Yecla

Entradas

Fuente: 15 enero, 2020 Escrito por diapason

Ha existido, desde mucho tiempo atrás, un fuerte vínculo entre estos dos conceptos. La cuestión principal que surge cuando se habla de la relación entre la música y las emociones es la siguiente:  ¿Nuestra cultura  ha creado unos estereotipos musicales que  por costumbre se asocian a  una emoción concreta? O por el contrario, ¿es la propia música la que lleva implícita, desde su origen, características que nos hacen relacionarla con ciertas emociones? Si un bebé recién nacido escucha música de diferente carácter, ¿este logra asociarla desde tan temprano a una emoción en particular?

La posible respuesta a este debate ha de buscarse en el principio de esta relación. Si la música ha sido uno de tantos medios para expresar lo que una persona siente, esta estará desde el principio muy vinculada al carácter de este sentimiento. Por tanto se puede llegar a la conclusión de que la música se crea a partir de la imitación de situaciones o emociones vividas.

La música ha estado al servicio del ser humano, ha sido creada y modelada según las necesidades del hombre. En la prehistoria, el ser humano producía sonidos de alerta para comunicarse con los demás de su raza. Aquí comienza la música como lenguaje, a partir de imitar situaciones  o advertir de peligros mediante el golpe de dos piedras, la  percusión corporal o gritos y gemidos que podrían ir derivando en pequeñas frases y versos, pudiendo formar así pequeñas canciones utilizadas para animar en tareas de supervivencia, celebrar una buena caza o incluso despedir a los difuntos.

El lenguaje de la música ha ido evolucionando desmesuradamente hasta nuestros tiempos, pero el principio de esta relación es el mismo: sonidos por los cuales intentamos expresar o comunicar a otros cómo nos sentimos. Pero el hecho curioso que motiva este ensayo  es  que socialmente siempre se ha asociado un carácter musical con una emoción concreta y, personalmente, no creo que esto sea un mero estereotipo que se ha ido imponiendo sin más.

Por ejemplo: cierta música lenta, con melodías que no se mueven demasiado en el registro o con un  rango dinámico suave es  relacionada  con una emoción de tristeza o melancolía; mientras que una música con ritmo marcado, con melodías muy activas en todo el registro, con un rango dinámico bastante amplio y sonoridad brillante se suele relacionar con alegría o euforia.

A pesar de todo esto, la música es totalmente subjetiva, y si hiciéramos el experimento de tomar una persona de una tribu que nunca ha escuchado nuestra música y le preguntáramos qué sentimiento le inspira cada fragmento musical que le hacemos escuchar, seguramente sus respuestas serían una sorpresa para nosotros. Esto es debido a que la música está muy ligada a la cultura y a la forma de vida  de  cada  civilización. Pero entonces, ¿qué componente básico podría ser el que, desde el origen, ha establecido la relación primitiva entre la música y las emociones? Este no puede ser otro que el ritmo.

El ritmo fue el propio origen de la música y a  partir de él se  plantea  la siguiente hipótesis: ¿Tiene el ritmo musical relación directa con el ritmo cardíaco del ser humano?

Es cierto que cada emoción que vivimos altera por completo el funcionamiento de nuestro organismo, incluyendo el ritmo cardíaco y la presión arterial. El miedo acelera nuestro corazón a partir de la adrenalina que el cerebro libera, para así poder actuar rápido en una situación de peligro. En una situación de tristeza, el ritmo cardíaco se ralentiza y nos sentimos más débiles. La alegría, en  cambio, hace que todos los niveles  del organismo se equilibren, así como el ritmo y la presión cardíaca.

Existen numerosos estudios en los que, mediante experimentos, se demuestra cómo los latidos del corazón de un individuo que está escuchando una música determinada se intentan adecuar al ritmo de esta música. Si la música es lenta, el ritmo cardíaco tiende a descender y asemejarse al ritmo de la canción, y al contrario con música que tiene un ritmo rápido. Siguiendo esta teoría, un bebé podría percibir el ritmo de la música que escucha y que este sufriera una leve alteración cardíaca que le incite un estado anímico concreto.

Todo esto fortalece la idea de que puede haberse creado música con cierto ritmo en relación con el ritmo cardíaco asociado a cada emoción.  Pero, personalmente, no creo que esta sea la única explicación de la relación entre música y emociones.

El ser humano no ha sido consciente, desde el principio, de todas estas alteraciones del organismo. Sin embargo, si se ha percatado  del reflejo de estas en la expresión, sobre todo en la  expresión  vocal.  Sabemos que la música ha estado asociada al lenguaje desde su origen y, de alguna manera, una melodía es semejante a una frase hablada; ambas intentan expresar una idea concreta. Además, siempre se ha tratado de imitar con música lo que queremos decir con palabras.

Podemos establecer, pues, una relación entre la expresión vocal de un individuo y la imitación de sus características (de la voz) en  una  melodía. Tan solo escuchando el tono de voz de una persona que está hablando ya podemos saber en qué estado de ánimo se encuentra.

Si los sentimientos o emociones son reflejados a través del habla, podemos llegar a otra conclusión importante. Mientras el ritmo musical imitaba el ritmo cardíaco causado por una emoción, la  melodía podría ser   el reflejo del tono de voz de una persona con un estado de ánimo concreto. Se podría asociar una voz triste con un tono apagado, con pocas oscilaciones en las alturas, sin saltos bruscos o  movimientos enérgicos.  Por el contrario, una persona que está eufórica mostrará un tono de voz mucho más agitado, más agudo y con un movimiento notable en  su  registro. Y estas mismas características son las que, a la hora de crear música, pueden haber sido tomadas para que la propia música tome este carácter.

