Yecla

Entradas

Narciso Yepes es uno de los músicos más ilustres que ha brotado la tierra murciana con una gran proyección internacional.

Nació en Marchena (Lorca) en 1927 y ya a la edad de 4 años se sintió atraído por el instrumento que lo acompañaría el resto de su vida: la guitarra.

Su padre, humilde y modesto agricultor, percibió enseguida el interés que mostraba Narciso por la música y por este instrumento concretamente y decidió comprarle su primera guitarra en la feria de Lorca.

Escrito por diapason – 12 enero, 2021

Al poco tiempo de la adquisición, aquel niño ya sabía tocar algunas melodías populares de oído. Ante el asombro que causó este hecho en su familia, su padre decidió llevarlo a Lorca, según se cuenta “a lomos de un borriquillo”, para que su hijo recibiese clases de solfeo y de guitarra con el maestro Jesús Guevara.

En 1939, coincidiendo con el desenlace de la Guerra Civil, Narciso Yepes se trasladó a Valencia con su familia, donde estudió bachillerato a la vez que continuó sus estudios musicales en el Conservatorio de la ciudad. Uno de sus profesores, Estanislao Marco, le dedicó una composición, Guajira, que más tarde grabaría Yepes en recuerdo de su maestro. Unos años más tarde, en 1943, ofreció su primer recital en el teatro Serrano de la ciudad de Valencia, pero poco después la familia de Yepes decide regresar de nuevo a su ciudad de origen. Es en Lorca cuando tiene la ocasión de tocar la guitarra en presencia de Ataúlfo Argenta, pianista y director de orquesta -y padre de Fernando Argenta, presentador del programa Clásicos Populares en Radio Nacional de España-, quien queda maravillado. Animado por Ataúlfo, Narciso decide viajar a Madrid, momento clave para su carrera como guitarrista.

En la capital española conoció, entre otros, al maestro Joaquín Rodrigo, que recientemente acababa de componer su célebre Concierto de Aranjuez, lo que supuso un antes y un después para la carrera de Narciso Yepes: en 1947 interpretó dicha obra en el Teatro Español de Madrid acompañado por la Orquesta de Cámara bajo la batuta de Ataúlfo Argenta. Pero no fue la primera vez que lo interpretaría debido a la enorme aceptación que tuvo por parte del público; viajó a otros países como Italia, Ginebra o Suiza para conmocionar al público con su irrefutable arte. Su actividad como guitarrista concertista a partir de este momento fue imparable.

Fue en 1948 cuando decidió viajar a París con el fin de profundizar en el estudio y la investigación, donde conoció a personalidades de la música tan relevantes como Nadia Boulanger, George Enesco o Walter Giesekmg, y también a una joven polaca, Marysia, con la que contraería matrimonio unos años después. Cabe destacar que con ella tuvo tres hijos, dos de los cuales heredarían de su padre las dotes del mundo artístico: Juan de la Cruz, Ignacio, que fue director de orquesta, y Ana, coreógrafa de la ópera de París.

Yepes recibe en 1952 un gran reconocimiento por parte del público por la composición e interpretación de la música de la película Jeux interdits («Juegos Prohibidos«) de René Clement, película galardonada en Cannes y en Venecia y que obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera de aquel año. Por otro lado, dos años después, grabó el Concierto de Aranjuez con Ataúlfo Argenta y la Orquesta Nacional de España, cuyo disco obtuvo tal éxito y tantas reediciones que hizo que el nombre de Narciso Yepes quedase grabado como el más destacado y conocido intérprete de todos los tiempos del Concierto de Aranjuez.

A partir de 1960 comenzó a viajar a Japón, país en el que alcanzó una gran popularidad y adonde volvería, a lo largo de su vida, en quince ocasiones más, no solo como concertista sino también para impartir cursos y clases magistrales. Además, inició giras por Estados Unidos y Sudamérica.

La incesante investigación y experimentación de Narciso Yepes y su deseo de mejorar la sonoridad de la guitarra -que ya contaba con precedentes en siglos anteriores- lo condujeron a encargarle al guitarrero madrileño José Ramírez la construcción de una guitarra de diez cuerdas. Con este nuevo instrumento se podía aumentar la resonancia de algunos armónicos y abordar con mayor fidelidad el repertorio renacentista y barroco, puesto que amplió el registro grave. Esta nueva guitarra de diez cuerdas fue presentada en Berlín en marzo de 1964, momento a partir del que Narciso dejó de hacer uso de la guitarra tradicional.

En 1967 firmó un contrato con la discográfica Deutsche Grammophon, con la llegó a grabar casi medio centenar de discos -la más extensa discografía grabada hasta el momento por un guitarrista-. Esto propició que en los sucesivos años desplegase una intensa actividad llegando a dar alrededor de ciento treinta conciertos al año por todo el mundo, tanto como solista como acompañado de orquesta.

Pero, en los últimos años de su vida, su actividad se vio mermada a causa de una terrible enfermedad. El último concierto que llevó a cabo en España fue en la ciudad de Santander. Posteriormente, en 1997, falleció en Murcia.

Algunas de las distinciones-entre otras, tanto españolas como extranjeras-, que se le concedieron al guitarrista murciano conocido por todo el mundo fueron las que se detallan a continuación:

1964: Hijo Predilecto de la Ciudad de Lorca y Laurel de Murcia.

1977: Doctor Honoris Causa por la Universidad de Murcia y Académico de Número y Honor de la Real Academia de Alfonso X El Sabio de Murcia.

