Federación Murciana

Entradas

Durante este curso escolar la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, a través de su Escuela de Música, está participando en el proyecto «IMUS»

Mediante la colaboración con la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia y la Consejería de Educación y Cultura.

Yecla, 22 de abril de 2021

Gracias al programa «CONFAMUS» se compensará la carga económica familiar debido a la pandemia, y gracias a los programas «MUMUS E INSOMUS» se facilitará el acceso al alumnado a la formación musical reduciendo de este modo el absentismo y abandono escolar en esta importante formación humana.

El programa CONFAMUS lo estamos desarrollando entre los meses de enero a junio del 2021; y los talleres correspondientes a los programas «MUMUS E INSOMUS», se van a desarrollar durante los próximos meses.

Un poco más de información sobre estos programas:

– PROGRAMA COMPENSACIÓN FAMILIAR «COMFAMUS»

Este programa pretende compensar la carga económica que para  las familias  ha supuesto la pandemia, mermando el acceso del alumnado a la formación musical en las escuelas favoreciendo el absentismo y abandono escolar.

En nuestro caso contamos con una serie de asignaturas que por sus características están becadas y a las cuales se les proporciona una serie de descuentos, para facilitar al alumnado con un perfil más cercano a la dificultad económica el acceso a esta actividad, y que podrían estar expuestos a ese absentismo escolar y exclusión social. De esta manera facilitamos su integración en la sociedad a través de instrumentos de viento de demanda más minoritaria.

– PROGRAMA INCLUSIÓN SOCIAL Y MÚSICA «INSOMUS»

Intervención musical cuyo fin es lograr la inclusión social, siendo la música el medio para facilitar la integración y participación, además de potenciar la expresión emocional y acercar la cultura musical a personas en una situación de riesgo, exclusión social, absentismo y abandono escolar.

Nuestra escuela ofrece la asignatura de Musicoterapia, impartida por una profesora especializada en dicha materia, que cuenta con varios años de experiencia colaborando con centros locales como son el Colegio de Educación Especial Virgen de la Esperanza y el Centro de Estimulación Temprana.

– PROGRAMA MULTICULTURAL «MUMUS»

Consiste en utilizar la música, con todos sus movimientos, para estimular y facilitar la integración con facilidad en la oferta educativa de las escuelas de música aprendiendo un instrumento o perteneciendo a alguna banda y/o agrupación musical (banda juvenil, big band, conjuntos o coros) que favorezca la integración multicultural con la socialización de otros miembros del grupo en las aulas de referencia.

Un grupo numeroso de alumnos y alumnas de diversas nacionalidades pertenecientes al centro y sur del continente americano, y que reciben clases en diversas especialidades de nuestra Escuela perteneciendo a grupos instrumentales como Banda Escuela, Combos de música Moderna o Música Tradicional de sus países de origen.

A petición de la Presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia Dª Ginesa Zamora, voy a intentar escribir un pequeño resumen sobre la historia del Himno de la Federación.

Fuente: https://blogs.laverdad.es/febandasrmurcia/ – Martes, 26 enero 2021

Primero, les diré que me llamo Jesús Añó Martínez, que he sido entre otras cosas, profesional por oposición (Trompeta) de la Marina.

En 1993, estando de profesor de metal en la Banda del Pasico de Torre-Pacheco,y director de la Banda juvenil, D. Isidoro Jesús, por entonces Presidente de la Federación de Bandas, me propuso la posibilidad de componer un himno para la Federación. Yo le dije no había hecho ningún himno pero, que la idea me parecía muy bonita y tentadora y que sería una experiencia para mí.

Me comentó que quería un Himno de determinadas características y me puse manos a la obra.

Al poco tiempo, lo llamé para decirle que ya tenía la introducción y que quería que la escuchara, (cosa que hizo) y le gustó bastante.

He de decir en honor a la verdad que, en aquellos años, no teníamos la tecnología de ahora y que fue gracias a un buen amigo, llamado Manuel Jimenez Navarro, podíamos ir escuchando la música conforme la iba componiendo.

Seguí con la composición de la primera parte, y poco a poco iba tomando forma hasta que la pudimos escuchar por completo. Una de las características del Himno era que al principio y a continuación de la Introducción, tenía que intervenir el Tenor a solo.

Al cabo de unos meses se convocó una reunión de los distintos directores de las Bandas de Música, para que escucharan y dieran su opinión y visto bueno. Según el Presidente, hubo unanimidad por parte de todos los asistentes, dando el visto bueno para presentarlo a la Junta General de la Federación.

Presentado ante la Junta Directiva de la Federación, se acordó por unanimidad proponerlo para que fuera el Himno de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia.

A propuesta del Presidente, fuimos al Ayuntamiento a entrevistarnos con la Concejala de Cultura, (que entonces era Dª Amparo Marzal Martínez), la cual, después deber la partitura y escuchar el audio del Himno, nos apoyó para que se pudiera estrenar en una actuación en el Teatro Romea. Se pensó que sería muy oportuno poder estrenarlo al final del Certamen Regional de Bandas de Música, que se celebraba en el mes de octubre.

Teníamos poco tiempo, ya que estábamos casi al final de la primavera y teníamos el verano por medio.

El siguiente paso fue, buscar a alguien para que compusiera la letra.

Se pensó en una persona muy conocida en Murcia por ser un famoso trovero y poeta, con muchos premios en su haber. Este señor se llamaba, José Travel Montoya,( el Repuntín).