A partir de estas relaciones básicas se ha desarrollado un lenguaje mucho más desarrollado a la hora de componer, pudiendo ahondar mucho más en la tarea de expresar estas emociones mediante herramientas de ritmo, armonía, motivos y timbres.

Como conclusión, podríamos encontrar el origen primitivo de la relación entre música y emociones en estos dos conceptos: ritmo  y  melodía. Estos son los que pretenden imitar el ritmo cardíaco y el tono de voz de una persona con un estado de ánimo concreto. Es así que la música ha sido creada por el hombre y ha sido desarrollada y manipulada para  cubrir sus necesidades expresivas.

Sin embargo, la cultura y los estereotipos han tenido un papel fundamental a la hora de identificar ciertos motivos  o  sonoridades musicales con situaciones o sentimientos. Tanto es así que cualquier persona de nuestra civilización daría por acertados estos estereotipos impuestos. Pero, a pesar de esto, un bebé recién nacido que todavía no ha sido “manipulado” por la sociedad, siempre asociará una música de ritmo rápido y grandes saltos en su melodía con la euforia, la  actividad (comenzará a moverse imitando el ritmo) y alegría. Y al contrario con una música de carácter triste o tranquila. Todo esto teniendo en cuenta que el bebé ya ha escuchado las voces de su familia mientras estaba dentro del vientre, aprendiendo inconscientemente a asociar el tono de la voz con la emoción que lo provoca.

David Pérez Giménez.

Yecla, 17 de enero de 2020

I JORNADAS EUROPEAS DE DIRECTORES

Los próximos días 25 y 26 de enero, la Asociación Nacional de Directores de Banda (en colaboración con las asociaciones italiana y holandesa) celebrará  en Yecla, las I Jornadas Europeas de Directores, contando además con el apoyo local de la Asociación de Amigos de la Música y el Excmo. Ayuntamiento de Yecla.

Se trata de unas Jornadas abiertas a participar, para todos aquellos directores, profesores, directivos o músicos relacionados con la música de viento, siendo una gran oportunidad para compartir experiencias, debatir, reflexionar, y entablar nuevas colaboraciones y proyectos de entidades musicales.

Ya se conoce el programa de actividades. El sábado 25 de enero, en la Casa de Cultura de Yecla, se llevarán a cabo cuatro ponencias sobre: La comunicación en las Sociedades Musicales (Cecilia Ortuño, Asociación de Amigos de la Música de Yecla), El oficio de Director en los Países Bajos (Sara Maganzini, Directora, delegada internacional ANDB), la DIBA: Actividades y Proyectos de la Asociación Italiana de Directores de Banda (Andrea Franceschelli y Alessandro Celardi, Directores, DIBA), La Investigación sobre Bandas de Música en el desarrollo de la musicología posmoderna (Nicolás Rincón, Director de Estudios Bandísticos) y la mesa redonda: El oficio de director de banda a debate (Directivos de las Asociaciones Europeas de Directores).

La inscripción es gratuita y se puede realizar en: www.andb.es o directamente en el siguiente enlace: https://forms.gle/SsvdGJS3AAUMRxNZ9

Por último, el domingo 26 de enero se realizará la Asamblea Anual de la Asociación Nacional de Directores de Banda de España para los Socios de la propia ANDB.

AAMYecla, / 

La Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, informa que el próximo jueves 23  de enero de 2020 finaliza el plazo de matrícula para la realización de los exámenes prácticos de la Associated Board of The Royal Schools of Music (ABRSM), para la convocatoria de exámenes que se realizaran entre los próximos meses de mayo y junio, la fecha concreta aún está por determinar.

Para realizar la matriculación los alumnos/as interesados deben pasar por la oficina de la Escuela de Música en horario de 16:00 a 20:30 horas, hasta el próximo jueves 23 de enero, para poder recopilar toda la información, y poder transferir correctamente toda la documentación a la institución británica.

Para más información pueden dirigirse a la Oficina de la Escuela de Música, Edificio Casino Primitivo, de lunes a viernes, en horario de 16:00 a 20:30 horas.

Para más información pueden consultar el siguiente enlace:

https://amigosmusica.com/abrsm/ 

Los próximos días 25 y 26 de enero en Yecla, la Asociación Nacional de Directores de Banda (en colaboración con las asociaciones italiana y holandesa) organiza las I Jornadas Europeas de Directores.

El evento cuenta con el apoyo local de la Asociación Amigos de la Música y el Ayuntamiento de Yecla.

Unas Jornadas abiertas a participar para todos aquellos directores, profesores, directivos o músicos relacionados con la música de viento.

Unas jornadas para compartir experiencias, debatir, reflexionar, y entablar nuevas colaboraciones y proyectos ente entidades musicales.

INSCRÍBETE haciendo click aquí: https://forms.gle/SsvdGJS3AAUMRxNZ9

Programa

Más información: andb.es

XVIII Ciclo “Aula de Conciertos”
Rock N’Rock – Acoustic Rock Covers
Dúo de Guitarras Acústicas: Juan Saurin y Fer Varela

Yecla, 7 de enero de 2020

Este próximo sábado 11 de enero de 2020, se inician los conciertos incluidos en la programación del XVIII Ciclo “Aula de Conciertos” organizado por la Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Yecla, y que en esta decimoctava edición cuenta con el patrocinio de Dúo-Graph, Familia Castaño, Arty-Graph, Iberpiano, Juan Palao Peña, Autobuses Pelotón, Daemon 4, YeclaGrafic, Davó y Visual Rotulación.