1978: Hijo Predilecto de Murcia.

1984: Premio de la Sociedad General de Autores de España.

1985: Premio de Radiotelevisión Española.

1986: Premio Nacional de Música y consejero del Consejo Superior de Cultura y Bellas Artes.

1989: Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Medalla de Oro de Lorca.

Además de los mencionados galardones, cabe destacar que, unos meses antes de morir, se le rindió en Murcia un cálido homenaje en el que se le concedió su nombre a la sala sinfónica del Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas: Sala Narciso Yepes.

Por otro lado, su ciudad natal, Lorca, también ha querido engrandecer, todavía más si cabe, el nombre de su paisano más importante e internacional concediéndole su nombre a una calle, a un colegio que se encuentra en Marchena, y, como no podía ser de otro modo, al Conservatorio de Música de la ciudad.

En suma, no se puede dudar de que la guitarra ha alcanzado un sólido prestigio como instrumento de concierto gracias, entre otros grandes concertistas del siglo XX, a este lorquino y murciano universal que será recordado siempre por su habilidad artística.

José Luis Palao Azorín.

A continuación, les facilitamos un par de enlaces para poder visualizar de forma íntegra el Concierto de Aranjuez interpretado por el maestro Narciso Yepes como solista:

Bibliografía/webgrafía:

http://dbe.rah.es/biografias/6201/narciso-yepes-garcia

https://www.murciaeduca.es/consprofdemusicanarcisoyepes/

/ 

En la edición nº 317 conversamos con José Cano Medina, compañero de la Banda Titular de la Asociación y fundador de la misma.

Además, y como es habitual, la variedad musical estará presente con pasodobles, zarzuela… y seguiremos recordando diferentes iniciativas puestas en marcha por la Asociación, para recaudar fondos y hacer frente a la situación generada por la pandemia de Covid-19.

Lo pueden volver a escuchar a continuación:

También pueden escuchar el resto de programas pulsando aquí.

Desde Diapasón, les deseamos lo mejor en estas fechas tan señaladas, Feliz Navidad, y próspera salida y entrada de año.

Fuente: 7 enero, 2021 Escrito por diapason

Lo primero que deseo, es mostrar mi agradecimiento a José Miguel y Cecilia, responsables de esta revista, por contar conmigo para realizar este artículo con el que trataré de captar su atención por unos minutos.

Dándole algunas vueltas al tema que podría tratar, consideré que podía ser interesante explicarles “lo que no se ve” de una partitura creada por uno mismo. Es decir, todo aquello que ronda por la cabeza de un compositor una vez elegido un tema y que, después de ordenar las ideas, tratará de describir con música. En mi caso, esta empresa me parece muy interesante, pues reconozco que el de la música descriptiva es un campo que me apasiona y en el que me encuentro muy cómodo. De hecho, un porcentaje muy elevado de la producción de música para banda con la que cuento en mi catálogo es música descriptiva. Cuenta una historia, describe unos personajes, trata de situarnos en una época concreta y, sobre todo, está escrita con la idea de emocionar al espectador y de trasladarlo a otro lugar por unos minutos.

De toda mi producción, he elegido “Los últimos días de Troya”, obra que me está dando muchas satisfacciones y que se ha convertido, durante los últimos años, en una de las piezas más interpretadas de mi catálogo. De cara a situar al lector, voy a encuadrar la obra en una especie de introducción a la misma, hablando sobre cómo y para qué fue escrita y qué recorrido ha tenido hasta la fecha, para pasar después a desgranar cada una de las ocho secciones en las que se divide la misma:

“Los últimos días de Troya” es un poema sinfónico para banda de música, encargo de la Unió Musical de La Pobla de Farnals para su participación el 42 Certamen Provincial de Bandas de Música de Valencia en el año 2018 bajo la dirección de D. Juan José Catalá Borrás. La obra, muy descriptiva, de algo más de trece minutos de duración, trata de narrar en música algunos de los momentos más significativos de la Guerra de Troya. Aunque unitaria y en un solo movimiento, bien es cierto que podemos destacar ocho secciones que se corresponden con cada uno de los subtítulos que nos encontramos a lo largo de la partitura.

También me gustaría contarles algunos datos de posible interés que han hecho que esta composición se haya convertido en uno de mis buques insignia y que me han reportado grandes alegrías. Sin duda, un antes y un después en mi carrera se produjo cuando la citada pieza fue elegida como obra obligada en la tercera sección del Certamen Internacional de Bandas de Música de Valencia en el año 2019. Ese mismo año, la organización del Certamen Nacional de Bandas de Murcia la eligió como obligada también en su tercera sección. Además de la gran cantidad de bandas que la han incluido en sus repertorios, en noviembre del mismo año me concedieron el premio “Thirdbest score in a free creation” en los prestigiosos Jerry Gold Smith Awards. Esperando que la situación provocada por el COVID mejore, está previsto el estreno de la pieza en Grecia, país protagonista del mito en el que está basada la misma, y también será obra obligada en el CIBM Ciudad de Benavente en 2021.

A continuación, y metiéndome ya en la parte central de lo que nos ocupa, trataré de explicar lo que he tratado de representar con la música en cada una de las ocho secciones de la obra, diferenciadas entre sí por un subtítulo muy representativo:

1- Llamada a la batalla: una fanfarria de metales anuncia que la batalla entre troyanos y griegos está a punto de comenzar.