En un primer contacto por teléfono, me trasladé a su casa en Puente Tocinos.

Escuchó el audio y se entusiasmó por el hecho de poder poner letra aun himno, advirtiéndome que era la primera vez que lo hacía.

Al cabo de unos días, volví para ver cómo iba todo y me llevé una grata sorpresa al ver que tenía todos los versos y las estrofas hechas. Pasamos todo el día rectificando y acoplando las sílabas y las estrofas a la música, la cual tuve que modificar algunas partes para que encajaran rítmicamente en los acentos gramaticales.

Una vez estuvo todo revisado y ensamblado, pasé a hacer la transcripción e instrumentación de las partichelas y la partitura general de la música y la de Letra.

El siguiente paso fue buscar la banda de música que se encargara de estrenar el Himno, así como el Tenor que cantara la introducción del mismo y una Coral, lo suficiente grande, como para poder cantar las distintas voces.

En un primer momento, se pensó en una Banda de Música de la Región, pero para que no hubiera problemas en la preferencia, se decidió que lo mejor sería que dado que al final del Certamen siempre se invitada a una Banda de otra comunidad, fuera ella la encargada de interpretarlo.

Tengo que decir como anécdota que, la Banda invitada sería la Banda Sinfónica del Ateneo Musical Schola Cantorum de Vall de Uxo, de Castellón de la Plana (Valencia) y que junto con un miembro de la junta directiva de la Federación, nos desplazamos a Castellón para asistir al ensayo General de dicha Banda y entregarles las partituras para poder empezar a ensayar el Himno.

Al mismo tiempo, hubo que buscar una Coral lo suficientemente grande como para poder interpretar las distintas voces del Himno. Para eso contacte con José Bermejo, director de la Coral Kosaly de Molina de Segura y consiguió agrupar tanto a su Coral Kodaly, como la Coral Academia Municipal de Molina y el Coro de la Academia Kodaly también de Molina.

El Tenor fue, José Solano Muñoz, profesor Superior de Canto y Musicología en la Escuela de Arte Dramático de Murcia.

Hay que decir que cada coral y el Tenor estuvieron ensayando las voces, cada uno por separado ante la imposibilidad de poder hacer un ensayo general.

A la Coral Kodaly, hubo que llevarle las partituras a un albergue de Sierra Espuña, en el cual se encontraban concentrados.

También hay que destacar que, no fue hasta el día del estreno, en el Teatro Romea, y dos horas antes de empezar el Certamen, pudimos juntarnos todos para hacer un ensayo general, con la Banda Sinfónica, las tres Corales y el Tenor. Todo un reto para todos, que gracias a la profesionalidad de los Directores y miembros de los Coros y el Tenor, salió perfectamente. Vaya por delante mi gratitud y admiración por todos ellos.

El Himno que no era oficial todavía, se estreno en el marco incomparable del Teatro Romea, el día 14-10-1994, con la colaboración del Excelentísimo Ayuntamiento de Murcia representado por la Concejala de Cultura Dª. Amparo Marzal Martínez y distintas personalidades del mundo de la música, con todo el escenario completo entre las Corales y la Banda, que casi no había sitio para el presentador.

El estreno del Himno,” que hay que decir por cierto que no lo tiene ninguna Federación de España” se hizo oficial en la Asamblea General de la Federación, el 20-05-1995.

LETRA DEL HIMNO DE LA FEDERACIÓN

Tenor: El pentagrama se vuelve alegría y notas rivales en el corazón, y el sueño de una sinfonía que lleva en sus alas mensajes de amor.

Coral: El pentagrama se vuelve alegría, Y notas rivales en luz y color y el sueño de una sinfonía que lleva en sus alas a nuestra Región. Evoca los sueños y fantasías que elevan mensajes hasta el mismo Dios
y en suspiros llenan el aire que ansia el alma Murciana y la creación. Las batutas vuelan como golondrinas trazando en dulce compás, Los acordes y voces de orgias del germen que unirá lo universal.

Entro llevamos luces musicales que todas componen la más bella unción y en las Bandas resuenan los timbales que engarzan el eco como un eslabón. Respiramos la música encendida en un bello ritual, y en pálpitos de lluvia divina como una caricia primaveral.

Como arroyo en su jardín de notas salpica a nuestra Región, y el aura en nuestro confín, que platea a un diapasón, los rayos tejen al sol y llueven acordes en un altar, y crecen en luz por su fulgor, delirios que acunan la luz matinal, nos mantiene el alma en creación por amor el Himno cantar de nuestra Federación.

El pentagrama se vuelve armonía y ecos musicales en el corazón, mensaje de la alegría que lleva en sus alas a nuestra Región. ¡Viva la Federación! ¡Viva! ¡Viva!

Vaya mi reconocimiento a título póstumo para José Travel Montoya, autor de la letra.

Jesús Añó Martínez.

Durante los últimos meses, lamentablemente, se ha hablado mucho de cómo se ha visto afectado, durante este año tan especial por la crisis sanitaria de Covid-19.

La situación de las Sociedades Musicales, sus bandas de música, sus escuelas y de todo el movimiento musical y cultural que se desarrolla alrededor de las mismas.

Puesto que las ha dejado bajo mínimos tanto en la parcela económica y social, como en la educativa y cultural, ya que a todas les ha perjudicado en menor o mayor grado.