Y como en otras ediciones anteriores también cuenta con la colaboración de los medios de comunicación locales: Onda Regional de Murcia, elperiodicodeyecla.com, Teleyecla, Onda Cero Yecla, Cope Yecla y Siete Días Yecla.

Este primer concierto del Ciclo se realizará en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música a las 19:30 Horas, y consistirá en “Rock N’Rock – Acoustic Rock Covers” Dúo de guitarra acústicas formado por Juan Saurin y Fer Varela.

En este concierto se podrán escuchar versiones en acústico de los grandes clásicos del Rock. El repertorio consta de los grandes temas de Aerosmith, Bon Jovi, Eric Clapton, Richard Marx, Guns n' Roses, Metallica, Bryan Adams, The Eagles, etc.

La entrada al concierto es libre y gratuita hasta completar el aforo de la sala.

Cartel del Concierto en pdf.

Fuente: Diapason, 30/12/2019

Ya van varios días que el silencio de este cementerio de St. Peter se rompe cada atardecer  con el redoble de un tambor. Hoy aprovechando que la mujer que lo tocaba pasaba por delante de mi lápida,  me dirigí hacia ella y… lo que son las cosas, jamás lo hubiese imaginado; se trataba de Katherine Kennicott Davis. Supongo que así, a simple vista seguramente su nombre no te dice nada, pero en las fechas navideñas en las que nos encontramos, te diré que fue un encuentro de lo más apropiado, pues hablamos de la persona  a la que se le atribuye la composición de uno de los villancicos más populares de la historia de la música, y evidentemente, no podía dejar pasar el momento para que me relatara cómo dio con él. Katherine me reveló, que ella únicamente fue quien adaptó a una partitura para piano y transcribió de un modo libre al inglés,  un viejo manuscrito de origen checo. Lo tituló  «Carol of the drum» (El villancico del tambor), y lo registró bajo el pseudónimo de C.R.W. Robertson, para grabarlo después allá por 1941 en Missouri (USA), su ciudad natal. La letra de «El tamborilero», o «El niño del tambor», que es también como me comentó que se conoce la canción, cuenta la historia de un niño que se gana la vida tocando el tambor, que acude al Portal de Belén, en donde había nacido el Mesías, y que una vez allí, al no tener ningún regalo que ofrecerle, decide darle como presente el toque de su tambor.

Y la verdad es, que ahí quedó el fugaz encuentro con ella y su tambor,  ya que ésta, que no dejó de golpearlo ni un instante mientras hablaba conmigo, me hizo un gesto de «adiós» con su cabeza y continuó caminando.

Yo que soy algo curiosa, y me gusta llegar más allá en estas cosas, descubrí más tarde que la letra y la música del tema  se extendían en autoría a Henry Onorati y Harry Simeone, y que existían  ciertas dudas en todo aquello que me había contado la pianista americana, dado que había quien sostenía que aquel villancico era una adaptación de una ópera de Jules Massenet; supuestamente para otros,  el autor de su letra en 1902. Y ahí no acababa mi incertidumbre, pues di con argumentos que se remontan hasta el siglo XII, que mantienen que el origen de ‘El tamborilero’ está en un cuento de Anatole France  titulado ‘Le Jongleur de Notre Dame’ (‘El juglar de Nuestra Señora’), basado en una leyenda francesa. A pesar de todo, y sea cual sea su verdadero  compositor, eso no quita el reconocer que se trata de un villancico que ha pasado a ser todo un clásico, en especial desde que en 1955 la familia Trapp lo grabara, y elaborara  hojas impresas  con su letra y partitura, para ser cantada en coros navideños.

En fin, llegados hasta aquí espero que la historia de ese niño y su tambor os haya resultado interesante. Ya sé que habitualmente me visitan otro tipo de músicos, pero en las fechas que estamos no pude tener un mejor e idóneo encuentro.

Eleanor Rigby.

www.youtube.com/watch?v=MbTMqvtFXvw&app=desktop

El XVIII Ciclo “Aula de Conciertos” organizado por la Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de nuestra ciudad, tiene ya concretada su programación, que este año incluye un total de trece conciertos, iniciándose a principios de este mes de enero y finalizando a finales del mes de junio.

Esta nueva edición cuenta con el patrocinio de Dúo-Graph, Familia Castaño, Arty-Graph, Iberpiano, Juan Palao Peña, Autobuses Pelotón, Daemon 4, YeclaGrafic, Davó y Visual Rotulación. Y como en otras ediciones anteriores también cuenta con la colaboración de los medios de comunicación locales: Onda Regional de Murcia, elperiodicodeyecla.com, Teleyecla, Onda Cero Yecla, Cope Yecla y Siete Días Yecla.

La Escuela de Música puso en marcha en el año 2002 este proyecto, con el objetivo de acercar a la música en directo a los alumnos/as del centro, padres, socios o cualquier persona interesada, además de intentar habituarlos y acostumbrarlos a la asistencia a las Salas donde se realicen conciertos tanto de música clásica como de cualquier otro estilo.