2- Talón de Aquiles: sección enérgica que describe el caos y lo sangriento de la batalla. Una lucha sin límites en la que uno de nuestros protagonistas, Aquiles, es herido de muerte por un flecha lanzada por Paris que acierta en su talón,  la única parte débil del guerrero griego.

3- Canto de las Sacerdotisas: Aquiles ha muerto. Es por lo que las sacerdotisas del templo de Apolo entonarán un himno en su honor.

4-Eterno Aquiles: la pira funeraria del héroe griego está preparada en la playa. Una sección lenta y melancólica, pero con cierto aire de solemnidad, describe la despedida del ejército griego a su líder, arrojado al mar, momento en el que pasará a la eternidad.

5- Caballo de Troya: los troyanos, al ver alejarse al ejército griego, y después de comprobar que un gigantesco caballo de madera a manera de obsequio se encuentra en la playa, piensan que han ganado la guerra. Algunos ciudadanos salen a recoger el caballo e introducirlo dentro de la ciudad. Una majestuosa marcha triunfal será la protagonista de esta sección.

6- Cae la noche: la noche inunda la ciudad de Troya. El caballo preside el ágora. La tranquilidad y la paz se respiran en la ciudad, pero cuando todos duermen, soldados griegos que estaban escondidos dentro del caballo salen del mismo y abren las murallas de Troya para permitir que el ejército griego, escondido con sus naves detrás de un cabo en el mar, arrase la ciudad.

7- Destrucción: sección muy enérgica e inestable que describe el momento en que el ejército griego entra dentro de la ciudad de Troya. Los soldados asesinan a los habitantes, además de arrasar con lo que se encuentran en su camino.

8- Aquiles inmortal: un majestuoso final nos conduce al epílogo de la obra, representando la victoria griega y la inmortalidad del héroe Aquiles que, aunque muerto en la batalla, pasará a la Historia.

Para poder comprender mejor la obra, y tratar de dejarse “convencer” por lo expuesto anteriormente, recomiendo seguir la explicación programática a la vez que escuchamos la pieza, y así poder decidir si mi trabajo refleja o no los diferentes episodios de esta famosa leyenda griega. Si me lo permiten, les dejo varios enlaces a diferentes versiones, siendo la primera la que corresponde a la grabación realizada por la Banda Municipal de Bilbao bajo la batuta del Maestro José Rafael Pascual-Vilaplana para ser incorporada en mi CD “Miradas”:

Para terminar, me gustaría agradecer de nuevo la oportunidad de poder realizar este artículo, deseando que haya sido de su interés. Les agradezco su atención y espero que, más pronto que tarde, podamos regresar a nuestra rutina y a nuestro día a día de una forma normal, y que esta situación tan horrible pase de una vez por todas. Mientras tanto, deseo que tengan mucha salud y que pongan mucha música en su vida.

¡Muchas gracias!

David Rivas Domínguez.

Más información:

Si ponéis la palabra movida en la web, os saldrá mucha información de ésta etapa concreta de la cultura de la España de finales de los 70, que ahora con la perspectiva del tiempo pasado, es más fácil comprender y analizar, y es que, en definitiva, al finalizar el régimen Franquista, en el que la libertad de expresión era muy limitada, todo esa necesidad que tiene el artista de expresarse, de conmover o incluso de incomodar, exploto de golpe siendo Madrid el epicentro y la música el vehículo más rápido de propagación, pero dicha explosión afectó a todas las Artes y salpicó a todos los rincones de la geografía.

16 diciembre, 2020 – Escrito por diapason

Cuando hablamos de movida enseguida aparecen asociados unos nombres: Los Secretos, Nacha Pop, Alaska, McNamara, Radio Futura, Tino Casal, etc.,  grandes padres del POP que quizás miraban a ese Mayo del 68 del país vecino, o a los mismísimos Beatles quizás, de todos se ha hablado mucho, pero yo que no soy ningún erudito, no puedo aportar gran cosa a todo lo que se ha escrito sobre esto.

Así que hoy intentaré buscar a esos otros que siendo coetáneos de los primeros y compartiendo esa necesidad de expresar cosas distintas, de experimentar, se contagiaron de corrientes más lejanas,  quizás también me mueve el deseo de homenajear a grupos que por diversas circunstancias dejaron de existir pero crearon un estilo propio, luchando contra lo establecido, contra discográficas y el mayor exponente que se me viene a la cabeza es…. TRIANA.

Contagiados quizás por los discos que llegaban a sus manos desde la cercana base americana de Rota, absorbiendo la sonoridad del Rock Progresivo de Pink Floyd, King Crimson o Led Zepellin y mezclándolo con el flamenco de su Sevilla natal crearon una fórmula magistral llamada Rock Andaluz, órganos Hammond, guitarra española, eléctrica distorsionada y pianos se mezclaban en una exitosa receta desconocida hasta la fecha en todo el mundo.

Sus cimientos eran básicamente flamenco puro, de hecho Dolores Montoya y Manuel Molina (Lole y Manuel) formaron parte de grupo inicial, pero como todos los grupos sufren idas y venidas y en una de esas fases entra el genio Jesús de la Rosa, que viene ya impregnado de esas corrientes que sonaban al otro lado del Atlántico, se hace cargo de los teclados, de la voz y de la composición, no solo llevando el flamenco a la psicodelia, que ya es difícil, Enrique Morente tiempo después también se atrevió, y más reciente El Niño de Elche, a eso se sumaban unas letras que  gritaban en ese tono desgarrador de Jesús, frases que por aquel entonces los jóvenes deseaban escuchar, Hijos del Agobio, Tu Frialdad, Abre la puerta , En el Lago , Sr. Troncoso y así una larga lista de éxitos durante los 8 años que estuvieron en activo.