Fuente: https://blogs.laverdad.es/febandasrmurcia/ – Miércoles, 16 diciembre 2020

Imagino que como todas las demás circunstancias que rodean nuestra vida, y que también han sido alteradas por esta nueva normalidad, todo irá volviendo a la calma. Pero quizás sería un buen momento para que desde todas las partes implicadas (sociedades musicales, federaciones, ayuntamientos, consejerías autonómicas, ministerio de cultura, músicos profesionales, profesores, etc.) se analicen estas circunstancias con tranquilidad y voluntad de llegar a soluciones, puesto que la música, y en correspondencia las sociedades musicales que en muchos pueblos y ciudades de nuestro país son la única forma de acceso a este arte a través de sus escuelas de música, se encuentra en una situación límite por la falta de apoyo, la ausencia de una legislación adecuada, la escasa financiación, los pocos recursos, las, muchas veces, deficientes infraestructuras, etc.

En la mayoría de los casos, estos proyectos, sus escuelas de música, bandas de educandos, bandas de música, etc. siguen adelante por el trabajo y esfuerzo titánico de las personas que las dirigen, muchos de ellos de forma casi heroica, y que siempre están al pié del cañón, luchando, trabajando, aportando su tiempo libre que roban a sus familias, incluso algunas veces aportando su propio capital, y a los que nunca estaremos lo suficientemente agradecidos.

Durante los meses de confinamiento se ha vuelto a demostrar que la cultura es esencial para toda sociedad que se precie. Durante esos días de aislamiento en casa, todos hemos consumido, mucha cultura: libros, cine, música, arte…, sin contar con la cantidad de actuaciones musicales improvisadas desde nuestros balcones o grabadas por infinidad de músicos de forma online, desde sus domicilios, y haciendo lo que mejor saben hacer: transmitir sus sentimientos a través de las notas musicales.

Este gran consumo de cultura ha supuesto para muchas personas la válvula de escape para controlar la ansiedad generada, reforzar la autoestima y el sentimiento de pertenencia a una sociedad, lo cual vuelve a poner en evidencia la imperiosa necesidad de dotar de los suficientes apoyos económicos, legislativos y de cualquier índole de las instituciones públicas correspondientes, pero ya no por la situación creada por la Pandemia, que también, sino para que se perpetúe en el tiempo, y de una vez por todas la Música y, en su caso, las sociedades musicales que, en la mayoría de los pueblos y ciudades de nuestro país son las que ofrecen la única posibilidad de acercarse a este bello arte, puedan seguir fomentando el disfrute y conocimiento de esta disciplina artística.

Imagino que será una tarea complicada, porque ahora todos los sectores necesitan de la ayuda de las administraciones públicas, pero desde estas líneas les pediría que no nos olviden, que también piensen en nosotros, y en lo mucho que aportamos a la sociedad, la cultura es fundamental, y se ha vuelto a demostrar en estos tiempos tan difíciles que nos está tocando vivir.

Enumerar todas las deficiencias que haría falta solucionar para equipararnos a la mayoría de los países con los que conformamos la Unión Europea, sería muy prolijo, porque atañen a muchos aspectos: educativos, culturales, sociales, económicos…; pero humildemente solicitaría a los responsables políticos que corresponda, que nos tengan en consideración, que nos escuchen, que nos atiendan, porque con casi toda seguridad somos uno de los colectivos que más sufre dichas carencias y, más ideas y propuestas para solucionarlas puede aportar.

No quisiera concluir sin poner una nota positiva, porque a pesar de todo, siempre hay cosas que nos animan a seguir adelante, nos llena de energía, y sobre todo nos hacen sentirnos orgullos de nuestro trabajo.

Gracias a los directivos de nuestras sociedades musicales por su denodado esfuerzo para explicar y convencer a nuestras autoridades municipales de la necesidad de apoyarnos y buscar recursos por todos los medios; a los padres, madres y alumnos de las escuelas de música por su confianza y apoyo incondicional; a los profesores y resto del personal de las academias por su esfuerzo y profesionalidad, porque nos ayudaron a afrontar los duros meses del confinamiento, y ahora lo están haciendo con las clases presenciales manteniendo al máximo el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria de los centros; a cada uno de los músicos que integran nuestras bandas de música por su implicación, entrega y buen hacer; a nuestras familias por animarnos; a nuestros socios, por ser nuestra masa social siempre, también como ahora en los malos momentos, a todas las personas y empresas que nos han apoyado tanto económica como moralmente; a los funcionarios tanto de Sanidad como de Seguridad Ciudadana por habernos orientado a la hora de afrontar esta difícil situación; a los Ayuntamientos por haber entendido que nuestra labor era totalmente necesaria.

Muchas gracias a todos.

José Miguel Ibáñez Lax.
AAM de Yecla.

La Federación de Bandas de Música de la Región recibirá por primera vez de Educación una subvención de 200.000 euros, que se suma a los 100.000 que aporta el ICA para comprar instrumentos

La pandemia de la covid-19 ha impedido celebrar conciertos y otros eventos que suponen su principal vía de financiación

16/11/2020

La Consejería de Educación y Cultura va a destinar 340.000 euros para colaborar con el mantenimiento de las bandas de música de la Región. Así lo avanzó hoy la consejera Esperanza Moreno en la reunión online que mantuvo con la presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia, Ginesa Zamora.