La programación para esta nueva edición es la siguiente:

– SÁBADO 11 DE ENERO DE 2020. 19:30 Horas.

CLÁSICOS DEL ROCK EN ACÚSTICO CON “ACOUSTIC ROCK COVERS”.

Fer Varela y Juan Saurín, guitarras.

 

– SÁBADO 25 DE ENERO DE 2020. 19:30 horas.

UN PASEO POR LA MÚSICA DE LOS 90.

Alumnos asignatura de Canto y el Aula de Música Moderna de la Escuela de Música de la AAMY.

 

– SÁBADO 8 DE FEBRERO DE 2020. 19:30 horas.

AGUA PA’L CANARIO.

David Soriano Villascusa.

Víctor Ortuño Robles.

 

– SÁBADO 15 DE FEBRERO DE 2020. 19:30 horas.

CONCIERTO DE JAZZ A CARGO DE “PABLO CASAL GROUP”.

Pablo González Casal, piano.

Mateo Albelda Soriano, Batería.

Pablo Pérez Soriano, saxo.

 

– SÁBADO 14 DE MARZO DE 2020.  19:30 horas.

HOMENAJE A LOS ACORDEONISTAS DE LOS AÑOS 40 AL 60.

CHETE Y SUS MUCHACHOS.

 

 

– SÁBADO 28 DE MARZO. 19:30 horas.

GRUPO DE PERCUSIÓN DEL CONSERVATORIO “MAESTRO JAIME LÓPEZ” DE MOLINA DE SEGURA.

Profesor: Julián Cantos.

HISTORIA DEL POP Y ROCK.

 

– SÁBADO 4 ABRIL. 19:30 horas.

CONCIERTO DE GUITARRA.

Sergio Antonio González Montañez.

(Ganador del VII Concurso de Guitarra Clásica “Ciudad de Castalla” – Categoría A).

 

– SÁBADO 18 DE ABRIL. 19:30 horas.

CONCIERTO A DOS PIANOS.

SYNTAGMA PIANO DUO.

Carolina Santiago & Francisco Martí.

 

– SÁBADO 25 ABRIL. 19:30 horas.

CONCIERTO DE FAGOT.

Ignacio Muñoz Francés.

 

– SÁBADO 30 DE MAYO. 19:30 horas.

CONCIERTO DE PIANO.

Luis Cantó Cuadrado.

 

– SÁBADO 13 DE JUNIO. 19:30 horas.

CONCIERTO DE SAXOFÓN Y PIANO.

Paula Soriano Ibáñez, saxofón.

Javier Soriano Lorenzo, piano.

 

– SÁBADO 20 DE JUNIO. 19:30 horas.

CUARTETO DE SAXOFONES SÁXIBEB.
HOMENAJE A LA ZARZUELA.

Ángel Hernández Azorín, saxofón soprano.

Arturo Díaz Muñoz, saxofón alto.

José Pascual Fernández López, saxofón tenor.

Francisco Soriano Guillén, saxofón barítono.

 

– SÁBADO 27 DE JUNIO. 19:30 horas.

CONCIERTO DE CLARINET CLASS.

“UNA NOCHE EN LA ÓPERA”.

Elías Ibáñez Lax, clarinete.

Sandra Guillem Hernández, clarinete.

Eva Sanjorge Castillo, clarinete.

Francisco José Ruiz Soriano, clarinete bajo.

 

La entrada a los conciertos es libre y gratuita hasta completar el aforo de la Sala.

 

Todos los conciertos se realizarán en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música, Calle España nº 12, edificio Casino Primitivo.

Fuente: AAMY / 

Música y Navidad, una combinación perfecta para disfrutar de estas fechas que se aproximan.

Un año más, la Asociación de Amigos de la Música de nuestra ciudad, en colaboración con la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad,  ha preparado una serie de actos navideños, variados y para todos los públicos. A continuación los detallamos:

– DEL 24 DE DICIEMBRE DE 2019 AL 6 DE ENERO DE 2020, en el Patio de la Escuela de Música: BELÉN MONUMENTAL realizado por Encarna Manzanero Molina.

Horario de visitas: De 19:00 horas a 21:00 horas, excepto el día 24 de diciembre en horario de 11:00 horas a 13:30 horas. Los días 31 de diciembre de 2019, 1 y 5 de enero de 2020 permanecerá cerrado.

– JUEVES 19 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música: CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA ASIGNATURA DE CORO DE LA ESCUELA DE MÚSICA. Profesor: José Antonio Cecilia Bernal

– VIERNES 20 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:00 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: AUDICIÓN DE NAVIDAD DE LOS ALUMNOS DEL MÉTODO SUZUKI DE VIOLÍN DE LA ESCUELA DE MÚSICA. Profesora: Rebeca Guill Jurado.

– LUNES 23 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: Cuarteto de clarinetes “CLARINET CLASS”, formado por Elías Ibáñez, clarinete; Sandra Guillem, clarinete; Eva Sanjorge, clarinete y Francisco José Ruiz, clarinete bajo.

– MARTES 24 DE DICIEMBRE DE 2019, de 11:00 a 13:00 horas, en la Sala de Audiciones de la Escuela de Música: ENCUENTRO CON PAPÁ NOEL.

– JUEVES 26 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en el Teatro Concha Segura de nuestra ciudad: CONCIERTO DE NAVIDAD DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA MÚSICA DE YECLA.