El desgraciado accidente mortal de su líder, Jesús De La Rosa en el 83, truncó el destino de la banda y aunque otros grupos siguieron esa senda, Medina Azahara por ejemplo, siempre fue Triana la luz que los guiaba y hasta nuestros días.

Pero a nacido un grupo sevillano que tuve el placer de ver en directo el mes pasado y coge el testigo de ese rock psicodélico, diferente, de armonías imposibles, salen al escenario sin complejos, dándolo todo, se trata de Deby Motoreta Burrito Kachimba.

También de Sevilla, aúnan ese espíritu y lo llevan quizás a un terreno más gamberro, más punk o más divertido si queréis, desde el nombre, al manillar que lleva el Micro del cantante, muy activos en el escenario, a veces como en trance, a lo Jim Morrison, pero creerme que saben en cada momento lo que hacen, y si no al tiempo.

Ahora ya podréis construir ese puente de ida y vuelta que os llevará a TRIANA , escucharlos, es difícil, no es una melodía facilona, no son 4 acordes y un estribillo, ni siquiera pegadiza, pero experimentaron, abrieron camino, fueron valientes y por eso mi pequeño homenaje.

Un saludo y hasta la próxima.

Alfredo Pérez.

La Asociación de Amigos de la Música de Yecla, informa, que a partir del martes 15 de diciembre, se podrá adquirir el nuevo trabajo discográfico “Directo para ti”.

Grabación en vivo el pasado día 13 de octubre de 2019, en el Teatro Concha Segura por Enrique Soto y la Banda Sinfónica Amigos de la Música, bajo la dirección de Ángel Hernández Azorín, y en el que se incluyen temas clásicos como: “Fly Me to the Moon”, “Girl from Ipanema”, “Strangers in te night” o “Sabor a mí”.

Yecla, 12 de diciembre de 2020

Este nuevo proyecto está incluido dentro de la campaña amigo de la banda, planteada para recaudar fondos para el mantenimiento de la Escuela y la Banda de Música, puesto que nuestros ingresos habituales, sobre todo los relacionados con actuaciones de la propia Banda, se han reducido considerablemente debido a la pandemia por la Covid19.

La Junta directiva de la AAMY agradece públicamente a Enrique Soto su colaboración y apoyo cada vez que se lo hemos solicitado.

El nuevo trabajo discográfico ha sido editado por la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Yecla, y el patrocinio de las empresas: DÚO-GRAPH, JUAN PALAO PEÑA, YECFLEX, PEDRO ORTIZ, NEW ROCK, XTI, DAEMOND4, NZI, SOMICAT, SPUMAYTEL, TUBOCÍN, KARIBIAN DESCANSO, VALERY RELAX, YECLAGRAFIC, FORMAS DESCANSO, INURBAN y GRUPO SIM.

Colabora con la Asociación de Amigos de la Música de Yecla con la compra del nuevo disco compacto “Directo para ti”.

Edición limitada.

El donativo por cada disco es de 10 €, siendo todos los beneficios íntegros para la Asociación.

Puntos de venta:

Escuela de Música

 – Pub Gardenia.

 – Cafetería Tejota.

 – Librería El paseo de los libros.

Si desean más información pueden contactar con la Asociación a través del teléfono 968752485 o del correo electrónico: administración@amigosmusica.com

 

Cartel del lanzamiento

El amor tiene innumerables formas de manifestarse… tantas como al universo le gusta jugar a inventar milagros;  lo sentía profundamente en el momento mismo que ella salió a escena, le invadió la voz como si fuera la primera vez que hubiese acudido a la ópera.

Un sueño estaba a punto de nacer.

Escrito por diapason – 9 diciembre, 2020

Freddie estaba enamorado de la ópera, siempre le sorprendía, siempre era una experiencia transcendental, su mente y corazón se armonizaban para dar paso a las musas; esa noche pasaría a la historia en su historia; ópera y rock dos corazones que confluirían en una misma emoción: la amistad

Esa noche de 1983 tenía la intención de disfrutar de la actuación de Lucciano Pavarotti  en la ópera “Un ballo in maschera”  en el Royal Opera House de Londres; en un segundo plano estaba ella y en el momento que escuchó su voz se enamoró, se obsesionó, “hasta tal punto de querer ser como ella”¸ una obsesión que se convirtió en anhelo y acabó siendo realidad.

«I LOVE MUSIC AND SHE’S THE MUSIC»

«Cuando entramos en la habitación, tenía las manos muy frías. Las mías también. Pero cuando vi que las tenía frías, pensé: Las tiene más frías que yo. Él también está nervioso, eso es bueno. Cuando la gente está nerviosa significa que esperan algo de la otra persona».

M. Caballé.

Montserrat Caballé y Freddie Mercury se citaron por primera vez en febrero de 1987 en el Hotel Ritz de Barcelona. Él estaba nervioso, muy nervioso y los minutos de retraso de la súper diva le parecieron horas. Sus manos frías fueron presagio para ella de una de las historias más bellas de amistad en la música. En ese primer encuentro, Freddie le regaló un cassette con una grabación que había hecho para ella, sin dejar de mostrarle su admiración y la intención emocionada de lo que podían hacer juntos.