Por primera vez, las escuelas contarán con una subvención extraordinaria procedente de la Consejería, que asciende a 200.000 euros, para colaborar con el mantenimiento de estas agrupaciones, que se han visto obligadas a asumir gastos extras como consecuencia de la pandemia. Al mismo tiempo, sus ingresos han experimentado una sensible reducción, puesto que sus principales vías de financiación proceden fundamentalmente de eventos públicos como conciertos, fiestas populares y procesiones, que se han suspendido debido a la Covid-19.

Por otra parte, Educación colabora con las escuelas de música con el objetivo fundamental de contribuir a erradicar o reducir el absentismo escolar, ya que “la música, como el deporte, constituyen un medio idóneo para promover la difusión de valores que, como la disciplina, ejercen una función educativa y social que nadie pone en duda”, explicó Esperanza Moreno.

Esta ayuda extraordinaria, concedida a través de la Dirección General de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad, se suma a la línea estable de colaboración que mantiene la Comunidad, a través del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes de la Región de Murcia (ICA), por la que la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia recibe todos los años una subvención de 40.000 euros para colaborar en sus gastos de funcionamiento. Una ayuda que tiene como fin favorecer las actividades de formación musical en la Región y contribuir a la difusión de las tradiciones, en general, y la música en particular.

Además, este año el ICA ha destinado a la Federación 100.000 euros para un plan de compra y renovación de instrumentos para que las bandas cuenten con ellos tanto para la enseñanza como para sus actuaciones. Se consigue así hacer más accesible el aprendizaje y el desarrollo de la creatividad musical entre la población, especialmente entre los más jóvenes.

Esta colaboración se circunscribe a las acciones de desarrollo de la Ley de la Música, que estable en su preámbulo que la música constituye una parte insustituible del patrimonio cultural y social de todo sociedad y territorio, una manifestación presente en las raíces de la identidad colectiva, que es tesoro de todos como recurso irremplazable del patrimonio material e inmaterial, a la vez que motor social, cultural y económico insustituible.

En la Región de Murcia existen actualmente 38 bandas de música que aglutinan a más de 4.500 músicos e integran la Federación, que se creó en 1984 con la finalidad principal de trabajar en aras de la cooperación, promoción y defensa de sus intereses en materia de bandas de música.

Estamos en la semana previa a Santa Cecilia y son bastantes Bandas de Música Federadas las que por el segundo brote de la pandemia no podrán realizar el Concierto de la patrona.

La vida es lo primordial en la persona y mantener las precauciones que sean necesarias para preservar lo esencial; en la evolución personal, se desarrollan valores y capacidades que nos mantienen, para continuar creciendo a través la música. En otro orden de cosas para las Bandas una de las esencias en la vida es Música. El integrar en la formación de una persona la música junto a la práctica del instrumento, desarrollan toda una serie de habilidades y destrezas que le permiten percibir de un modo más completo, cuanto sucede.

En este periodo donde todo queda mediatizado por preservar la vida, la Bandas quedan relegadas, como todos, a unos ensayos seccionales a unas interpretaciones de conjuntos instrumentales, al igual que a los aforos reducidos.

Este hecho ha mediatizado mucho la celebración de Santa Cecilia de dos mil veinte, y es inevitable recordar el montaje del concierto de Santa Cecilia, que está presente desde que se inician los ensayos del nuevo curso. Junto con las actividades previas a Santa Cecilia, por parte de los alumnos y del profesorado. Desde la Directiva hay todo un proceso de preparación para los músicos que se incorporan a la Banda, desde la recogida en sus domicilios por la Banda, acto muy importante y emotivo para todos. Continuando con la convivencia posterior junto a las familias de los músicos que se incorporan.

Y si recordamos el día de la patrona, que comienza con una diana por la población para recordar a todos mediante algún cohete, al inicio del pasacalles, que previamente se difundió con cartelería. Seguidamente la misa de Santa Cecilia, en ese día o cercano a la celebración de la patrona. En la celebración se participa con un grupo instrumental y los músicos que se incorporan a la Banda, participan en la misa. En un lugar visible se coloca la imagen o la talla de Santa Cecilia y junto a ella la Bandera, en algunas poblaciones se procesiona a Santa Cecilia.

Seguidamente se realiza el concierto de la patrona, siempre con una gran aceptación de seguidores; las autoridades, invitados, los socios y antiguos componentes de la Banda. Previamente se inicia una presentación del concierto y se nombra a cada uno de los músicos que se incorporan a la Banda, que les amadrina o apadrina personas que eligen para este acto público de incorporación, le reciben Presidente y directivos. Y una vez acogidos pasan a ocupar su lugar en la Banda.

El mantenedor del acto cede la palabra al Presidente /a que interviene, comunicando la trayectoria del año y reconociendo la labor de personas y entidades. Finalizado el protocolo se introduce el programa del concierto de la patrona y a disfrutar de la música, cada año se supera al anterior, en programa e interpretación, siendo valorado con entusiasmo por los asistentes.

Tras el concierto, se continúa con la comida de la Banda y convivencia entre los músicos, invitados, familiares de los músicos incorporados y socios, en un ambiente distendido y lúdico, con tiempo de intervenciones sobre el año, detalles y anécdotas. La tarde se alarga en un ambiente festivo de los participantes.