– LUNES 30 DE DICIEMBRE DE 2019, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: CONCIERTO DE VIOLÍN, con Eva Puche Martínez, Álvaro Puche Ortiz y Francisco José Díaz Martínez.

– JUEVES 2 DE ENERO DE 2020, a las 20:30 horas, en la Cafetería de la Escuela de Música: ÁNGEL HERNÁNDEZ, saxofón y JAVIER SORIANO, piano.

EMPRESAS COLABORADORAS: AUDIOTEC, SUPERLATIO, CANCRO, ENRIQUE ORTUÑO BAÑÓN, AREAS CONSULTORES, DUO-GRAPH, CAFETERÍA ESCUELA DE MÚSICA, VIAJES BERNINI, TALLERES CANO, CANOVAS CONSTRUCCIONES, IMPER, MUEBLES ORGA, CAFETERÍA HAMBURGUESERÍA TEJOTA, AUTOCARES PELOTÓN, JUAN PALAO PEÑA Y RUTA DEL VINO DE YECLA.

El Encuentro de mujeres del mundo de la música, organizado por la Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) con la colaboración del INAEM en Yecla, aboga por trabajar en la paridad, inclusión y excelencia

En las conclusiones se constata que la participación de la mujer se sitúa cerca del 40% con respecto a músicos y directivos, este porcentaje muestra un descenso brutal en la dirección que estaría en torno a un 1%

La CESM tiene como objetivo impulsar el protagonismo de la mujer y en próximos debates abordará la escasa presencia de compositoras para buscar respuestas a por qué no se programan y siguen silenciadas

Vicente Cerdá, presidente de la CESM, subraya que “en la actualidad, la financiación que recibe la Confederación (9.000 euros) es absolutamente insuficiente y lucharemos por subvertir esta injusta situación”

Cerdá asegura que “esperamos que la nueva Ley del INAEM impulse el proyecto social, educativo y cultural que desarrollan 1.100 sociedades musicales, con 80.000 músicos, 120.000 alumnos y 1.000.000 de socios”

Madrid, 17 de diciembre de 2019

La Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM) ha dado a conocer las conclusiones del Encuentro de mujeres del mundo de la música en el que se abordó la presencia de la mujer en los ámbitos de la dirección y la gobernanza de estas asociaciones. El foro de debate, organizado por la CESM con la colaboración del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se celebró recientemente en la asamblea general de la entidad en Yecla (Murcia).

La CESM tiene entre sus principales objetivos hacer visible e impulsar el protagonismo en la música de la mujer, que empezó a incorporarse a las sociedades musicales a finales de los años 70, y seguirá con su labor de sensibilización al colectivo, la administración y a las instituciones. En próximos debates abordará también el problema de la escasa presencia de compositoras en el panorama musical así como buscar respuestas, y soluciones, a por qué no se programan y siguen silenciadas grandes autoras.

En el análisis del Encuentro de mujeres del mundo de la música se constata que en las últimas décadas la participación de la mujer en las sociedades musicales ha subido de manera notable, situándose cerca del 40% con respecto a músicos y directivos, pero sin conseguir “la anhelada paridad”. Sin embargo, este porcentaje en el ámbito de la dirección muestra un descenso brutal, ya que la estimación de directoras estaría en torno a un testimonial 1%.

En pleno siglo XXI “todavía es noticia en los medios de comunicación que una mujer dirija una formación musical, por lo infrecuente y lo anecdótico”. Y alertan sobre reducir su presencia a las celebraciones del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, “con frecuencia solo se ofrece a las mujeres la posibilidad de dirigir en estos conciertos conmemorativos, ignorándola el resto del año”.

Por ello, desean respeto, normalidad e igualdad en los criterios de selección porque cuando son contratadas “su valía sale a la luz”. Las mujeres tienen el obstáculo de la falta de referentes y visibilidad pero “se preparan a fondo, completan currículos envidiables, tocan puerta tras puerta, sortean opiniones negativas y pruebas”, y aún así sacan fuerzas “para desarrollar su vocación”.

De izquierda a derecha, Pilar Vizcaíno Balsera, directora de Extremadura; Silvia Olivero Anarte, directora de Andalucía: Rita Mínguez García, vocal de la junta directiva de la CESM y de la Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid; Mercedes Femenía Simó, directora de la Comunidad Valenciana; Raquel Sánchez-Pardo Ramiro, directora de Castilla-La Mancha.

En la mesa redonda moderada por Rita Mínguez, vocal de la junta directiva de la CESM y de la Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid, estuvieron cuatro directoras de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Comunidad Valenciana, que expusieron sus experiencias y trayectoria artística al frente de diversas formaciones de España.

Silvia Olivero, directora y compositora malagueña, es también docente, imparte conferencias, cursos y masterclass . Su compromiso es enseñar a pensar y abrir la mente de los educandos, no solo rellenarla. Trata de que sus alumnas rompan con los complejos, “creerse los estereotipos no deja crecer”; y no quiere ser directora de un solo día aunque ello proporciona visibilidad a la mujer. Ha dirigido diversas formaciones y en su trabajo se siente persona pero los obstáculos no dejan de recordarle que es mujer.

Luchar ante la adversidad

Raquel Sánchez-Pardo, directora de la Banda de Música de Brihuega en Guadalajara, habla de la fuerza que hace que la mujer expuesta a situaciones adversas se mantenga en su objetivo, lo tenga presente y luche para conseguirlo. Se enorgullece de que después de 13 años al frente de su banda, ésta se haya convertido en uno de los ejes sobre los que gira la actividad cultural de Brihuega. Su incorporación como directora fue difícil y aquellos que inicialmente no la veían al frente del proyecto son ahora sus principales valedores.