«Sólo una persona muy musical podía acercarse a ella…«

“Exercises in free love”:

 ¿Puedo cantarla el próximo domingo en el recital que tengo en Londres?

M. Caballé.

Y el hielo se rompió

Ese domingo Montserrat Caballé estuvo en Londres promocionando su ciudad con motivo de los juegos olímpicos, con lo que se sentía muy comprometida. Al terminar el recital Caballé dijo que allí se encontraba un gran admirador suyo y lo hizo salir al escenario de la ópera londinense. Esa misma noche se encontraron, luego del recital, en Garden Lodge, nombre de la mansión de Freddie; el lugar donde  Montserrat Caballé escucharía por primera vez la melodía de la canción que representaría a los juegos olímpicos de su ciudad.

Freddie Mercury siempre había sentido debilidad por el Bel Canto y en sus últimos años, cuando supo que tenía SIDA estaba inmerso en este proyecto con Montserrat Caballé. Lo dejó todo para dedicarse de lleno a ello.

El primer disco en solitario de Mercury en el año 1985 incluye una canción en la que imita la voz de Montserrat Caballé.

MÁS QUE UNA CIUDAD, UNA PERSONA. 

Cuando el sueño se hace realidad

 – ¡La tengo! ¡Ya podía salir corriendo que la tenía!

F. Mercury.

Montserrat Caballé fue la última inspiración de Freddie Mercury.

La canción Barcelona fue escrita por Mercury y Mike Moran con Freddy Mercury como cantante principal y Montserrat Caballé de soporte operístico.

Fue presentada extra oficialmente el 30 de Mayo de 1987 en Ibiza y de manera oficial en el Festival “La Nit de Barcelona” a la llegada de la bandera de Seúl. Esta fue la última actuación de Freddie Mercury en directo.

Mundos tan distintos unidos por la música. El mundo de la ópera es muy cerrado en sí mismo pero juntos consiguieron que se distribuyese a través de los canales pop, con lo que gente que nunca había apreciado la ópera comenzó a hacerlo.

¿Qué tenían en común Montserrat Caballé y Freddie Mercury? 

Los dos eran excelentes artistas en lo suyo y los dos eran personas muy disciplinadas.

Los dos eran personas que querían estar felices y esta felicidad se traspasa en su música que es sentida y verdadera.

En palabras de Montserrat Caballé:

“A mí me parece que la creación de Freddie es de una música muy especial, que nace del corazón, para el corazón. Yo creo que por eso llegó a mi corazón

Montsi y Freddy fueron, como dice la canción, “Amigos hasta el final”.

Por Inma Rico.

Alumna de coro de la Escuela de Música de Yecla.

Vamos a dedicar nuestra tercera entrega a un pasodoble que ya solo con su nombre nos indica qué inspiró a su autor a componerlo, qué motivó su escritura ya quién va dedicado.

Nos referimos a una obra que, para todos los yeclanos, con tan solo escuchar su primer compás, nos recuerda a nuestra tierra y, desde hace ya algunas décadas, a nuestras Fiestas Patronales, las cuales este año, debido a la pandemia del COVID-19, no se van a poder celebrar. Nos referimos al pasodoble “Corazón Yeclano”, compuesto por nuestro paisano Octavio Juan Palao.

Fuente: 2 diciembre, 2020 – Escrito por diapason

Como ya comentamos en el primer artículo de esta sección, existen diversos tipos de pasodobles: de concierto, taurinos, marchas, festivos, regionales, canción, etc.). Entre los pasodobles considerados regionales, por supuesto, hay tanta variedad como regiones: gallego, asturiano, andaluz, vasco, valenciano, catalán, aragonés… Ejemplos de ello son «Aires gallegos», «Viva la jota» y «Sabiñán» de Pascual Marquina, «Los de Aragón» de José Serrano, «Islas Canarias» de José María Tarridas, «Iscar en Fiestas» de Eugenio Gómez, «La Kermés de las Vistillas» de José María Martín Domingo, «Puenteareas» de Reveriano Soutullo, «Santander» de Ernesto Rosillo,…

Por su abundancia merecen un capítulo aparte los pasodobles andaluces y los falleros o valencianos. Entre los primeros se encuentran, entre otros, «Al son de mi pasodoble» y «Cuna cañí» de Bolaños y Ángel Ortiz de Villajos, «En er Mundo» y «Talento» de Juan Quintero, «Recuerdos» de Eugenio Gómez, por citar algunos. Y entre los valencianos «L’entra de la murta» de Salvador Giner, «El Fallero» de José Serrano, «El Socarrat» de José Terol Gandía, «La Entrada» de Quintín Esquembre, o «Les fogueres de San Chuan» de Luis Torregrosa García.

Este tipo de pasodobles se caracterizan o porque se inspiran en el folclore típico de cada una de las regiones de nuestro país o bien por estar dedicados a alguna ciudad, comarca, fiesta o simplemente a los habitantes de una zona determinada, resaltando el carácter que los identifica como sociedad.

“Corazón Yeclano”, aunque sería difícil de encuadrar dentro de un estilo o de otro, quizás al estar dedicado por el autor a nuestro pueblo, al carácter que nos identifica como yeclanos, entraría dentro de la categoría de pasodobles de concierto. Pero, a la vez, se podría incluir dentro de los denominados regionales o, incluso con más certeza, a los locales u obras dedicadas específicamente a una ciudad concreta, en esta ocasión a Yecla.

Sea como fuere y tras su utilización como sintonía por las diferentes emisoras de radio locales, sobre todo a partir del año 1979 durante los programas emitidos por Radio Yecla y dirigidos por Francisco Ortin “Koki”, con motivo de la conmemoración del 25 Aniversario de la Coronación de la Purísima Concepción, patrona de Yecla, este pasodoble se convirtió en una melodía que nada más empezar a sonar las primeras notas todos los yeclanos lo relacionamos con dichas fiestas decembrinas de nuestra ciudad.

Este año no vamos a poder celebrar dichas fiestas debido a la crisis sanitaria motivada por el COVID-19, por lo que desde la revista Diapasón,  y concretamente desde esta sección dedicada al género del pasodoble, queremos aportar nuestro pequeño grano de arena para que esta situación sea más llevadera.

 

Fiestas de la Virgen de Yecla. Declaradas de Interés Turístico Nacional.

Octavio Juan Palao:

Nació en Yecla el 2 de julio de 1911. Fue hijo del eldense Luis Juan Fernando y la yeclana Josefa Palao Muñoz. Los primeros estudios musicales los recibió de su madre y de su tía materna Pilar Muñoz. Su primer profesor fue D. Marcos Ros, director de una de las bandas de música coexistentes en nuestra ciudad en aquella época, concretamente de la Banda de Música “La Primitiva”, donde ingresó a la edad de seis años como flautistay y ocupó en poco tiempo el puesto de flauta primera.

Cuando tenía 11 años, su familia se trasladó a Elda, donde continuó su formación musical con el profesor Enrique Albiñana, director de la Banda “Santa Cecilia” de esa ciudad. Octavio formó parte también de esta banda y actuó como flauta solista desde su incorporación a la misma.

En 1929 viajó a Madrid para continuar con sus estudios en el entonces denominado Real Conservatorio de Música y Declamación, lugar en el que cursó las especialidades de Flauta y Armonía con los profesores Francisco González y Benito García de la Parra (finalizando con las máximas calificaciones) y Composición con Conrado del Campo.

Durante su estancia en la capital de España ingresó como voluntario en el ejército. En un primer momento formó parte de la Banda de Música del Regimiento de Infantería “WAD-RAS”, dirigida por Pablo Cambronero, y dos años después obtuvo plaza en la banda más prestigiosa de la época tanto del ejército como en el resto del panorama bandístico español: la Banda del Segundo Regimiento de Zapadores Minadores de Ingenieros, conocida también popularmente por “la Banda de Ingenieros”, que estaba dirigida por el afamado director y compositor Pascual Marquina.  Bajo su dirección actuó como solista en multitud de conciertos no solo en Madrid, sino también en otras capitales y ciudades españolas. Durante un concierto realizado en Madrid al que asistieron Joaquín Turina y Gerardo Diego, el compositor y crítico Julio Gómez comentó en un artículo que “el flauta solista de la Banda de Ingenieros alcanzó en su instrumento las más altas cimas del virtuosismo”.

Octavio Juan Palao, año 1936

En el año 1935 se trasladó a Alicante al haber obtenido por oposición la plaza solista de la Banda Municipal, dirigida por el también flautista Luis Torregrosa García, trabajo que compaginó con la dirección de la Banda Filarmónica Alteanense, el puesto de solista en las Orquestas de Cámara y Sinfónica de Alicante y el puesto de profesor del Claustro de Profesores del Conservatorio del Casino de la capital alicantina. Todas estas labores profesionales las reanudaría en 1939, tras finalizar la Guerra Civil.

En 1940 ganó por oposición la plaza de flauta de primera en la Banda de la Escuela Naval Militar, desde donde pasó posteriormente al Tercio Sur de San Fernando, lo que compaginó con su actuación como solista en la Orquesta de Cámara de Jerez de la Frontera, dirigida en aquella época por Germán Beigdeber.

El año 1948 se presenta a las oposiciones al Cuerpo Técnico de Bandas de Músicas Civiles, donde obtiene el puesto número tres. El número uno de dicha promoción la obtuvo Moisés Davia, director de la Banda Municipal de Madrid.

En 1954 ingresa en la Banda del Tercio de Levante de Cartagena, puesto en el que permaneció hasta su jubilación el año 1969.

Tras su jubilación y tras rechazar varias ofertas para dirigir importantes bandas de fuera de la Región de Murcia, decidió permanecer en ella e incorporarse como flauta solista a la Banda de Música de la Diputación Provincial de Murcia, dirigida por Francisco Cebrián, donde permaneció hasta dar por finalizada su actividad musical en el año 1984.

Octavio Juan Palao (Yecla 1911-Murcia 1999)

Además del pasodoble “Corazón Yeclano”, Octavio Juan Palao es autor de un gran número de composiciones tales como un ciclo de canciones sobre textos de poetas españoles y un buen número de partituras de música para banda, entre las que destacan los pasodobles “Músicos de Marina”, “Solera Jumillana” o “Semblanza Cartagenera” y las marchas lentas de procesión “Profundo Recuerdo” y “Eres tú Bendita”.

En el año 1990, durante la segunda parte del acto del Pregón de Fiestas de Yecla, la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción de Yecla rindió un justo y merecido homenaje a Octavio Juan Palao, interpretándose por la Banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla en primer lugar “SUMY”, del maestro D. José Ortuño, y posteriormente “Corazón Yeclano” dirigido por el propio autor.

El músico director y compositor yeclano falleció en Murcia el 25 de febrero de 1999 a la edad de 87 años.

Guión partitura “Corazón Yeclano” (1952)

Corazón Yeclano:

Es un pasodoble de los denominados “de concierto” compuesto el año 1951 y que fue revisado con posterioridad en Cartagena en 1979.  Fue escrito durante la estancia del autor en la ciudad de San Fernando porque sentía añoranza de su patria chica.

Según palabras del propio del autor: “comienza el pasodoble con unos compases de introducción al primer tema que intenta reflejar el porte tenaz y vibrante del alma yeclana, tras el cual se escucha el diseño de unos cantos infantiles que dan paso, de nuevo, a la primera idea. Una breve preparación lleva al “trío”, construido sobre un canto de vagas reminiscencias árabes, que quieres ser noble generoso como todo CORAZÓN YECLANO”.

El día 2 de febrero de 1952 Octavio Juan escribe una carta a D. Ricardo Tomás y Soriano, alcalde de Yecla, en la que le informa de que, debido al cariño que procesa a su querido pueblo, ha compuesto un pasodoble titulado “Corazón Yeclano” que ofrece a la Excelentísima Corporación Municipal de la ciudad de Yecla con el deseo de que sea aceptado. Además, comunica que, adjunto, envía el material para banda de música del mencionado pasodoble.

En pleno del Ayuntamiento de Yecla, en sesión permanente celebrada el día 5 de febrero de 1952,  en el apartado cuatro del orden del día, se da a conocer por el señor alcalde la carta dirigida al músico Octavio Juan Palao que textualmente decía: “Enterados los señores componentes de esta Comisión, acuerdan complacidos aceptar la producción del músico yeclano, el señor Juan Palao, con el mayor agrado, expresando la gratitud de este Ayuntamiento hacia el mismo por la dedicatoria y envío del pasodoble, acordándose que se toque por vez primera el próximo 1 de abril con motivo del Día de la Victoria e invitando a su autor para que venga a esta dicho día a presenciar el estreno”.

Y así fue. “Corazón Yeclano” sonó por primera vez dicho día 1 de abril de 1952 en el templete del Parque de la Constitución por la Banda Municipal de Música de Yecla.

Seguidamente les ofrecemos la versión interpretada por la Banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y que forma parte del disco compacto “La Música en las fiestas” editado en la década de los años 90 del pasado siglo, por la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción de Yecla.

– HERNÁNDEZ CUTILLAS ALFONSO. “Música y músicos yeclanos”. Pag 368 y a la 372. Depósito Legal: -MU-2874-2008. Edición Asociación de Amigos de la Música de Yecla 2008.
– En línea: http://www.elrincondelpasodoble.com/historia.html
– Archivo Asociación de Amigos de la Música de Yecla, sección pasodobles, números 6 y 7 “Corazón Yeclano).
– En línea: https://revistadiapason.com/octavio-j-palao-flautista-de-honor-de-la-banda/

José Miguel Ibáñez Lax.

La Concejalía de Cultura y Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Yecla, informan que ante la situación sanitaria actual han decidido aplazar el V Concurso de Composición “Fiestas de la Virgen” Modalidad Pasodoble-Marcha, para el próximo año 2021.

/ 

La situación actual en la que nos encontramos de crisis sanitaria por la pandemia originada por el Covid19, y que ha motivado la toma de medidas restrictivas en todo nuestro país, ha sido el motivo por el cual las autoridades municipales de Yecla han tomado la decisión de aplazar este Concurso musical.

El mismo está organizado por el Ayuntamiento de Yecla con la colaboración de la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción y la Asociación de Amigos de la Música de Yecla.

Si la situación lo permite les informaremos sobre el V Concurso de Composición “Fiestas de la Virgen” a principios del próximo año 2021.

El próximo mes de diciembre tendrá lugar la presentación del nuevo proyecto discográfico “Directo para ti”, grabado en directo en el Teatro Concha Segura por Enrique Soto y la Banda Sinfónica Amigos de la Música, bajo la dirección de Ángel Hernández Azorín.

Se incluyen temas clásicos como: “Fly Me to the Moon”, “Girl from Ipanema”, “Strangers in te night” o “Sabor a mí”.

/ 

El nuevo disco compacto está editado por la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Yecla, y el patrocinio de las empresas: DÚO-GRAPH, JUAN PALAO PEÑA, YECFLEX, PEDRO ORTIZ, NEW ROCK, XTI, DAEMOND4, NZI, SOMICAT, SPUMAYTEL, TUBOCÍN, KARIBIAN DESCANSO, VALERY RELAX, YECLAGRAFIC, FORMAS DESCANSO, INURBAN y GRUPO SIM.

Será una edición limitada, por lo que si estás interesado en adquirirlo y no te quieres quedar sin él, puedes reservarlo contactando con la Escuela de Música a través del correo electrónico: administración@amigosmusica.com o en el teléfono: 968752485. El donativo por cada disco es de 10 €,  siendo todos los beneficios íntegros para la Asociación.

Este nuevo  proyecto está incluido dentro de la campaña de actividades para recaudar fondos para el mantenimiento de la Escuela y la Banda de Música, puesto que nuestros ingresos habituales, sobre todo los relacionados con actuaciones de la propia Banda, se han reducido considerablemente debido a la pandemia por la Covid19.

Desde la Asociación volvemos a agradecer a Enrique Soto su colaboración y apoyo cada vez que se lo hemos solicitado.