Este año no será posible un día de Santa Cecilia como habitualmente se realizaba, en las Bandas de Música de la Federación de Murcia. Por tanto propusimos compartir durante la semana del dieciséis al veintidós de noviembre, compartir las cuarenta Bandas Federadas la vida de las Bandas, en redes conciertos realizados, y desde los medios de comunicación locales y regionales, de radio y televisión. Con un tema cada día a mostrar, desde el homenajear a los mayores, a la participación en certámenes, el trabajo de las Bandas Escuela y Juveniles, la mujer en las Bandas de Música y la Banda Sinfónica de la Federación.

Con esta propuesta hemos acercado a todos la celebración de Santa Cecilia, y vamos a celebrar el Día de la Música en la Región de Murcia, como se estableció en la Ley de la Música de la Región de Murcia aprobada en la Asamblea Regional el catorce de febrero de dos mil veinte.

El pasado dieciséis de noviembre se anunció en una entrevista con la Consejera de Educación y Cultura con Dña. Mª Esperanza Moreno Raventós y los dos directores Generales del ICA y de Enseñanzas de Régimen Especial, la concesión a la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia desde la Consejería de Educación la subvención de 340.000 euros.

Desde este blog agradecemos la sensibilidad mostrada con los diez mil alumnos de las Escuelas Federadas, y los cinco mil músicos de las Bandas, mediante estas ayudas esperemos que continúen abiertas todas las escuelas de música de nuestras Bandas.

¡Felicidades en Santa Cecilia!

Ginesa Zamora Saura.

Fuente: https://blogs.laverdad.es/febandasrmurcia/ Sábado, 21 noviembre 2020

Por suerte, la importancia de la música y de las bandas de música en nuestra sociedad es cada vez mayor ya que es poco habitual encontrarse con alguien que no conozca a algún miembro de las 40 entidades pertenecientes a la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia o a otras agrupaciones similares de nuestra región.

Además, en todas las poblaciones se aprovecha el gran trabajo que se realiza dentro de nuestras asociaciones para poner música en sus actos más representativos (fiestas, procesiones, conciertos en la calle y en auditorios…), por no hablar de la enorme cantidad de músicos profesionales que comenzaron su enseñanza musical en las aulas de nuestras escuelas.

Fuente: https://blogs.laverdad.es/febandasrmurcia/   Jueves, 22 octubre 2020

Si echamos la vista atrás, la importancia de las bandas de música en momentos claves de la historia es conocida. Durante la Revolución Francesa se promulgaba la idea de libertad, igualdad y fraternidad a través de las bandas de música. La unificación de la República Italiana en el siglo XIX utilizó como herramienta básica para la nueva era la música de banda. En Estados Unidos, tras la Guerra de Secesión y su posterior unificación se fundó una Gran Banda en Boston para simbolizar el Nuevo Futuro. Por tanto, podemos asegurar que la palabra Banda significa union; es una herramienta de futuro y construcción.

Se acerca la festividad de Santa Cecilia, patrona de la música, y se hace raro no estar preparando nuestro tradicional concierto, el más multitudinario del año. Pero aún más raro es que se deba a las estrictas medidas que desde las diferentes administraciones se nos marcan, y es que, pese a exigirnos una serie de conciertos, no nos facilitan los medios para poder prepararlos de la manera más óptima.

Resulta cuanto menos curioso que en ensayos de bandas federadas, las pertenecientes al municipio de Murcia al menos, se nos haya permitido únicamente la presencia de cinco músicos más un director durante casi dos meses, cuando en la comunidad vecina tenemos constancia de que se está desarrollando la actividad bandística de manera más normalizada.

Estaremos todos de acuerdo en que debemos de llevar el máximo cuidado posible y seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias, algo que en nuestras sociedades musicales ya se cumple, pues nuestros educandos siguen recibiendo sus clases con ratios reducidas, a las que tienen que acceder tras desinfectarse las manos, guardando la distancia de seguridad y usando en todo momento la mascarilla y una mampara entre profesor y alumno en el caso de las clases de instrumentos de viento.

Nos encontramos en un momento crucial para nuestras instituciones; hemos sumado numerosas pérdidas económicas debido a la cancelación de los eventos que completan cada año nuestra temporada y se ha generado un estancamiento en nuestra actividad colectiva; muchos de nuestros músicos llevan siete meses inactivos.

Es necesario recoger en estas palabras que la música y la actividad de banda es modo de vida para muchas personas, una parcela de sensaciones y emociones esenciales en su rutina. Una actividad que inyecta vida y energía, que contamina de valores y disciplina a los más jóvenes.

Desde la Agrupación Musical de Beniaján, y seguro que desde otras asociaciones de mismo índole, queremos seguir con nuestra transmisión cultural, a través de nuestra actividad formativa de Escuela y de Banda. Nuestro gran colectivo familiar formado por socios, abuelos, padres, madres, músicos y profesores desea sensibilizar a nuestro pueblo y municipio en estos tiempos tan difíciles. Será nuestro objetivo generar cultura musical, idear nuevos atractivos y formatos, siempre acercando la música de Banda a todos los públicos y desarrollando esa actividad musical que tanto nos apasiona.

Consideramos de vital importancia para nuestra supervivencia, la puesta en marcha de la ya aprobada ley de la música, y que en ella se nos tenga más en cuenta, puesto que realizamos una tarea que pese a no estar considerada como “actividad profesional” se parece mucho. Y que tengan en cuenta a un colectivo que, según el “Estudio de impacto socio-cultural y económico de las bandas de música” que realizaron investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), engloba a unas treinta mil personas entre músicos, socios, educandos y profesores, es decir, a más de un 2% de la población de la Región de Murcia.