Pilar Vizcaíno, directora de la Joven Orquesta de la Ciudad de Mérida, entre otras formaciones, musicoterapeuta y maestra, ha hecho una apuesta por Extremadura, su tierra, y ante las escasas posibilidades de desarrollar su trabajo se lanzó a la aventura empresarial y a la docencia en la que sus objetivos son utilizar la música como herramienta para fomentar el aprendizaje, la integración y educar en valores. Vizcaíno asegura que «hay que convertir el desierto en un oasis, que florezca la cultura musical”.

Mercedes Femenía, directora del Conservatorio Municipal de Música y de la Escuela Municipal de Música de Pedreguer (Alicante), considera que es la ilusión la que le ha llevado a la música en muy distintas facetas: docencia, cargos directivos, edición de métodos para flauta o trombón y la dirección de diversas agrupaciones desde hace más de 20 años. Ser mujer la ha obligado a un mejor desempeño en las tareas y a tener una mayor formación pero estima que “lo que cuesta conseguir, es más valorado”. Femenía es positiva, “ahora vemos que las cosas están empezando a cambiar”.

Paridad e inclusión Las músicas y directivas llegaron a similares conclusiones en lo que concierne al gobierno de sus asociaciones, consideran que “no se trata de una guerra abierta entre sexos”, y sí de trabajar para “conseguir la paridad”; comprueban que en las escuelas de música hay un incremento en el número de matrículas de niñas y consideran que “la mujer alcanzará la inclusión total cuando la sociedad alcance madurez en este tema”. Asimismo, instan a todas las federaciones, lideradas por hombres o mujeres, a trabajar y obtener resultados óptimos con compromiso e ilusión, coordinación y perseverancia, y cooperación entre sociedades musicales y organismos oficiales.

De izquierda a derecha, Ana Isabel Poleo Mora, secretaria de la Federación Tinerfeña de Bandas de Música; Soraya Sanchis Mogino, vocal de la Junta de Gobierno de la CESM y presidenta de la Unió Musical de Muro (Alicante); Lourdes Gavilà Ana, secretaria general de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana; Ginesa Zamora Saura, presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia.

El Encuentro de mujeres del mundo de la música , organizado por la CESM con la colaboración del INAEM, contó con la presencia de Ginesa Zamora, presidenta de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia; Lourdes Gavilà, secretaria general de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV); Ana Isabel Poleo, secretaria de la Federación Tinerfeña de Bandas de Música; estuvo moderado por Soraya Sanchis, vocal de la junta directiva de la CESM y presidenta de la Unió Musical de Muro (Alicante); y Patricia Soriano Vidal, concejal de Política Social, Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Yecla asistió al acto de apertura.

Nueva Ley del INAEM

Pleno Consejo Estatal del INAEM 2019

Vicente Cerdá y Luís Vidal, presidente y secretario de la CESM, asistieron al pleno del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música, el más alto órgano colegiado de asesoramiento y participación del INAEM, en el que José Guirao, ministro de Cultura y Deporte en funciones, anunció que “se está ultimando el borrador para la futura Ley del INAEM”.
El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música plantea la necesidad de hacer una revisión en profundidad del modelo de ayudas vigente, basado en las subvenciones nominativas y las de concurrencia pública, y pondrá en marcha en 2020 una mesa específica de trabajo para realizar un proceso de revisión integral de las ayudas que convoca y otorga con carácter anual.

Cerdá asegura que “esperamos que esta nueva Ley del INAEM sea sensible con nuestro colectivo y sirva para impulsar el proyecto social, educativo y cultural que desarrollan 1.100 sociedades musicales, con 80.000 músicos, 120.000 alumnos de escuelas de música y 1.000.000 de socios; agrupadas en las diversas federaciones autonómicas”. El presidente subraya que “en la actualidad, la financiación que recibe la CESM (9.000 euros) es absolutamente insuficiente y lucharemos por subvertir esta injusta situación”.

Bicentenario de la Primitiva de Llíria

Cerdá también participó, el pasado sábado, en el Ciclo de Conferencias del Bicentenario de la Banda Primitiva de Llíria (1819-2019) en el que abordó los objetivos que persigue la CESM, haciendo especial hincapié en la necesidad de cambiar el marco normativo con propuestas como la reducción del tipo de gravamen del impuesto sobre sociedades aplicable a las asociaciones para que no sea superior al que se aplica a las cooperativas (entre el 10% y el 20%); la puesta en marcha de una Ley de Mecenazgo; y la rebaja del 21% al 10% del IVA para los instrumentos y las representaciones musicales, entre otros asuntos.

De izquierda a derecha, Salvador Oliver, Vicente Cerdá, Mª Dolores Tomás, José Alamá y Jose Luis Pérez, Presidente de la Primitiva de Llíria

En este ciclo también participaron José Alamá, compositor y miembro del consejo asesor para la candidatura Llíria Ciudad Creativa de la Música de la UNESCO, Mª Dolores Tomás, directora del Conservatorio Superior Joaquín Rodrigo de València, y Salvador Oliver, inspector de Educación.