A continuación les ofrecemos un nuevo vídeo promocional del disco compacto, realizado durante la grabación, el pasado 13 de octubre de 2019 en el Teatro Concha Segura de Yecla:

 

Fuente: diapason – 12 noviembre, 2020

Fructuoso Esquez Ibarra (1832-1888)

Puede ser que fuera un caluroso 14 de agosto de 1868 cuando sonaron las primeras notas musicales en Ontur, aquellas notas que romperían con lo angosto del momento y que darían paso a todo un mundo musical.

Fructuoso Esquez Ibarra, mostraría a sus alumnos de Ontur el sentir y la belleza de la música a través de su enseñanza y el dulce sonido de la citarina construida por él. Formaría con gran esfuerzo la Agrupación Musical de Ontur.

Más tarde allá por 1869 tomaría el relevo Enrique Torres Cebrián, aventajado alumno de D. Fructuoso y quien batuta en mano, un carro y unos cuantos compañeros se aventuraron a participar en la inauguración de la Basílica de la Purísima de Yecla.

Enrique Torres Cebrián (1846-1908)

Tras un breve periodo de ausencia, el 1 de mayo de 1904 es nombrado oficialmente, y por sesión plenaria, Director de la Banda de Música iniciándose con él un largo camino musical dentro de la familia Cebrián.

La música corría por las calles, en cada esquina se podía escuchar una nota musical saliendo de un instrumento, la música había llegado a Ontur sin intención de partida.

Segismundo Cebrián Martínez “El Maestro Mundo” fue quien sustituyo a su primo hermano, Enrique Torres, durante su ausencia. Aunque su paso musical fue breve, dejó una gran huella con la composición del pasodoble “Mundo”.

Tras el fallecimiento de Enrique Torres, se inicia un periodo de crisis musical que revivió de la mano de Robustiano Cebrián Ramírez “El Maestro Viejo” quien formaría una nueva cantera de jóvenes entusiastas por la música entre los años 1920 al 1937.

Robustiano Cebrián Ramírez “El maestro viejo” (1859-1937)

Tras años de batuta en mano y la retirada de una pequeña asignación económica, le hace dejar, a su pesar, la Dirección de la Banda de Música, cayendo esta en otro periodo de crisis.

Otro gran músico, Andrés Cebrián Higuera, sobrino de “El Maestro Viejo” se hace cargo de la Banda de Música hasta 1971 y con gran ilusión resurge de nuevo el pasodoble, la música en las fiestas y la alegría vuelve a las calles.

Benito Martínez Alcaráz, natural de Ontur y formado por los maestros Robustiano y Enrique Torres, entra a formar parte de la Orquesta Azul, y gracias a su gran formación musical se hace cargo de 1971 a 1986 de la Banda de Música.

Benito Martínez Alcaráz (1916-1995)

Les seguirían otros Maestros al frente de la dirección de la Banda, Javier Artés Beltrán, Juan Muñoz Martínez, María José García López, fundadora junto a otros compañeros de la charanga “si tu quieres…”, María Virginia Romero Gómez, con quien se graba por primera vez el disco “Del pasodoble al concierto” y se funda la Minibanda,… Javier Artés Arlandis.

Actualmente y desde 2015 la Banda de Música se encuentra bajo la batuta de Ramón Calabuig Garrigós, quien inició su andadura como profesor de la misma en el año 2004 y a quien se le debe la creación del Coro Municipal de Ontur.

Ramón Calabuig Garrigós

El tesón, la constancia y la pasión por la música ha llevado a Ontur a contar con dos Bandas, Municipal y Juvenil, esta última a cargo de un jovencísimo,  pero no menos experto, José María Cantos Gómez.

“Ontur es el más bello pueblo de España”… así proclama su Himno el sentir de los Ontureños, compuesto en el año 1993 por D. Miguel Asins Arbó y letra adaptada por su esposa Dña. Josefa Cebrián Collado, natal de Ontur y parte de una saga musical, con poemas de distintos artistas locales.

Música y ensueño que corre por las venas de todos los componentes que han formado parte de la historia de la Banda de Música de Ontur,  150 años que en muchos casos ha pasado de generación en generación.

Familias enteras unidas por la música, innumerables todos y a cada cual con mayor implicación, capaces de transmitir el orgullo de formar parte de esa gran familia que ha ido consolidándose durante 150 años.

Himno a Ontur (1993) Música: Miguel Asins Arbó.

Letra: Josefa Cebrián Collado

Ontur no concibe su existencia sin música, sin pasacalles, ni dianas, ni sus conciertos, Ontur no concibe su existencia sin su Banda.

Ontur, pueblo lleno de sentimientos musicales y sutiles acordes. De melodiosas raíces que han llevado durante todos estos 150 años la música por sus calles al son de pasodobles y marchas.

Orgullo y emoción, decisión, tesón, arraigo y tradición son adjetivos que caracterizan a la música en Ontur, y a sus gentes.

Un viaje musical cada vez que su Banda pasea por las calles recorriendo cada rincón, llegando a cada hogar, y haciendo vibrar a sus vecinos a cada paso.

Acompañando a su patrón San José, a sus imágenes en procesiones, a sus Damas y Reina que con gran garbo suben hacia los toros al son de “Amparito Roca”.

Este es Ontur, esta es su historia forjada al son de acordes musicales, sus componentes, sus vidas, sus esfuerzos han hecho que la música forme parte de su día a día, que perdure en el tiempo, que los sueños de cada uno de ellos se cumplan acompañados de suaves melodías.

Ontur musical…un sueño… una realidad.

 

Manuel Molina.

Músico veterano de la Banda Municipal de Música de Ontur.