Verdaderamente, estamos ante una situación difícil, pero entendemos que no somos parte del problema, sino de la solución ya que, como se demostró durante la etapa del confinamiento, la cultura es y será siempre una actividad esencial, capaz de aportarnos experiencias únicas y nuestras bandas, por tanto, también lo son. De hecho, en el caso de la Agrupación Musical de Beniaján, a la que pertenecemos, continuamos con actividades de divulgación de nuestra actividad a través de las redes sociales y los videos que publicamos teniendo una acogida espectacular entre nuestros seguidores.

Estamos seguro de que con un diálogo más fluido entre las diferentes administraciones y las bandas podríamos incrementar nuestra actividad. Nos encontramos en una época de distancia física, pero debemos evitar en todo momento la distancia social.

David Arce Ruiz
(Directivo, músico, profesor y director de la Banda Escuela de la Agrupación Musical de Beniaján).

Javier Lacárcel Hernández
(Músico y vicepresidente de la Agrupación Musical de Beniaján).

/ 

Dentro de las actividades de formación organizadas por la Federación de Bandas de la Región de Murcia con motivo de la situación motivada por la crisis sanitaria de la Covid 19, Ángel Hernández Azorín, director de la Banda Sinfónica y la Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, ofrecerá una Webimar (seminario en la web)  sobre “Medidas preventivas para la reapertura”.

La misma se llevará a cabo a través del Google Meet el próximo martes 28 de julio, en horario de 18:00 a 19:30 horas y está dirigida a los profesores de las Escuelas de Música, Juntas Directivas de las Asociaciones y cualquier persona interesada en la temática.

La inscripción online puede realizarse a través de este enlace:

https://forms.gle/ioBtEp3zyXUR8W5Z8

Fuente: https://blogs.laverdad.es/febandasrmurcia/ Jueves, 2 julio 2020

La nomenclatura del COVID-19 nos sitúa en la evidente presencia del virus en 2019, que ha sido el medio de parar los ritmos de vida y la evolución socioeconómica de nuestra aldea global, cada cual en su proceso se ha visto frenado ante esa amenaza vital, que destruye la vida silenciosamente y que mantiene una aparente normalidad, inoculando en nuestra sociedad el mejor elemento de control y dominación, el miedo que corroborado con las cuantiosa pérdida de vidas humanas, brinda un escenario que eleva temores y aletarga la vida. En un país como el nuestro lleno de luz y vida social donde la comunicación, el sentido del humor y la crítica jocosa, nos permiten que, en un espacio de libertad de expresión en el cual nos encontramos, la realidad vigente, nos marca los ritmos de actividad, canalizando la realidad con escasos márgenes de movimiento.

No obstante la inercia de la actividad en la vida nos empuja a seguir trabajando para sobrevivir, y nos permite mirar al próximo, tomando consciencia de que un ritmo tan frenético, lleva históricamente a las epidemias que desde Justiniano han sido documentadas a lo largo de los tiempos, siendo preludio de cambios en la mayoría de los casos.

Nuestra epidemia supone un tiempo de espera en la inmediatez contemporánea, planteándonos una readaptación en el camino, ralentizando las aspiraciones y objetivos marcados.

Las Bandas de Música con nuestras vertientes asociativas, formadoras y de actividad cultural, hemos ido sorteando la situación, en un principio telemáticamente, ha sido el medio comunicación con asociaciones y familiares, la herramienta para la formación de nuestros 10.000 alumnos y el medio de generar cultura, realizando grabaciones en casa, para posteriormente componer mosaicos de las obras interpretadas y de este modo, realizar cultura musical.

Pero la raíz de las Bandas de Música pasa por la consideración de la música como un aprendizaje ineludible, que va construyendo la formación emocional y prepara en el alumno, la comprensión de otras competencias formativas, permitiendo ir asumiendo lúdicamente disciplina de trabajo y disfrute de la interpretación, en los distintos niveles formativos; compartidos por el público asistente a las audiciones, conciertos, desfiles o cualquiera de las manifestaciones culturales.

La convicción corroborada científica y sociológicamente de este bien, lleva en algunas comunidades de España, a una consideración de servicio; a las labores realizadas por las Bandas de Música con la consiguiente corresponsabilidad, que de esa consideración se deriva.

En este momento es vital el respaldo de las instituciones Locales y Regionales, ambas deben responder a los 320 profesores y al colectivo de 50.000 personas en la Región, que ha colaborado espontáneamente con lo mejor que tienen y han podido, LA MÚSICA, en la reducción de situaciones de dolor y ansiedad, facilitando lazos de afectividad y cooperación; moviendo a la generosidad de dar lo mejor de cada uno, para ser útiles ante la necesidad. Este paso adelante engrandece al ser humano y nos lleva a niveles de sensibilidad para servir donde mejor podamos.

La música es vital nos eleva, alimenta y sana el espíritu en situaciones de sufrimiento, aportando estos bienes al músico, a la Banda y al público que disfruta de su interpretación, en el modo que sea posible.

Desde la Federación continuamos trabajando junto con las 40 Bandas para que en septiembre todos tengamos lo necesario para abrir la puerta de nuestras escuelas, y las Bandas suenen como sea posible.

En la apuesta por la vida estamos todos, y nos necesitamos.

Les deseamos disfruten del verano.

Ginesa Zamora Saura
Presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia.

 

blogs.laverdad.es/febandasrmurcia/Jueves, 13 febrero 2020

Las bandas de música forman parte del patrimonio musical de la Región de Murcia. Este patrimonio debe ser mantenido por todos los estamentos que conforman nuestra región y aunque se han realizado algunas labores quedan todavía muchas en el tintero. En los últimos años hemos podido ver como surgen nuevas obras que pasan a formar parte de este patrimonio gracias al trabajo de los compositores y de los encargos que se les realizan. Las fiestas juegan también un papel principal: Cofradías, cabilas y mesnadas encargan nuevas obras que suenan en sus procesiones y desfiles. La cuestión que nos planteamos es: ¿Qué ocurre con la música que se escribió años atrás y que no conocemos?.

En los archivos de estas asociaciones existen partituras que fueron encargadas hace muchos años y que por diferentes cuestiones han dejado de interpretarse pasando al olvido. Aquí es donde la investigación debe realizar una labor necesaria para rescatar estas obras que están en el limbo.

Hace unos años, el presidente de la Cofradía del Perdón, Diego Avilés, contactó conmigo por teléfono. Quería enseñarme algo, que para él tenía un gran valor. Cuando ví la partitura supe que era una joya, por la instrumentación se podía datar entre finales del siglo XIX y principios del XX. Se trataba de una marcha fúnebre del maestro D. Manuel Quislant realizada en 1911, titulada El Cristo del Perdón, (ver figura 1) que había compuesto para esta cofradía. La pieza había sido interpretada en su estreno y había pasado al olvido. Años más tarde un cofrade cayó en la cuenta que el maestro Quislant había escrito una marcha para ellos, (y no sabían donde estaban las partituras) se puso en contacto con él y este les facilitó una copia de la partitura. Se volvió a interpretar en 1944 y otra vez en 1993 por la Unión Musical de Santomera dirigida por Carmelo Molina López hasta que Diego Avilés la rescató y se pudo interpretar de nuevo, esta vez por “Las Musas” de Guadalupe. Este no debe ser un hecho aislado, tenemos suficientes indicios para afirmar que existen muchos archivos en la Región de Murcia sin catalogar y por lo tanto sin saber qué hay en ellos.

Algo similar ocurre con la Federación de Moros y Cristianos de Murcia, al celebrar su trigésimo aniversario. Para el concierto del medio año festero se rescataron varias piezas compuestas para cabilas y mesnadas que en algunos casos llevaban años sin interpretarse. Éste concierto fue grabado en cd por “Las Musas” de Guadalupe y en él encontramos piezas, por ejemplo, de D. Manuel Massotti Littel.

Figura 1: Partitura de El Cristo del Perdón de M. Quislant

Pero la labor investigadora no puede recaer exclusivamente en la voluntad de los particulares o en la casualidad. La Universidad de Murcia, en concreto la Facultad de Educación, viene realizando una gran labor desde el Máster de Investigación Musical que coordinó José Antonio Clemente “Tono” y que en la actualidad lo hace José Francisco Ortega. Desde este Máster han surgido cientos de investigaciones relacionadas con la música pero solo unas pocas con las bandas. Cabe destacar los trabajos realizados sobre el compositor santomerano Ginés Abellán y sobre su Suite Murciana pero echamos en falta investigaciones sobre compositores como el jumillano Julián Santos o el caravaqueño Ignacio Sánchez Navarro. Otras investigaciones tratan sobre las bandas de Cehegín (realizado por Ginés Fernández Correas), Águilas (elaborado por Antonio Morales) o “Las Musas” de Guadalupe (autoría de Carmen García Martínez). También encontramos trabajos sobre las escuelas de las bandas (Pedro Grau) o sobre la colección de obras manuscritas del archivo musical de la extinta banda de la Diputación de Murcia (Ángel Quereda Barceló).

Todas estas investigaciones resultan de gran valor pero son un oasis en el desierto. Si queremos conocer, mantener y dar a conocer nuestro patrimonio musical, todavía nos queda un largo camino por recorrer. Debemos fomentar las investigaciones sobre compositores murcianos, sobre las bandas y sobre todo lo que forma parte de la música de la Región de Murcia. No podemos olvidar que toda esta labor conlleva tiempo y dinero. La investigación no termina con la realización de estos trabajos, la difusión resulta imprescindible y necesaria para poder dar a conocer los resultados. La edición de partituras, libros, discos y artículos sobre la música murciana deben ser el objetivo final para que todos los murcianos puedan disfrutar de lo que más nos gusta, la música, y si es murciana mejor.

José Ibáñez Barrachina
Catedrático de trompeta del Conservatorio Superior de Música de Alicante
Profesor asociado de la Universidad de Murcia

Banda Sinfónica de la Federación

El plazo de inscripción estará abierto hasta el próximo 15 de enero.

PROYECTO 2020

DIRECTOR INVITADO: D. FRANCISCO JOSÉ BLANCO CORBALÁN

Proyecto Artístico Banda Sinfónica Federación de Murcia 2020

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

PROGRAMA

I PARTE

FANTASÍA, Op. 14 – Javier Pérez Garrido

HERO Y LEANDRO – Ginés Martínez Vera

II PARTE

COLLAGE FANTASY – Juan José Beltrán Martínez

POMPEII – José Alberto Pina

HIMNO DE LA FEDERACIÓN – Jesús Añó Martínez

CONCIERTOS

21 Marzo 2020 –  Paraninfo UPCT Cartagena

22 Marzo 2020 – Auditorio ‘Victor Villegas’ de Murcia

29 Marzo 2020 – Auditorio de Santomera

Fecha por determinar para la participación en Festival nacional.

HISTORIA DE LA BANDA SINFÓNICA DE LA FEDERACIÓN

La Banda Sinfónica de la Federación es una formación instrumental de viento, cuerda y percusión formada por jóvenes músicos de entre 16 a 25 años con nivel instrumental notable, provenientes de las diferentes Agrupaciones musicales y Bandas de la Región de Murcia.

Esta formación, decana de las Bandas de las Federaciones Regionales españolas, nace y desarrolla su trayectoria con la ilusión y esfuerzo de los directivos y asociaciones federadas empeñadas en que ésta sea su máximo representante artístico dentro y fuera de nuestra región.

Hizo su concierto de presentación el día 27 de diciembre de 1997 en la Sala Narciso Yepes del Auditorio y Centro de Congresos de la Región de Murcia “Víctor Villegas”.

En Octubre de 1998 participó en el IV Festival de Bandas de Música de Ámbito Estatal celebrado en el Auditorio y Centro de Congresos de la Región de Murcia.

En Febrero de 1999, grabó un CD titulado “Marchas Procesionales de la Región de Murcia”.

Desde su creación, la Banda Sinfónica de la Federación ha realizado conciertos en varias localidades de nuestra región: San Pedro del Pinatar, Calasparra, Yecla, Beniaján, así como en el Auditorio de Galicia en Santiago de Compostela con motivo de la celebración del V Festival de Bandas de Música de Ámbito Estatal.

Las actuaciones de la Banda Sinfónica de la Federación han sido numerosas, destacando las del Auditorio Regional, donde realizó un concierto dentro de las actividades del I Centenario del pasodoble «Suspiros de España» en Murcia en Mayo de 2002; el 20 de septiembre de 2002 participó en el I Festival Homenaje a las Bandas Militares de la Región de Murcia al que asistieron la Banda de Música del Tercio de Levante de Infantería de Marina de Cartagena y la Banda de Música de la Academia General del Aire de San Javier; a finales de diciembre de 2002 ofreció un concierto de Compositores Murcianos para Banda de Música. El 4 de mayo de 2003 intervino en el I Encuentro de Bandas Sinfónicas Federales de Música de la Federación Valenciana de Sociedades Musicales y de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia con un enorme éxito de público y de nivel interpretativo de ambas formaciones en un selecto y ambicioso repertorio de música para banda. La B.S.F. actuó el 19 de julio de 2003 en Beniaján en los actos del XXV Aniversario de la Agrupación Musical de Beniaján junto a la Lira Castellonense de Villanueva de Castellón y la banda anfitriona.

El día 1 de febrero de 2004, participó en el II Encuentro de Bandas Sinfónicas Federales  de Música de Murcia y Valencia en el Teatro Principal de Castellón, obteniendo un gran éxito de crítica por su interpretación artística.

El día 7 de febrero de 2004, ésta Banda Sinfónica, grabó el “Himno de la ciudad de Murcia”, para un CD patrocinado por el Ayuntamiento de esta ciudad, en colaboración con la coral “Discantus”y el tenor Ginés Torrano.

Durante los días 4 y 5 de Marzo de 2006, la Banda de la Federación grabó un CD dedicado a la música más popular de nuestro país, como son los Pasodobles y las Zarzuelas, incluyendo pasodobles tan conocidos como Suspiros de EspañaTercio de QuitesEcos Españoles, y selecciones de zarzuelas como El Tambor de GranaderosLa Boda de Luís Alonso, etc.

El 7 de Mayo de 2006, invitada por Patrimonio Nacional y la Unidad de Música de la Guardia Real, la Banda  realizo un concierto en la Plaza de Oriente delante de la puerta principal del Palacio Real de Madrid, donde abrió el XVIII Festival de Música “Primavera Musical en Palacio”, con un gran éxito artístico puesto de manifiesto por el público asistente.

El 15 de Septiembre de 2007, invitada por el Ayto. de Albacete, realizó un concierto en el Auditorio Municipal dentro del 96º Festival Nacional de Bandas que se organiza durante la feria de ésta ciudad manchega.

El 5 de Diciembre de 2007 actuó en el Teatro Guimerá de Sta. Cruz de Tenerife, con motivo de la apertura de la XIV Asamblea General de la Confederación Española de Sociedades Musicales.

El 22 de Diciembre de 2007, la Banda Sinfónica celebró su X Aniversario con un concierto en el Auditorio y Centro de Congresos de la Región de Murcia.

El primer director fue D. Ángel Quereda Barceló. A partir de la toma de posesión de la Junta Directiva en 2009, se revitalizó la Banda Sinfónica, por proyectos anuales, siendo dirigida por: D. Andrés Pérez Bernabé (2010), D. José Ibáñez Barrachina (2011), D. Ángel Hernández Azorín (2012), D. Jaime Ismael Enguídanos Royo  (2012), D. Julián Andreo Jiménez (2013), D. Salvador Pérez Sánchez (2016), D. Víctor Cano Sánchez (2016), D. Rafael González García (2019).

Con la Banda Sinfónica de la Federación han actuado como director invitado D. José Rafael Pascual Vilaplana y como solistas Francisco José González Campillo (Saxofón), Cristina Esclapez y Juan Gadea (Piano), Víctor del Castillo (Barítono), Ginés Torrano (Tenor) y Juan Bastida (Actor).