Federaciones en España

Las federaciones de sociedades musicales en España son: Federación de Bandas de Música de Andalucía, Federación Aragonesa de Sociedades Musicales y Escuelas de Música Amateurs, Federación Balear de Bandas de Música y Asociaciones Musicales, Federación Regional Castellano-Manchega de Sociedades de Música, Federación Castellano-Leonesa de Asociaciones Musicales, Bandas y Escuelas Música, Federación Catalana de Sociedades Musicales, Federación Extremeña de Bandas de Música, Federación Gallega de Bandas de Música Populares, Federación Gran Canaria de Bandas de Música, Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid, Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia, Federación Tinerfeña de Bandas de Música, Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, Federación Navarra de Bandas de Música.

DOCUMENTACIÓN
Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM)

https://coessm.org/

Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM)

http://www.culturaydeporte.gob.es/cultura/artesescenicas/portada.html

Change.org (Firmas para la rebaja del IVA a los instrumentos musicales)

https://www.change.org/p/firmas-por-la-música

La Noticia en:

beckmesser.com

levante-emv.com

amecopress.net

mundoclasico.com

radiobanda.com

lasbandasdemusica.com

murcia.com

todalamusica.es

murciaactualidad.com

cartagenaactualidad.com

En el Concierto Extraordinario de Santa Cecilia, celebrado el pasado domingo 1 de diciembre en el Teatro Concha Segura de nuestra ciudad, la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla decidió otorgar, la insignia de oro a dos músicos yeclanos, tras cumplir 75 años en el mundo de la música.

José Cano Medina y Ángel Hernández Castaño son todo un ejemplo a seguir. Si hablamos del presente y de la realidad musical en nuestra ciudad, no cabe duda que es toda una satisfacción contar a día de hoy con una Escuela de Música con más de 800 alumnos y una Banda Sinfónica tan numerosa. Pero esto no nace de la nada, nace del pasado y del buen hacer de muchas personas que amaban y aman la música, y han remado y remado en la misma dirección, transmitiendo valores de generación en generación.

Tanto en la Escuela como en la Banda, siempre intentamos aprender de los más veteranos, de sus experiencias y consejos. ¡Enhorabuena a los dos!

 Un poco más sobre ellos:

ÁNGEL HERNÁNDEZ CASTAÑO.

Nace en Yecla el 9 de mayo de 1935. Desde muy temprana edad siente atracción hacia la música a pesar de que nadie en su familia tenía relación con ella.

Aprende solfeo, Saxofón y Clarinete de manos de, como tantos otros, Pepe Ortuño, el Maestro; con el cual mantendría una gran amistad a lo largo de su vida.

Ángel ingresa de forma voluntaria en el ejército trasladándose a Cartagena donde a lo largo de cuatro años pudo tocar en la Banda del Tercio de Levante y donde aprendió de manos de su superior en la Banda, una gran técnica y destreza en el clarinete, compaginando esta actividad con la de tocar en distintas orquestas de baile para de esta manera, poder ganar algún dinerillo; el cual le vendría fenomenal para comprarse su primera bicicleta decente.

Fue, durante los primeros años de vida de la Banda de la Asociación de Amigos de la Música, clarinete principal y solista, tocando cuando hiciese falta el saxofón tenor o el saxofón alto; Ángel fue siempre el comodín para las necesidades que le demandara el director de turno. Alternó en algunos periodos, su labor musical con la de directivo de la asociación.

También ocupó la plaza de profesor en la Escuela de Música siempre que esta lo necesitó; especialmente en aquellos años en los que él y otros compañeros como Martín Andrés, Miguel Ortuño o Eduardo Menor, sin olvidarnos de sus predecesores Pepe Ortuño y Perico el Flauta,  impartían clases de forma totalmente altruista y desinteresada.

Gracias a ellos se pudo mantener esa precaria escuela hasta el momento en el que aquella y la actual se fusionaron siguiendo Ángel algunos años más como profesor de la misma y hasta el momento de su jubilación.

En la actualidad sigue como clarinetista en la Banda de Música de Yecla aportando a esta, experiencia y carisma. Su humildad y compromiso hacen de él un ejemplo a seguir por las generaciones venideras y no sería justo dejar de mencionar a su esposa Juana Azorín Ruíz puesto que sin su apoyo constante e incondicional, Ángel no hubiese podido ser lo que es.

JOSÉ CANO MEDINA

Nacido en marzo de 1934, es  hijo de Ernesto y Bienvenida y el tercero de sus cinco hijos.

Se inició en la música, como él mismo indica en una entrevista que le hicieron en la revista Diapasón nº 20 de octubre de 2006, por dibujar mal. Su madre quería que se apuntara a alguna actividad, lo que hoy llamaríamos extraescolares, y comenzó con el dibujo junto con su hermano Ángel pero al comprobar que carecía de aptitudes decidió cambiarlo por la música y acompañar a un amigo suyo Miguel Díaz “el Minuto”. Primero empezó con la trompeta pero viendo que no avanzaba le dijeron que probase otro instrumento. Su querido maestro Pepe Ortuño en agosto de 1944 lo llevó a casa de Pedro Marco Azorín, más conocido como “Perico el Flauta” y le dejó un instrumento llamado bombardino que estaba tocando Pedro de forma temporal pues no había nadie que lo supiera tocar. Fue tenerlo en brazos y comenzar a sacar sonidos que no había conseguido con la trompeta, con lo que se enamoró de dicho instrumento y ya no lo dejó hasta 1999, es decir, 55 años después.

