical.

Desde el primer momento vimos que no podíamos centrarnos en ofrecer solamente la posibilidad de enseñar, además del Lenguaje Musical, instrumentos de viento-madera, viento-metal y percusión, entre otras cosas porque aunque la directrices del centro las marcábamos nosotros ya no era sólo nuestra academia para la banda sino que era la escuela de música de toda la ciudad, y por tanto nos abrimos a otras especialidades que nos demandaba la sociedad, como piano, guitarra, cuerda, y con posterioridad, y debido a la demanda que nos iban solicitando los jóvenes de la localidad se creó el Aula de Música Moderna donde poder estudiar instrumentos como guitarra y bajo eléctrico, batería, teclado, combos, composición de canciones, producción musical…, con sus correspondientes teóricas; y hace algunos años, también tras una fuerte demanda, se implantó la asignatura de canto.

Asimismo desde los inicios nos planteamos que la enseñanza que se ofreciera desde nuestra Escuela, no sólo estuviera enfocada para personas cuyo objetivo fuera dedicarse profesionalmente a la música continuando sus estudios en Conservatorios, sino por el contrario que estuviese abierta a todo el mundo que quisiera acercarse a este bello arte, desde los niños de 3 a 7 años a través de Música y Movimiento, y hasta grupos para Adultos, y por supuesto para cualquier alumno que simplemente deseará aprender música como parte de su formación personal, aprendizaje que como todos ustedes sabrán aporta una gran cantidad de aspectos positivos: disciplina, responsabilidad, trabajo en equipo, solidaridad, respeto, inclusión, etc.

Para conseguir que todo esto llegara a buen puerto necesitábamos varias cosas. Un claustro de profesores motivado e implicado con nuestra filosofía, para lo que desde el primer momento estuvo claro que para conseguirlo lo primero que había que darles era una estabilidad laboral. Todos nuestros trabajadores, profesores y personal auxiliar, han contado desde el primer día con su contrato de trabajo; la mayoría de ellos llevan con nosotros más de 15 años, incluso algunos algo más, lo que les hace estar totalmente implicados en el proyecto. Para su elección, además de su formación, siempre que ha sido posible hemos contado con personas de nuestra ciudad, y en muchos casos los mismos alumnos que han empezado estudiando en el centro han vuelto al mismo como profesores, con lo que damos un gran sentido a nuestro proyecto.

También ha sido prioritario el tema de las instalaciones, tras estar durante varios años en diversos locales no lo suficientemente apropiados, sobre todo por el tema de la acústica y el espacio, y después de años de dialogo con las autoridades locales, y ante el aumento de alumnos que se producía curso a curso, nuestro Ayuntamiento decidió construir una nueva Escuela de Música, para lo cual desde el primer momento contaron con nuestra opinión y consejo para que de esta manera fuera lo más practica y funcional posible. Puesto que para que tanto el profesor como el alumno consigan el mejor rendimiento, necesitan: aulas amplias, aulas de estudio, salas de ensayo para las diferentes agrupaciones (banda titular, banda escuela, orquesta de cuerda, coro, combos, etc.) una sala de audiciones donde poder mostrar a los padres, amigos, familiares, socios, etc, el trabajo que durante el día a día se realiza. Además de esto que suele ser lo más básico e imprescindible actualmente también contamos con vestíbulo, conserjería, cafetería, biblioteca, almacén….

Otro pilar fundamental es el de dar la oportunidad de interpretar su música a los propios alumnos y profesores, para lo cual desde al año 2002 creamos un Ciclo de Conciertos, donde los auténticos protagonistas somos todos, desde los propios músicos que los ofrecen, dándoles una oportunidad de tocar ante el público que en otras circunstancias sería muy complicado; a los demás miembros del centro a los que se les ofrece la posibilidad de asistir a estos conciertos en directo y de forma gratuita; al resto de la sociedad a la que invitamos a asistir a dichos conciertos donde mostramos el fruto de nuestro trabajo.

Por supuesto no todo ha sido un camino de rosas, hemos tenido que probar, improvisar, inventar, fracasar, volver a probar, muchas veces. En definitiva, y volviendo a incidir que cada Escuela es un ente propio y tiene su situación y sus propias circunstancias, me he expresado simplemente desde mi experiencia, yo no soy músico profesional, estoy más relacionado con la gestión, que es lo que nos ha funcionado bien a nosotros.

 

Fuente: AAMY / 

Música y Navidad, una combinación perfecta para disfrutar de estas fechas que se aproximan.

Un año más, la Asociación de Amigos de la Música de nuestra ciudad, en colaboración con la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad,  ha preparado una serie de actos navideños, variados y para todos los públicos. A continuación los detallamos:

– DEL 24 DE DICIEMBRE DE 2019 AL 6 DE ENERO DE 2020, en el Patio de la Escuela de Música: BELÉN MONUMENTAL realizado por Encarna Manzanero Molina.

Horario de visitas: De 19:00 horas a 21:00 horas, excepto el día 24 de diciembre en horario de 11:00 horas a 13:30 horas. Los días 31 de diciembre de 2019, 1 y 5 de enero de 2020 permanecerá cerrado.

– JUEVES 19 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música: CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA ASIGNATURA DE CORO DE LA ESCUELA DE MÚSICA. Profesor: José Antonio Cecilia Bernal

– VIERNES 20 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:00 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: AUDICIÓN DE NAVIDAD DE LOS ALUMNOS DEL MÉTODO SUZUKI DE VIOLÍN DE LA ESCUELA DE MÚSICA. Profesora: Rebeca Guill Jurado.

– LUNES 23 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: Cuarteto de clarinetes “CLARINET CLASS”, formado por Elías Ibáñez, clarinete; Sandra Guillem, clarinete; Eva Sanjorge, clarinete y Francisco José Ruiz, clarinete bajo.

– MARTES 24 DE DICIEMBRE DE 2019, de 11:00 a 13:00 horas, en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música: ENCUENTRO CON PAPÁ NOEL.

– JUEVES 26 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en el Teatro Concha Segura de nuestra ciudad: CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA MÚSICA DE YECLA.

– LUNES 30 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: CONCIERTO DE VIOLÍN, con Eva Puche Martínez, Álvaro Puche Ortiz y Francisco José Díaz Martínez.

– JUEVES 2 DE ENERO DE 2020, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: ÁNGEL HERNÁNDEZ, saxofón y JAVIER SORIANO, piano.

EMPRESAS COLABORADORAS: AUDIOTEC, SUPERLATIO, CANCRO, ENRIQUE ORTUÑO BAÑÓN, AREAS CONSULTORES, DUO-GRAPH, CAFETERÍA ESCUELA DE MÚSICA, VIAJES BERNINI, TALLERES CANO, CANOVAS CONSTRUCCIONES, IMPER, MUEBLES ORGA, CAFETERÍA HAMBURGUESERÍA TEJOTA, AUTOCARES PELOTÓN, JUAN PALAO PEÑA Y RUTA DEL VINO DE YECLA.

Ambas entidades han firmado un convenio que establece diversas líneas de colaboración con un trato preferencial para las Sociedades Musicales

Esta medida contribuirá a fortalecer la situación de las Sociedades Musicales que suele verse desestabilizada por el retraso en el cobro de la financiación pública, algo que afecta especialmente a las Escuelas de Música y a la construcción y reforma de sedes sociales

Valencia, 2 de mayo de 2019

La Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) y Afín SGR, Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunidad Valenciana, han firmado un convenio de colaboración para facilitar el adelanto de las subvenciones públicas a las Sociedades Musicales de la Comunitat mediante avales y ayuda en la obtención de financiación a bajo coste.

Pedro Rodríguez, presidente de la FSMCV, y Cristina Alemany, directora general de Afín SGR, han rubricado este acuerdo cuyo objetivo es el de crear unas condiciones apropiadas para la consolidación y el desarrollo de las Sociedades Musicales, que han sido declaradas Bien de Interés Cultural por la Generalitat Valenciana. A través de esta acción, se podrá solicitar para cada Sociedad Musical federada una línea de acceso a avales de hasta 75.000 euros para el adelanto de subvenciones, de hasta 500.000 euros para aval financiero para inversiones o circulante y de hasta 1.000.000 de euros para avales de garantía de cumplimiento de obras y servicios.

Las sociedades musicales valencianas necesitan una financiación estable. Las subvenciones y otros pagos llegan muchos meses después de que las sociedades hayan realizado el gasto. Esta forma de funcionar lleva a que se tengan necesidades de tesorería importantes. Este acuerdo responde a esta necesidad y permitirá a nuestros asociados acceder a líneas blandas de crédito avaladas por Afín SGR. Con estos productos se pueden solucionar los principales problemas con los que se encuentran nuestros asociados en su día a día”, ha declarado Pedro Rodríguez, presidente de la FSMCV.

Junto a esto, Cristina Alemany, directora general de Afín SGR, se ha mostrado “muy satisfecha con el acuerdo y con poder ofrecer unas condiciones de financiación favorables para que las sociedades musicales de la Comunitat continúen desarrollando su labor sin problemas de tesorería. En Afín somos conscientes de nuestro papel como facilitadores y dinamizadores de la economía y la sociedad valenciana y acuerdos como el suscrito hoy responde perfectamente a nuestro cometido”.

A través de este convenio las Sociedades Musicales tendrán acceso a un asesoramiento directo y a las diferentes opciones de avales para financiación que ofrece Afín SGR con el fin de disponer de la liquidez que necesiten para hacer frente a sus diferentes pagos.

Por lo que se refiere a las ayudas públicas concedidas en 2018, desde la FSMCV se ha informado de que en abril de 2019 las Sociedades Musicales han cobrado ya dos de las más importantes que son las correspondientes a las campañas de intercambios musicales de 2018 y a las escuelas de música del curso pasado. La campaña de intercambios musicales está dotada con 1.550.000 euros y la de ayudas a las escuelas de música con 9.377.276 euros y son fundamentales para el desarrollo de la labor de estas entidades.

Las dificultades estructurales debidas al aislamiento y pequeño tamaño de las Sociedades Musicales de Cofrentes, Jalance, Jarafuel, Teresa de Cofrentes y Zarra impedían mantener durante más tiempo sus propias Escuelas de Música y, a través del asesoramiento de la FSMCV, se ha podido crear una nueva escuela comarcal que continúe formando a sus alumnos.

El próximo curso, la nueva Escuela Comarcal de Música “El Valle” dará formación a alrededor de 90 alumnos y contará con al menos 12 profesores

Valencia, 27 de julio de 2018

La Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) ha impulsado la creación de la nueva Escuela Comarcal de Música “El Valle” para los alumnos de las Sociedades Musicales de 5 municipios del Valle de Ayora.

Debido a que la Entidad Musical Maestro Serrano de Cofrentes, la Unión Musical de Jalance, la Sociedad Musical La Filarmónica de Jarafuel, la Sociedad Musical y Cultural San Blas de Teresa de Cofrentes y la Unión Musical Santa Ana de Zarra estaban atravesando serias dificultades tanto económicas como estructurales para sostener sus propias Escuelas de Música, desde la FSMCV se les ha ofrecido asesoramiento y apoyo para la creación e integración en una Escuela de Música comarcal que permita continuar formando a sus alumnos y, por tanto, con la actividad y crecimiento de estas cinco Sociedades Musicales.

No podemos permitir que desaparezcan nuestras Escuelas de Música porque son la base de nuestras Sociedades Musicales, de nuestras bandas, y la cuna de los futuros músicos de la Comunitat. Entidades como estas, en las que se une la insuficiencia de las subvenciones y sus retrasos en el cobro, al aislamiento geográfico y una dimensión que condiciona su futuro, precisan de una atención especial. Por ello, para velar por la defensa de sus derechos y su correcto funcionamiento hemos contribuido a la creación de esta nueva Escuela de Música, consiguiendo que alrededor de 90 alumnos puedan continuar formándose el próximo curso”, ha declarado Pedro Rodríguez, presidente de la FSMCV.

El objetivo de esta iniciativa ha sido dar continuidad a las Escuelas de Música de estas Sociedades Musicales para poder sumar esfuerzos entre ellas y así asegurar su eficiencia organizativa y administrativa y su estabilidad económica ya que asumirán conjuntamente los gastos derivados de la administración de la Escuela Comarcal de Música. Junto a esto, también obtendrán beneficios de índole social debido a la interrelación continua entre sus alumnos y socios, a la posibilidad de realizar actividades conjuntas, etc.

La labor de la FSMCV para su la consecución de este proyecto ha sido esencial desde sus inicios, principalmente, por lo que se refiere al impulso del proyecto y al asesoramiento conferido por parte del equipo jurídico y de gestión cultural de la Federación. La iniciativa ha contado, además, con el apoyo de los Ayuntamientos de estas localidades.

«Esta Escuela de Música Comarcal es una oportunidad que tenemos las Sociedades Musicales de llevar a cabo un proyecto ilusionante e integrador que nos permita dar una formación musical de calidad. Estamos convencidos de que va a suponer un progreso tanto para nuestras Sociedades Musicales como para nuestros pueblos y los Ayuntamientos deben ser conscientes del reto que tenemos por delante. La música en nuestra comarca es una realidad cultural y musical de primer nivel”, ha explicado José Francisco Teruel, director de la Escuela de Música “El Valle”.

Está previsto que en el próximo curso esta Escuela Comarcal de Música de formación a alrededor de 90 alumnos y cuente con una plantilla de 12 profesores. Las asignaturas que se impartirán son: piano, violoncelo, lenguaje musical, flauta, clarinete, fagot, percusión, trompeta, oboe, coro, solfeo, jardín musical, conjunto instrumental, trompa, trombón y saxo.