Aunque el maestro Ortuño lo estaba preparando para salir en las Fiestas de la Virgen, salió por primera vez en la Banda de Música en noviembre de ese mismo año a la edad de diez años y con motivo de la bajada del Cristo del Santo Sepulcro por una rogativa que se hizo para pedir que lloviese.

Fueron unos años muy felices, en los que la Banda de Música tocaba tanto en Yecla como en pueblos cercanos. Ya en el año 1947 fueron a las fiestas de Elda como queda constancia en una foto en la que aparecen “el minuto”, Antonio Ortega “el Ñoño”, Miguel (el zapatero) y él mismo.

Pero a partir de 1955 hubo un gran bache musical, sólo interrumpido por las actuaciones que realizaban  por medio de la Orquesta PYA o la Orquesta Alcey en aquellas tardes de bailes y junto a su amigo Antonio Peña y algunos más decidieron formar pequeños grupos para tocar con las compañías de comedias, de variedades que venían a actuar a Yecla y necesitaban músicos locales.

Pero será a principios de 1974 cuando junto a Luis Chirlaque Milla, algunos músicos y otras personas amantes de la música decidieron reunirse para sacar del largo letargo en que estaba metido nuestro pueblo respecto a las actividades musicales. Sin apenas ayuda pero llenos de ilusión y con muchas ganas de trabajar se pusieron como objetivo resucitar la antigua Banda de Música de la que Yecla carecía desde finales de los años 50 para luego ir mejorándola y aumentándola. Por falta de actos musicales en nuestro pueblo acudían a todos los conciertos que había en las poblaciones cercanas. Y así fueron a Almansa, Villena, Valencia y Murcia entre otras. Y se dieron cuenta que para poder traer bandas y conciertos a nuestro pueblo debían de constituirse como entidad y así se fundó la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, porque un día un grupo de amigos que les gustaba la música decidieron vivir por y para la música.

Pepe Cano es por tanto miembro fundador de la Asociación e integrante de la gestora que se creó el 17 de octubre de 1974 para iniciar la formación de esta entidad. Tras la presentación de los Estatutos y el reconocimiento oficial como Asociación fueron solicitando actuaciones de orquestas, solistas, ballets, etc. para fomentar la cultura musical en Yecla.

Cuenta Pepe que el dinero para comprar  los  primeros 25 instrumentos lo consiguieron con un préstamo  la presentación de la escritura de su casa y la firma de dos personas más. Y en 1976 se creó la Banda de Música integrada por miembros de la antigua Banda Municipal y nuevos alumnos de la Escuela de la Asociación bajo la dirección de D. José Ortuño, haciendo su presentación oficial en el acto de inauguración de la feria de septiembre de ese año.

Como integrante de la Banda de Música ha participado en todos y cada uno de los actos en los que la Banda ha actuado, desde los conciertos escolares que se realizaron durante los primeros años para difusión de la música y la captación de futuros músicos entre los alumnos de los centros educativos hasta las zarzuelas , conciertos dentro y fuera de Yecla, certámenes, viajes a la ciudad de El Barco de Ávila, Valencia, Murcia, Toledo y los certámenes celebrados fuera de España tanto el de Italia como el de Holanda, eso sí siempre acompañado por su apoyo incondicional,  su mujer Carmen.

Pero Pepe no sólo ha sido y es músico sino que durante 8 años perteneció a la directiva de la Asociación desempeñando el cargo de Tesorero.

A principios del año 2001 Pepe tuvo que retirarse de la Banda por problemas de salud, y guardó el bombardino que durante más de 60 años había tomado entre sus brazos. Pasó unos años duros y tristes al ver que cuando desfilaba su querida Banda él no estaba ahí así que en lugar de quedarse lamentándose en un rincón y en un gesto digno de elogio y ejemplo de perseverancia y amor por la música decidió, una vez que la enfermedad se estabilizó retomar su vida musical cambiando de instrumento y pasando del metal a la cuerda. Y así en las Fiestas de Santa Cecilia del año 2005 y con 71 años cumplidos ingresó de nuevo en la Banda de Música tocando el Violonchelo junto a sus compañeros Pascual y Amadeo, siendo los primeros músicos con instrumentos de cuerda que entraron a formar parte de la Banda.

Pepe, padre de músico y abuelo de futuros músicos, y con 83 años, sigue participando en todo aquello que su edad y sus fuerzas le permiten y que es mucho, colabora fuera del ámbito de la banda pero no de la música, en amenizar las Navidades, junto a un grupo de músicos, a los alumnos del Colegio de la Esperanza y sigue siendo fiel tras más de 60 años a su cita año tras año en la procesión del Silencio del Jueves Santo y en la Soledad del Viernes dando la nota de entrada al entrañable Stabat Mater, eso sí con su querido bombardino.

Es su deseo que el fruto de aquellos ilusionados amigos que un día creyeron que Yecla podía y se merecía el disfrute de la música no se pierda. Y que las generaciones venideras sigan trabajando y disfrutando de una de la más bella de las Artes.

Es seguro y así lo ha hecho constatar Pepe en más de una ocasión que esa utopía que se gestó en la casa de unos de los primeros promotores también, La Zaranda con unos cucos y unos vinos, se visto superada hasta donde los fundadores no podían ni imaginar, y la Asociación es hoy un ejemplo de constancia y tesón y la alegría de muchos.

Como él dice, Pepe tiene tres familias. La suya propia. La familia de los Cursillistas y la familia de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla.