Yecla

Entradas

Continuamos con una nueva entrada en el Canal de YouTube de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla.

Desde la Asociación de Amigos de la Música de Yecla te animamos a que te suscribas a nuestro canal en YouTube para que puedas disfrutar de multitud de vídeos musicales protagonizados tanto por la Banda Sinfónica como por nuestros profesores, músicos amigos, etc.

En el canal encontrarás conciertos, reportajes, entrevistas, desfiles, recuerdos, actos, noticias… todo lo que la Asociación genera día a día.

Si te gusta la música, ¡no te lo pienses y suscríbete! Y si ya lo estás, ¡compártelo con tus familiares y amigos!

Nuestro objetivo es tener cuantos más suscritos mejor. ¿Nos ayudas a conseguirlo?

En esta ocasión os acercamos el estreno a nivel mundial, que se realizó el 18 de octubre de 2014 en el Patio de Armas del Alcázar de Toledo, de la obra «El Entierro del Conde de Orgaz» compuesta por Alexander Comitas pseudónimo de Eduard De Boer, e interpretada por la Banda Sinfónica Asociación de Amigos de la Música de Yecla dirigida por Ángel Hernández Azorín.

Dicha obra fue escrita por el compositor holandés con motivo de la conmemoración del cuarto centenario de la muerte del pintor griego Doménikos Theotokópoulos “El Greco”, y está dedicada a la Banda yeclana y a su director.

En el siguiente vídeo realizado en el Departamento de Comunicación y Prensa de la Asociación pueden encontrar la pieza completa:

7 mayo, 2020 Escrito por diapason

El 30 de noviembre de 2019, la Confederación Española de Sociedades Musicales llevaba a cabo, en los locales de la Escuela de Música de Yecla,  su XXVI Asamblea General Ordinaria, junto a la colaboración de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y las Concejalías de Cultura, Turismo y Mujer del Excmo. Ayuntamiento de Yecla.

La XXVI Asamblea General Ordinaria de la CESM se desarrolló con normalidad, con la presencia de Presidentes y directivos de diferentes Federaciones de Bandas de Música de nuestro país. Y tras ella, se celebró el Encuentro de Mujeres Músicos.

Patricia Soriano Vidal, como Concejal de Política Social, Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Yecla, abrió el segundo bloque y posteriormente se llevaron a cabo dos mesas redondas, una titulada Gobernanza y otra titulada Batutas en Femenino.

En este caso, nos centramos en la segunda, con Rita Mínguez García (Vocal de la Junta de Gobierno de la CESM y Directiva de FRSM de la Comunidad de Madrid) como moderadora de la misma, junto a las ponentes: Raquel Sánchez-Pardo Ramiro (Directora de Castilla La Mancha), Mercedes Femenía Simó (Directora de la Comunidad Valenciana), Silvia Olivero Anarte (Directora de Andalucía) y Pilar Vizcaíno Balsera (Directora de Extremadura).

Desde la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y mediante esta revista digital, hablamos con las cuatro ponentes y directoras de la mesa titulada “Batutas en femenino”. Iremos conversamos con ellas poco a poco, para conocer sus punto de vista sobre la normalización y el papel de la mujer en la Música.

En esta ocasión, nos marchamos a Extremadura para hablar con Pilar Vizcaíno Balsera. Esto es lo que nos ha contado:

P.- Comencemos por el principio… ¿cómo fueron tus inicios musicales y qué te llevó a tomar el camino de la dirección?

R.- Pues mis primeros recuerdos son de cuando tenía 4 años e iba agarrada de la mano de mi abuela a los ensayos de la Coral Augusta Emérita en la que ella cantaba.

Pero la música siempre ha estado en mi vida, en mi casa, en mi familia, siempre he estado rodeada de ella. Empecé con el piano, continué formándome como maestra de música y cuando todo eso terminó la dirección de orquesta se convirtió en el camino natural para seguir con mi formación como músico y persona.

P.- ¿Qué profesores y directores han marcado tu formación y qué consejos recuerdas con especial cariño?

R.- Tengo la suerte de tener muchos “maestros” que me acompañan en este camino. Mi carrera en la dirección empezó con Jesús Amigo que me descubrió este mundo apasionante y continuó de la mano del maestro O. Calleya y de Silvia Olivero.

Aprendí a ser maestra gracias a Chisco Álvarez y a un montón de profesionales maravillosos de la educación que tenemos en nuestro país y eso me ha completado como directora y músico.

Todos me enseñaron que lo más importante es disfrutar siempre de la música y trabajar muy duro día a día para hacer disfrutar con tu trabajo a todo el que te quiera escuchar.

P.- Si no me equivoco, desempeñas tu labor profesional en Mérida, ¿qué nos puedes contar de tu día a día y de los proyectos en los que estás inmersa o se avecinaban en este año 2020?

R.- ¿Quién nos iba a decir a todos los que estuvimos en Noviembre en Yecla que 5 meses después el mundo se pararía? Todo lo que teníamos preparado para este 2020 está en el aire así que es el momento de tener paciencia y de reinventarse de nuevo.

Conciertos, musicales, audiciones, teatros…habrá que esperar a que todo esto pase y que la “nueva normalidad” nos indique los pasos que tenemos que seguir para poder volver a compartir música pero va a ser un año muy difícil para todos los que nos dedicamos al arte.

P.- Hace unos meses visitaste Yecla, ¿cómo valorarías la mesa “Batutas en femenino” y la experiencia vivida? 

R.- Fue una experiencia muy bonita. Yecla, vuestra banda, vuestra sociedad musical, los músicos…ojalá todas las ciudades españolas tuviéramos la cultura y el amor por la música que desprende Yecla

P.- ¿Crees que está normalizada la situación de género en tu profesión? ¿Cuál es tu opinión al respecto?

R.- Creo que se normalizará cuando veamos a una mujer dirigir el concierto de año nuevo o veamos a un número significativo de ellas como directoras titulares y artísticas de grandes orquestas. Hasta que eso no pase nada estará normalizado, pero seguiremos luchando para que llegue cuanto antes.

P.- Como directora, ¿cómo describirías tu forma de trabajar y qué factores influyen y consideras imprescindibles a la hora de programar?

R.- Tanto con la banda, como con la orquesta o en la escuela lo que trato es de acercar a los más jóvenes a la música, tratamos de montar programas atractivos para que, familias completas puedan acudir a nuestros conciertos sin importar la edad que tengan. Hay que llenar los teatros de niños pequeños para que cuando vayan creciendo sea una actividad normalizada en su vida y que sigan llenando teatros tengan la edad que tengan ya sea un concierto sinfónico, un musical o un concierto de zarzuela como el que estábamos preparando con la banda antes de que el COVID-19 lo paralizase todo. Lo importante es despertar el amor por la música y que verla en directo sea algo importante para todos.

Además tengo la gran suerte de estar rodeada de unos compañeros fantásticos a los que les encanta hacer locuras musicales como a mí así que resulta muy fácil gracias a ellos.

P.- Nos gustaría descubrir recomendaciones musicales interesantes. Si te pregunto por gustos musicales, ¿qué obras y compositor@s son referentes para ti? ¿Por qué?

R.- Esa es una pregunta difícil. Mientras hacemos esta entrevista tengo de fondo Turandot porque me encanta la ópera pero también podría tener de fondo la Verbena de la Paloma o la Gran vía… Brahms, Beethoven, Bach, Rachmaninov, Korngold…toda la música sinfónica pero también soy una enamorada del flamenco que hace Miguel Poveda, Tomatito, Morente o Marina Heredia. Los conciertos sinfónicos de grupos como Metallica,  Led Zappeling o el de Vetusta Morla con la Orquesta Sinfónica de la región de Murcia. En general soy una enamorada de la música de calidad sea del tipo que sea.

P.- Por último y antes de despedirnos, ¿te gustaría añadir algo más?

R.- Pues que mucho ánimo a todos. Van a ser unos meses muy duros pero volveremos a llenar las calles y los teatros de música. Creo que lo que nos han demostrado “nuestros balcones” durante todo este tiempo es que sin música no podemos vivir y pronto volveremos a compartirla.

Muchas gracias Pilar por tu amabilidad. Esperamos que todo mejore pronto. Hasta pronto.

Cecilia O.

Colaboradora AAMY.

Un poco más sobre Pilar Vizcaíno:

Pilar Vizcaíno, nacida y residente en Mérida, se cría en un ambiente familiar con especial amor por la música. Desde muy pequeñita escuchaba a su abuela Pilar cantar canciones tradicionales con un gusto maravilloso. Y es que ella, llenaba todo de música a su paso.

Acudir a los conciertos de la coral Augusta Emerita donde cantaba su abuela, los conciertos de Año Nuevo resonando en el salón…Todo esto influyó en su personalidad y… ¡De qué manera!

Muy pronto comenzó sus estudios en el Conservatorio Profesional de Música Estéban Sánchez de Mérida y con tan sólo 10 añitos, encontró lo que, a partir de ese momento, sería su lugar en el mundo, la banqueta de un piano.

En todo este proceso de maduración tanto musical como personal, descubrió también su pasión por la enseñanza, lo que la llevó en 2005 a cursar Magisterio Musical en la Universidad Pontificia de Salamanca. Desde ese momento, ha seguido con su amor por la docencia impartiendo clases en distintos centros y academias.

De este largo y duradero contacto con la juventud y de la ilusión de compartir la música con los más jóvenes nace, en 2016, la Joven Orquesta Ciudad de Mérida, uno de sus proyectos más pioneros y que a día de hoy crece de manera vertiginosa, siendo una de las apuestas más prometedoras de la actividad cultural de la ciudad.

Su formación musical y la pedagogía se dieron la mano en 2016 con el Máster en Musicoterapia en la Universidad Pontificia de Salamanca que le hace abrir, aún más, su concepto en la formación musical.

Y como lo de romper conceptos- aunque de manera silenciosa- va intrínseco en su personalidad, en 2013 termina sus estudios de Licenciatura Superior en Dirección de Orquesta por el Conservatorio Superior de Música de Málaga. Esto la convierte en la primera mujer extremeña en ostentar dicho título.

Todos estos proyectos, desde 2004, los compagina con la dirección de la Academia de Música Caesar que se reinventa, en 2017, con la creación de la Escuela de Artes Pilar Vizcaíno, en donde da un paso más allá en el concepto pedagógico abriendo su espacio a todas las manifestaciones artísticas y a todas las edades porque, para ella, todo el mundo tiene el derecho de poseer la capacidad para disfrutar del arte.

Desde Octubre de 2018 es la Directora Titular de la Banda de Música de Mérida, un nuevo proyecto que nace para seguir trabajando por la cultura musical en Mérida.

29 abril, 2020 Escrito por diapason

Aviso a lectores/as: voy a hacer un pequeño paréntesis en la forma de esta sección. En los tres próximos artículos voy a hablar de compositoras actuales. Mi intención tiene que ver con una doble motivación: por un lado, darlas a conocer al público en general; por otro lado, que sirvan de inspiración a todas aquellas niñas, jóvenes y mujeres a las que pudieran llegar estos artículos y que nunca en la vida se podrían haber imaginado llegas a ser compositoras debido a, entre otras cosas, la falta de referentes.

Sofia Gubaidulina (1931- actualidad) y algunas reflexiones.

Durante bastantes años de mi vida, más concretamente durante mis primeros 28 años, viví sin conocer a esta compositora. No quiero que a ustedes les ocurra lo mismo, por eso el tema de este artículo va a ser principalmente ella. Es considerada por los entendidos como uno de los grandes genios de lo que se suele llamar música culta [de Occidente]. Sin embargo, a la mayoría no os sonará apenas su nombre. Yo nunca la estudié en el conservatorio.

Inciso: se dice ‘genio’ y no ‘genia’ porque es un sustantivo epiceno masculino. Pero decid genio y cerrad los ojos… Es difícil imaginar a una mujer, ¿verdad? A mí me gustaría llamarlas genias por eso, pero sería mayoritariamente incorrecto.

Nacida en 1931, y todavía viva, creció en la Rusia soviética y encontró tanto detractores como defensores de su estilo compositivo. Entre estos últimos se encuentra Dimitri Shostakovich, profesor suyo, que la animó a seguir por el camino que había escogido. Su música mezcla instrumentos del folklore con la microtonalidad (afinación que contempla intervalos más pequeños que el semitono, que es el intervalo más pequeño que se usa en nuestra tradición musical), proporciones matemáticas (serie Fibonacci, por ejemplo) y, por qué no decirlo, una sensibilidad y un gusto exquisito en sus combinaciones y elecciones. Se trata también de una compositora de una gran religiosidad y espiritualidad: cuenta la leyenda que de pequeña rezaba para convertirse en compositora. Finalmente lo consiguió, pero sin duda el verdadero mérito fue suyo, sino escuchen sus obras.

En el siguiente vídeo pueden escuchar pequeños fragmentos de su música para hacerse una pequeña idea, al mismo tiempo que leen algunas notas sobre su vida y su obra. Incluso, durante unos segundos, se la escucha a ella misma explicar el origen de su música:

No es tarea fácil encontrar información sobre ella en la bibliografía musical básica, aunque, afortunadamente, si indagamos un poco, encontramos bastante información, entrevistas y grabaciones de su música.

Fue ganadora del Premio Fronteras del Conocimiento de 2016 en Música Contemporánea. A raíz de esto, le realizaron una entrevista que comparto a continuación y de la cual quería comentar y reflexionar aquí sobre algunos fragmentos:

“El arte de la música es capaz de tocar y aproximarse al misterio y a las leyes del cosmos y del mundo”

Esto me recuerda, invitablemente, a Boecio, filósofo y poeta romano (480 ca. -525 ca.) y recuperador de la tradición teórico-musical de la Antigua Grecia (aclararemos que más bien teórica, ya que no tenemos apenas muestras de la música que entonces sonaba). Arraigado en las ideas de los antiguos griegos, Boecio dividió la música en mundana, humana e instrumental. La música mundana haría referencia a lo que los antiguos llamaban música de las esferas y que no podemos percibir porque los humanos somos, de alguna manera, imperfectos. La humana sería la música que está de manera introspectiva en el ser humano, en la armonía del cuerpo con el alma. La instrumental sería la que se produce manualmente, dentro de la cual estaría la que se hace a través de los instrumentos.

Yo lo entiendo como tres planos en los que se puede representar y acceder a la música en el mundo y que, además, pueden complementarse. Pues bien, creo que Sofia, heredera también de esta tradición, con muchos siglos de por medio, trata de vincular y hacer música no solamente en el sentido en el que generalmente la entendemos, sino que, además, presta atención a estos otros planos, lo cual se refleja en su música. Crea unas sonoridades que, de alguna manera, se elevan por encima de lo que ella misma llama cotidianeidad. Sin embargo, como veremos más adelante, se diferencia sustancialmente en algo de la teoría boeciana. Para la tradición de este último, el músico verdadero es el teórico. Sin embargo, la música instrumental, si ellos mismos hubieran hecho un ránking de calidad de su clasificación de la música, habría quedado indudablemente en última posición.

“Creo que el arte de la música es capaz de influir en la sociedad a través de dos caminos. Por un lado es una consolación, una fuente de alegría. Y, por otro, la música puede elevar al “hombre” a unas esferas más altas, a un estado del alma más alto. Y abrir fuerzas ocultas en nuestra alma de las cuales no somos conscientes. Pero a partir de la música podemos aproximarnos y tocarlas”.

En este sentido, vemos su gran espiritualidad, también su religiosidad. Y, de nuevo, vemos estos diferentes planos. Por una parte admite que la música influye en nuestro estado de ánimo (música humana), pero que también tiene otro propósito, el de acercarnos a un mundo más “elevado” (música mundana). Y, al mismo tiempo, se está refiriendo a todo esto teniendo en cuenta que el vehículo para todos estos fines no es otro que la música que sí que se escucha (música instrumental).

Al margen de esto, también es cierto que cualquier músico o amante de la música que esté leyendo esto, siendo o no religioso, puede validar estas afirmaciones y, seguramente, no ponerle ningún “pero”.

“Quería dar forma a la materia sonora”.

Esta es una de las frases con la que responde a la pregunta de que por qué empezó a componer y me ha parecido digna de señalar.

“Es muy importante que un niño con acceso a un instrumento musical empiece a improvisar”.

[…] “Hay que explorar las profundidades de las fuerzas inconscientes, que están dormidas dentro de nosotros”.

Aquí vemos la importancia que otorga a la música en sí misma y a la figura del músico, además de entenderla como un elemento formador del ser humano. La importancia de la creatividad y de viajar libres para poder liberarnos y poder llegar a esos lugares que ella misma antes ha comentado.

Me despido con sus propias palabras, una especie de mensaje a los músicos del  presente y del futuro:

“Los músicos tienen que intentar dar fuerza y luz a las almas de las personas”.

Suerte.

Para profundizar:

https://www.youtube.com/watch?v=uwnEtWW0hWI

https://www.letraslibres.com/espana-mexico/cultura/sofia-gubaidulina-un-relato-contemporaneo-la-religiosidad

http://www.musicaantigua.com/boecio-y-el-desprecio-por-los-interpretes-de-musica/

Esther Pérez Soriano.

La Asociación de Amigos de la Música de Yecla y la Comparsa de Andaluces de Villena: más de 20 años juntos.

13 abril, 2020 Escrito por diapason

Es curioso ver como con el paso de los años se establecen relaciones entre asociaciones o instituciones que a priori parten de diferentes ámbitos y nacieron con diferentes objetivos. Es, así mismo, gratificante ver como esas relaciones en muchos casos se convierten en duraderas, lo cual no es más que el fruto de la satisfacción mutua de los unos con los otros, y viceversa.

Es lo que ocurre con la Comparsa de Andaluces de Villena y la Asociación de Amigos de la Música de Yecla. Fue en el año 1998, precisamente cuando nuestra comparsa celebró su 75 Aniversario, cuando por primera vez nuestros vecinos yeclanos participaron en nuestros desfiles.

Aquel año, por el motivo comentado, necesitábamos ampliar el número de bandas que nos acompañaran, sobre todo en el desfile de la Cabalgata, que cada día 6 de septiembre llevamos a cabo. En la junta directiva de la comparsa, por aquel entonces, Antonio Conesa era el delegado de bandas de música, y fue el artífice principal de que los Amigos de la Música de Yecla vinieran con los Andaluces de Villena.

Desde entonces, nos vienen acompañando sin pausa cada 5, cada 6 y cada 9 de septiembre, en nuestra Entrada, Cabalgata y Desfile de Nuevos Cargos, los tres desfiles más importantes de las fiestas de Villena.

La celebración de nuestro 75 aniversario, como hemos mencionado anteriormente, marcaría la relación con esta banda. Ese año se compuso para nuestra comparsa el pasodoble “75 Aniversario de los Andaluces”, por Gaspar Ángel Tortosa.

Ni que decir tiene que jamás imaginamos la repercusión que alcanzaría dicho pasodoble en toda la geografía festera. El caso es que desde aquel primer año la comparsa intentó que todas las bandas de música que nos acompañaban tocaran dicha obra.

No fue fácil, ya que la complejidad del pasodoble hacía que aquellas bandas que realmente no lo habían preparado a conciencia tuvieran verdadera dificultad para que aquello sonara con ciertas garantías para nuestros desfiles. Así la banda de Amigos de la Música de Yecla se convirtió en una de las primeras en interpretar el conocido pasodoble.

Pero además, se une una circunstancia que une más a esta banda con esta pieza y con nuestra comparsa. Prácticamente desde ese primer año hasta la actualidad –salvo muy pocos años–, la banda de Yecla ha desfilado junto al bloque que abre nuestra comparsa en cada desfile, el “boato”.

Ese bloque es el único que realiza todos los desfiles a los sones del “75 Aniversario”, ya que el resto de bloques y bandas, aunque lo utilizan, lo alternan con otros pasodobles. Por este motivo, dados los años transcurridos y esa circunstancia, podemos estar hablando, de manera casi anecdótica, de que los Amigos de la Música de Yecla sea de una de las bandas de música que más han interpretado nuestro pasodoble, si no la que más, siendo además una de las primeras que lo dominaron y lo acomodaron para nuestros desfiles.

Solo nos queda desear que esta relación dure muchos más años, como síntoma de esa satisfacción mutua, conocedores por ambas partes de la importancia de la música en la fiesta en general, y en las fiestas de Villena y en la Comparsa de Andaluces, en particular.

Toni Valdés.

Cronista de la Comparsa de Andaluces de Villena.

Yecla, 16 de abril de 2020

Trascurridos algo más de un mes desde que se decretó el Estado de Alarma en nuestro país, por la Crisis Sanitaria causada por la Pandemia del COVID-19, y que obligó al cierre de todos los centros educativos desde el pasado 16 de marzo, la Asociación de Amigos de la Música de Yecla quiere hacer un pequeño balance de la situación actual en la que nos encontramos.

En primer lugar recordar a todos los alumnos de la Escuela de Música que los diez días hábiles que se perdieron al final de marzo se recuperarán durante los primeros diez días del mes de julio.

A partir del mes de abril, y tras unos días de intenso trabajo, pusimos en marcha el Aula Virtual de la Escuela desde la cual se ha posibilitado que se puedan continuar las clases on-line en la gran mayoría de las asignaturas, sólo se ha tenido que suspender como es lógico las asignaturas de conjunto instrumental (banda escuela, orquesta de guitarras, coro, orquesta de cuerda, combos, etc.)

Esta nueva herramienta, que está contando con una gran aceptación por parte del alumnado del centro, además de haber hecho realidad la posibilidad de poder trabajar con los alumnos desde sus domicilios se convierte de cara al futuro en una gran oportunidad para que personas de fuera de nuestra ciudad puedan estudiar con nosotros, siendo a la vez una oportunidad de poder crecer en el número de alumnos, lo que ahora por cuestión de espacio era imposible.

Desde la Asociación queremos agradecer tanto a los alumnos, pues la gran mayoría han continuado estudiando con este nuevo sistema, como a los profesores del centro por su profesionalidad y esfuerzo, puesto que en sólo unos días se han adaptado a esta nueva situación.

Asimismo agradecer el trabajo que cada miembro de la Banda de Música está realizando desde casa, estudiando las partituras que el director les ha enviado, mandando vídeos, y muy especialmente su implicación en el acto que celebramos el pasado Domingo de Resurrección, cuando a las 12:30 horas todos juntos desde nuestros balcones interpretamos la marcha “Mi Amargura” para recordar que finalizaba la Semana Santa, y entre todos emular el acto que este día, cuando concluye la última procesión, se realiza en el Atrio de la Basílica, y ante la gran cantidad de público que nos espera interpretámos una marcha como señal de gratitud a nuestro pueblo.

Fue un acto emocionante puesto que ha sido una forma de conmemorar desde el confinamiento estos días tan especiales para nosotros, llenos de música y desfiles pero a la vez repletos de momentos de compañerismo, amistad, camaradería, equipo…

Para finalizar también queremos agradecer a todos, músicos, profesores, alumnos, amigos, que han querido colaborar con nosotros a través de las redes sociales, mandándonos información para entretenernos, libros para leer, películas para ver en casa, pero sobre todo mucha MÚSICA, con la que hemos pretendido durante estos días, y lo seguiremos haciendo mientras que dure esta situación, animar en lo posible a todos los ciudadanos de nuestra ciudad.

Atentamente,

Fdo: Francisco Muñoz Castaño.
Presidente Asociación de Amigos de
la Música de Yecla.

26 marzo, 2020 Escrito por diapason

El 30 de noviembre de 2019, la Confederación Española de Sociedades Musicales llevaba a cabo, en los locales de la Escuela de Música de Yecla,  su XXVI Asamblea General Ordinaria, junto a la colaboración de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y las Concejalías de Cultura, Turismo y Mujer del Excmo. Ayuntamiento de Yecla.

La XXVI Asamblea General Ordinaria de la CESM se desarrolló con normalidad, con la presencia de Presidentes y directivos de diferentes Federaciones de Bandas de Música de nuestro país. Y tras ella, se celebró el Encuentro de Mujeres Músicos.

Patricia Soriano Vidal, como Concejal de Política Social, Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Yecla, abrió el segundo bloque y posteriormente se llevaron a cabo dos mesas redondas, una titulada Gobernanza y otra titulada Batutas en Femenino.

En este caso, nos centramos en la segunda, con Rita Mínguez García (Vocal de la Junta de Gobierno de la CESM y Directiva de FRSM de la Comunidad de Madrid) como moderadora de la misma, junto a las ponentes: Raquel Sánchez-Pardo Ramiro (Directora de Castilla La Mancha), Mercedes Femenía Simó (Directora de la Comunidad Valenciana), Silvia Olivero Anarte (Directora de Andalucía) y Pilar Vizcaíno Balsera (Directora de Extremadura).

Desde la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, y mediante esta revista digital, hablamos con las cuatro ponentes y directoras de la mesa titulada “Batutas en femenino”. Iremos conversamos con ellas poco a poco, para conocer sus punto de vista sobre la normalización y el papel de la mujer en la Música.

En esta ocasión, nos marchamos a Alicante para hablar con Mercedes Femenía. Esto es lo que nos ha contado:

P.- Comencemos por el principio… ¿cómo fueron tus inicios musicales y qué te llevó a tomar el camino de la dirección?

R.- Empecé en la escuela de música de mi pueblo, junto con mis amigas un poco como un juego porque, aparte del fútbol y la música, pocas actividades extraescolares más había en esos tiempos.

En mi casa no había ningún músico, yo fui la primera, así que tampoco sabía dónde me metía. Todo era novedoso para mí.

Sin embargo, la música me gustó, se me daba bien, …así que hice por libre los exámenes pertinentes y cuando pude ingresar en el conservatorio de Alicante para hacer el Grado Medio, no lo pensé dos veces.

Junto con el Conservatorio, situado a 100 km de mi casa, seguía con mis estudios de Bachillerato. Un gran esfuerzo que reconozco que no hubiera realizado si no tuviera pasión por la música.

Estudiando el Grado Superior y acabado el Bachiller, ya tenía claro que quería dedicarme a la música, pero en mi casa no lo tenían tan claro. Para ellos ser músico no era una profesión y, además, era “cosa de hombres”. Así que cuando acabé el instituto me “aconsejaron” estudiar también una carrera. Como iba al conservatorio y también daba clases de música, no podía trasladarme a Alicante o a Valencia para ir a la universidad, así que me matriculé en la UNED y empecé matemáticas.

Por supuesto después de un año durísimo compaginando los dos estudios y el trabajo, yo ya sabía que mi mundo era la música. Además, fue por esa época que surgió en mi una gran inquietud por la dirección y formé una Banda de Música que hoy en día sigo dirigiendo, con mucha ilusión, después de 27 años. Esto me llevó a seguir con los estudios de composición y dirección y, como no, a formarme con diferentes directores para aprender y saber más del mundo al que me estaba dedicando con tanta pasión.

P.- ¿Qué profesores y directores han marcado tu formación y qué consejos recuerdas con especial cariño?

R.- Todos los directores con los que estudiado han sido referentes musicales para mí.

Todos y cada uno de ellos me han aportado técnicas, estrategias y formas de trabajo que he sabido adaptar a mi forma de dirigir.

P.- Si no me equivoco, desempeñas tu labor profesional en Gandía y Pedreguer, ¿qué nos puedes contar de tu día a día y de los proyectos en los que estás inmersa o se avecinan en este año 2020?

R.- Mi día a día es un no parar de música. Además de los ensayos semanales con las bandas, la semana trascurre en el conservatorio dando clases de flauta, iniciación musical, conjunto y, además, llevando la dirección del centro. A todo esto, se suma mi papel como madre y mis proyectos (libros, obras, conferencias, blog…) a los que, por desgracia, no dispongo del tiempo que me gustaría para dedicarme a ellos.

Sobre los proyectos del 2020 que me preguntas, decirte que este mes de marzo lo tengo completo. Conmemorando el día de la mujer, la semana pasada tuve la satisfacción de participar en los dos colegios de Pedreguer, contando cómo han sido mis inicios en la música y mi experiencia como directora de banda.

En el Conservatorio, el miércoles 18 tenemos programada una audición que hemos titulado MUSICA I DONA, en la que participarán niñas des de los 8 años hasta mujeres adultas, con la finalidad de promocionar todos los instrumentos de la escuela y como no, seguir dándole visibilidad a la mujer en el mundo de la música.

Con las bandas de música, ¡este mes de marzo también está completo!

En Gandía, por ejemplo, tenemos un fantástico espectáculo con malabares que actuaran con nuestra música en directo el viernes 27 y, en Pedreguer, el sábado 28 tenemos un concierto en el que, además de seguir promocionando la música de compositores valencianos, interpretaremos música popular de nuestra tierra con la colaboración del alumnado de lenguaje musical del Conservatorio y Escuela de música.

Me he propuesto “renacer” las canciones que cantaban nuestros padres y abuelos para recordar nuestra historia musical y que no se pierdan las raíces de nuestra música popular. Por ello he realizado y seguiré realizando arreglos para que este concierto sea el inicio de un ciclo que podamos mostrar cada año y que con ello nuestra música popular no caiga en el olvido.

Esto sólo es en marzo, a partir de abril la cosa no cambia mucho porque pascua, final de curso, fiestas, etc. ¡Todo ello implica música! Así que,… hasta el próximo diciembre, la agenda está bastante llena 😉

P.- Hace unos meses visitaste Yecla, ¿cómo valorarías la mesa “Batutas en femenino” y la experiencia vivada?

R.- Fue una experiencia, por mi parte, interesantísima y enriquecedora.

Una gran iniciativa por parte de la Confederación, en la que directoras de diferentes partes de España pudimos contar nuestros inicios y las dificultades con las que nos hemos encontrado hasta llegar donde estamos.

Además, fue un placer conocer a otras grandes directoras, como Silvia y Raquel, y compartir con ellas (y desde el corazón) nuestras vivencias en el mundo de la dirección.

A pesar de trabajar cada una de nosotras en diferentes comunidades de España, todas coincidíamos en que la mujer todavía estaba renaciendo en el mundo de la dirección y que debemos seguir luchando sin parar hasta que consigamos la igualdad.

Desde aquí quiero dar las gracias a la Confederación y a Rita por haber pensado en mí para este proyecto.

Mesas como esta, deberían realizarse más a menudo, para que la gente joven (y no tan joven) vea cómo han sido y son las cosas actualmente. De esta manera, entre tod@s conseguiremos que las cosas cambien definitivamente.

P.- ¿Qué puntos e ideas destacarías de tu intervención en ella?

El esfuerzo que tanto yo, como las otras participantes de la mesa, hemos realizado para llegar a ser respetadas y valoradas en el mundo de la dirección.

Con nuestro trabajo hemos dado y seguimos dándole visibilidad a la mujer músico.

También destaqué que nos gustaría que en un futuro detrás de la batuta no se vea a una mujer, si no a un o una profesional de la música. Y en eso todas coincidimos.

P.- ¿Crees que está normalizada la situación de género en tu profesión? ¿Cuál es tu opinión al respecto?

R.- Normalizada todavía no está, pero sí que puedo decir que actualmente, las mujeres si quieren estudiar dirección no tienen ningún impedimento (ni por parte de las familias) porque ya tienen referentes de otras mujeres directoras. Todo lo que hemos luchado las que hemos seguido por este camino sin detenernos, ha conseguido que le diéramos visibilidad a la mujer directora y eso, poco a poco, ha hecho que no resulte tan “extraño” ver a una mujer con la batuta.

Además, la Bandas ya comienzan a aceptar a las mujeres en sus tarimas y eso es un paso adelante.

Anteriormente, tuve la oportunidad de coincidir en una entrevista de la radio con otra directora más joven y ella me dijo que no había pasado por nada de lo que yo le contaba. Que había estudiado como otro músico cualquiera y que ahora estaba dirigiendo con total normalidad.

Si realmente eso es así, podemos darnos el gusto de decir que poco a poco las cosas están cambiando.

P.- A nivel general y desde tu punto de vista, ¿cómo describirías la situación actual de la música en tu comunidad y qué oportunidades se pueden encontrar en ella?

R.- La Comunidad Valenciana es la comunidad que más bandas de música tiene.

En todos los pueblos hay una o más de una banda de música, por tanto puede ser que tengamos un poco más de posibilidades que en otros sitios donde no haya tantas. (Digo puede ser, porque como las directoras sabemos, no sólo depende de nosotras).

Pero, aun así, como he dicho anteriormente, hace falta que las directivas de las bandas y los propios músicos sean de mente abierta y vean a todos los posibles candidat@s a director/a como profesionales y no, como hombre o mujer.

Yo, por desgracia, a lo largo de mi recorrido, he tenido algunas malas experiencias que, como sabes, conté en la mesa de “Batutas en femenino”.

Pero actualmente, después de 27 años dirigiendo, gracias a todo mi esfuerzo, tenacidad, ganas de aprender y constancia, ya no me siento para nada como hicieron sentir anteriormente. Ahora se me valora y se valora mi trabajo.

P.- ¿Qué iniciativas propondrías para llevar a cabo y mejorar así en el futuro?

R.- Yo propondría hacer más mesas como esta, en la que las mujeres podamos contar nuestras vivencias y al mismo tiempo, los demás vean por lo que hemos pasado y no quieran que las siguientes lo pasen.

Hacer más visibles a las mujeres a través de conciertos, conferencias, prensa, audiciones, etc., para animar a otras mujeres que les guste la dirección o la composición a seguir adelante y no desanimarse.

Concienciar a las Bandas de Música, de que estudien los currículums de l@s posibles aspirantes a director/a sin mirar el nombre o la foto y que, cuando les hagan las entrevistas y/o pruebas, vean al/la profesional que se presenta, y no a un hombre o a una mujer.

Y por supuesto, seguir adelante con proyectos como la Banda de Mujeres de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, que da visibilidad absoluta a la mujer en el mundo de la música, tanto a la directora, como a la intérprete y la compositora.

P.- Como directora, ¿cómo describirías tu forma de trabajar y qué factores influyen y consideras imprescindibles a la hora de programar?

R.- Yo soy muy meticulosa en mi trabajo.

En verano necesito mi tiempo, es decir, muchas horas conmigo misma (y un papel en blanco) para poder planificarme todo lo que supondrá el próximo curso: desde las clases, los materiales que necesitaré (libros, medios audiovisuales, cosas para manualidades …), preparo los temarios que utilizaré en cada grupo, actualizo cosas, vacío armarios, etc.

Referente a las bandas es, en verano también, cuando me planifico todos los conciertos (fechas, repertorios, nuevas ideas, proyectos…) que suelen ser habituales de cada año. Así de esta forma si sale algún “extra” puedo dedicarme a él.

Intento programar los repertorios según dónde se realicen (interior o exterior) y para el público al que van destinados.

Siempre es importante saber conjugar las dos cosas para que el éxito sea seguro.

Además, en todos los repertorios intento poner alguna obra “interesante” para mis músicos, para que el trabajo meticuloso de dicha obra sea un reto en cada uno de nuestros ensayos.

Gracias a esta programación general que me preparo y el intentar hacer agradables cada uno de los ensayos que realizamos creo que, “mis” músicos y yo, funcionamos bien.

P.- Nos gustaría descubrir recomendaciones musicales interesantes. Si te pregunto por gustos musicales, ¿qué obras y compositor@s son referentes para ti? ¿Por qué?

R.-Ante todo, tengo que decir que me gusta la música escrita originalmente para banda. Es la que suelo poner en mis repertorios. No suelo poner transcripciones de orquesta, a no ser que sea preciso o que lo lleve en sí el repertorio que me he programado para alguna actuación en especial.

Me gusta mucho la música de compositores como Johan de Meij, John Williams, Bert Appermont, Jacob de Haan… pero tengo que reconocer que últimamente la música que más suelo poner en mis repertorios es música de compositores valencianos. Su música es interesante, atractiva para los músicos y fácil de escuchar para el público.

Además, siempre están produciendo y, no hago bastantes conciertos para poner todas las obras de ellos que me gustaría 😊

Sé que no podré nombrarlos todos, porque son muchos los que me gustan, pero aquí van algunos: Ferrer Ferran, José Rafael Pascual-Vilaplana, Óscar Navarro, Miguel Ángel Ibiza, Enric Alborch, Saül Gómez, Francisco Valor, R. Talens, etc.

P.- Por último y antes de despedirnos, ¿te gustaría añadir algo más?

R.- Agradecer a la Confederación Española de Sociedades Musicales el haber llevado a cabo esta mesa “Batutas en Femenino”, porque ha puesto un granito de arena más en esta lucha por la igualdad en el mundo de la música.

Tod@s sabemos que nos va a costar, porque cambiar la mentalidad de la gente no es nada fácil y es un proceso que lleva tiempo, pero vamos por buen camino y si no abandonamos y seguimos luchando para ser visibles (tanto en conciertos como en conferencias como esta), al final conseguiremos que la mujer en la dirección y, a su vez en la composición, sea algo “normal”.

Cecilia O.

Colaboradora AAMY.

Un poco más sobre Mercedes Femenía Simó:

Inicia sus estudios musicales en la Escuela Municipal de Música de Pedreguer con José Marzal Costa. Posteriormente se traslada al Conservatorio Superior de Música «Oscar Esplá» de Alicante donde continúa sus estudios de flauta con José Domínguez Peñarrocha y obtiene, en 1995, el título superior de dicha especialidad.

Siguiendo sus inquietudes, estudia armonía con Enrique Canet y Gregorio Jiménez, contrapunto y fuga con Monserrat Bellés, composición con Ramón Ramos y obtiene el Diploma Elemental de Piano y los títulos de Profesora de Solfeo y Teoría de la Música y Profesora de Armonía, Contrapunto y Composición. Así mismo, está en posesión del Certificado de Aptitud Pedagógica por la Universidad de Valencia.

Perfecciona sus estudios de Dirección de Orquesta y Análisis Musical con José Albero, Manuel Hernández Silva, Jaime Belda Cantavella, Juan Esteban, Enrique García Asensio, José Rafael Pasqual Vilaplana, Jan D’Haene, José Luis Castillo, Bert Appermont, Andrés Valero, Ivan Nommick y con el Doctor Enrico Fubini.

Ha sido profesora de Lenguaje Musical, de Flauta, iniciación a la música y armonía en diferentes escuelas de música de la Marina Alta, así como de diferentes Conservatorios Profesionales de la Conselleria (Denia, Elda, Requena, Carcaixent…)

También ha sido Jefa de Estudios y Directora de las Escuelas de Música de Xaló y Els Poblets, así como del Conservatorio Municipal de Música de Pedreguer.

Siempre implicada en la enseñanza musical, ha perfeccionado su trayectoria con cursos de Musicoterapia, Informática musical, Braille, sobre el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad), sobre Competencia e Inteligencia Emocional, sobre Mediación Escolar, sobre Adicciones en la Adolescencia, etc. I, así mismo, es autora del Blog de educación musical www.misolesmusica.com

Es autora de “Flautopía” (método para el estudio elemental de la flauta), del “Método Creativo para Trombón I”, de “El Llibre de Solfa” (método para la iniciación a la música y al movimiento), i coautora de los proyectos de música en primaria “Solfa.música.es”, “Cuadernos de Música” (de editorial Marfil), y del proyecto “Apreciación Musical 101, 102 y 103” (Editorial LISE, San Pedro Sula de Honduras). También ha compuesto, entre otras piezas de cámara, para flauta y orquestra, el cuarteto “Omis” (Dasí-Flautas Ediciones) y el pasodoble FEMME FORÇA estrenado por la Banda de mujeres de la FSMCV en 2016.

Ha impartido diferentes conferencias, dentro y fuera de la Comunidad Valenciana, sobre la mujer en el mundo de la música y la dirección de bandas.

Ha sido Jurado en el “42 Concurso Nacional de Bandas Musicales” de Paipa (Colombia) y en el” XII Certamen Galego de Bandas de Música” en Santiago de Compostela.

Es directora-fundadora de la Banda de l’Escola de Música de Pedreguer, y ha dirigido la Banda de la Universidad de Almería, la Unión Musical de Huércal de Almería, la Banda de la Asociación Musical Jalonense de Xaló, la Banda del Centre Artístico Musical de Pedreguer, la Banda Unió Musical de Els Poblets, la Colla de Dolçaines i Tabals “Els Traginers” de Pedreguer, la Banda Juvenil Bankia-Las Provincias y la Banda de Dones de la FSMCV.

Ha sido la segunda mujer en dirigir a las 14 bandas participantes en la Crida Fallera 2019 de Valencia y una de las primeras directoras en desfilar por el campo del Mestalla al frente de una banda de música.

Así mismo, ha sido la directora artística de las dos ediciones (2019 y 2020) del concurso de “Jovenes talentos a escena” de Bankia-Las Provincias.

Actualmente, además de ser madre de familia numerosa, es directora del Conservatorio Municipal de Música de Pedreguer, profesora de Flauta, Iniciación Musical y Conjunto de dicho conservatorio, y dirige la Banda de l’Escola de música de Pedreguer y la Banda Associació Centre Musical Beniopa de Gandía.

/ 

La Concejalía de Cultura y Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Yecla, Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción de Yecla y la Asociación de Amigos de la Música de Yecla van a convocar el V Concurso de Composición “Fiestas de la Virgen” Modalidad Pasodoble-Marcha.

A pesar de la situación excepcional que estamos sufriendo motivada por la crisis sanitaria del coronavirus -lo que ha llevado a la declaración del Estado de Alarma en nuestro país-, desde la organización del V Concurso de Composición “Fiestas de la Virgen” 2020, hemos decidido mantener la convocatoria del mismo durante este año 2020.

Este concurso pretende el apoyo a la cultura en general y de la música en particular, intentando poner en valor el trabajo realizado por todos los músicos, tanto estudiantes como aficionados o profesionales.

Por los motivos antes aludidos, y debido a que no sabemos el tiempo que durará esta situación tan singular, no tenemos fecha del inicio del período para enviar los trabajos, ni del día que se realizará el concierto final del mismo.

Pero sí animamos a todos los compositores que lo deseen a que vayan preparando una obra para este concurso, puesto que, además,se trata de una actividad que se puede realizar en casa.

Para más información pueden contactar con nosotros a través del correo electrónico: administracion@amigosmusica.com

Yecla, 28 de febrero de 2020

La Asociación de Amigos de la Música de Yecla informa que desde la Escuela de Música se va a realizar una nueva actividad a partir de este próximo mes de  marzo.

Se trata del Curso de Iniciación a la Técnica de Dirección “El gesto como ayuda en el trabajo con grupos instrumentales”, impartido por el director de la Escuela y la Banda Sinfónica de la Asociación, Ángel Hernández Azorín.

Las clases son presenciales y se realizarán cada quince días los jueves desde el 12 de marzo al 2 de julio en horario de 10:30 a 13:00 horas.

El precio del curso es el siguiente:

– Matrícula 20 €.

– Por cada clase 25 €.

Para más información e inscripciones pueden dirigirse a la oficina de la Escuela de Música, C/ España nº 12, de lunes a viernes en horario de 16:00 a 20:30 horas, o bien a través del teléfono 968752485 o el correo electrónico: amigosmusica54@hotmail.com.

 

Por José Miguel Ibáñez Lax, AAM Yecla.

Una pregunta compleja y realmente difícil de contestar, porque además de su complejidad, seguro que habría una respuesta por cada una de las escuelas de música; según su tipología, pueden ser públicas o privadas, estar situadas en ciudades grandes o pequeñas, gestionadas por los Ayuntamientos, las sociedades musicales, por los propios profesores, etc.

Yo hoy voy a centrarme en lo que realmente conozco, y de lo que con el paso del tiempo he observado que es beneficioso para el funcionamiento de una escuela de música, puesto que llevo trabajando en una de ellas desde el año 1995.

En primer lugar remarcar que, como ya dije al principio, no hay ningún sistema ni mejor ni peor, sino el método que cada centro por sus propias características se ha ido creando, siempre que por supuesto este funcione.

Dentro de un centro educativo como es una escuela de música nos encontramos con varias partes implicadas: profesores, alumnos, padres, gestores; todos ellos son importantes para que todo se desarrolle correctamente, cada uno tiene su responsabilidad para que el proyecto funcione correctamente, así como sus derechos y por supuesto sus obligaciones.

Para que todo se desenvuelva con normalidad y se obtengan los resultados más óptimos, a las personas implicadas se les debe de dotar de los medios adecuados para que se cumplan los objetivos planteados como fines principales de la escuela de música.

Quizás este es uno de los dilemas más peliagudos con el que nos podemos encontrar, sobre todo si como es nuestro caso somos una “academia” de una sociedad musical. Hay que determinar entre centrar la enseñanza que impartimos en instrumentos específicos para las bandas de música o abrir nuestra enseñanza a otro tipo de instrumentos que no formarán parte de la plantilla de dichas agrupaciones.

Desde nuestra experiencia, y tuvimos la misma duda hace ya algunos años, esto fue lo que se decidió. Pero para entenderlo mejor primero les vamos a explicar cómo está constituida nuestra Escuela. Pertenecemos a una Sociedad Musical que desde el año 1974 hasta 1994 mantuvo una academia en la que se podía estudiar instrumentos enfocados a ingresar en la Banda, asimismo el Ayuntamiento tenía su propia Escuela Municipal donde se impartía piano y solfeo. En el año 1995 y tras conversaciones con el Ayuntamiento, y reconocer que éramos las personas más preparadas para ello, se firmó un Convenio entre ambos por el que ambas escuelas se fusionaron en una que fue gestionada totalmente por nuestra Sociedad Musical.

Desde el primer momento vimos que no podíamos centrarnos en ofrecer solamente la posibilidad de enseñar, además del Lenguaje Musical, instrumentos de viento-madera, viento-metal y percusión, entre otras cosas porque aunque la directrices del centro las marcábamos nosotros ya no era sólo nuestra academia para la banda sino que era la escuela de música de toda la ciudad, y por tanto nos abrimos a otras especialidades que nos demandaba la sociedad, como piano, guitarra, cuerda, y con posterioridad, y debido a la demanda que nos iban solicitando los jóvenes de la localidad se creó el Aula de Música Moderna donde poder estudiar instrumentos como guitarra y bajo eléctrico, batería, teclado, combos, composición de canciones, producción musical…, con sus correspondientes teóricas; y hace algunos años, también tras una fuerte demanda, se implantó la asignatura de canto.

Asimismo desde los inicios nos planteamos que la enseñanza que se ofreciera desde nuestra Escuela, no sólo estuviera enfocada para personas cuyo objetivo fuera dedicarse profesionalmente a la música continuando sus estudios en Conservatorios, sino por el contrario que estuviese abierta a todo el mundo que quisiera acercarse a este bello arte, desde los niños de 3 a 7 años a través de Música y Movimiento, y hasta grupos para Adultos, y por supuesto para cualquier alumno que simplemente deseará aprender música como parte de su formación personal, aprendizaje que como todos ustedes sabrán aporta una gran cantidad de aspectos positivos: disciplina, responsabilidad, trabajo en equipo, solidaridad, respeto, inclusión, etc.

Para conseguir que todo esto llegara a buen puerto necesitábamos varias cosas. Un claustro de profesores motivado e implicado con nuestra filosofía, para lo que desde el primer momento estuvo claro que para conseguirlo lo primero que había que darles era una estabilidad laboral. Todos nuestros trabajadores, profesores y personal auxiliar, han contado desde el primer día con su contrato de trabajo; la mayoría de ellos llevan con nosotros más de 15 años, incluso algunos algo más, lo que les hace estar totalmente implicados en el proyecto. Para su elección, además de su formación, siempre que ha sido posible hemos contado con personas de nuestra ciudad, y en muchos casos los mismos alumnos que han empezado estudiando en el centro han vuelto al mismo como profesores, con lo que damos un gran sentido a nuestro proyecto.

También ha sido prioritario el tema de las instalaciones, tras estar durante varios años en diversos locales no lo suficientemente apropiados, sobre todo por el tema de la acústica y el espacio, y después de años de dialogo con las autoridades locales, y ante el aumento de alumnos que se producía curso a curso, nuestro Ayuntamiento decidió construir una nueva Escuela de Música, para lo cual desde el primer momento contaron con nuestra opinión y consejo para que de esta manera fuera lo más practica y funcional posible. Puesto que para que tanto el profesor como el alumno consigan el mejor rendimiento, necesitan: aulas amplias, aulas de estudio, salas de ensayo para las diferentes agrupaciones (banda titular, banda escuela, orquesta de cuerda, coro, combos, etc.) una sala de audiciones donde poder mostrar a los padres, amigos, familiares, socios, etc, el trabajo que durante el día a día se realiza. Además de esto que suele ser lo más básico e imprescindible actualmente también contamos con vestíbulo, conserjería, cafetería, biblioteca, almacén….

Otro pilar fundamental es el de dar la oportunidad de interpretar su música a los propios alumnos y profesores, para lo cual desde al año 2002 creamos un Ciclo de Conciertos, donde los auténticos protagonistas somos todos, desde los propios músicos que los ofrecen, dándoles una oportunidad de tocar ante el público que en otras circunstancias sería muy complicado; a los demás miembros del centro a los que se les ofrece la posibilidad de asistir a estos conciertos en directo y de forma gratuita; al resto de la sociedad a la que invitamos a asistir a dichos conciertos donde mostramos el fruto de nuestro trabajo.

Por supuesto no todo ha sido un camino de rosas, hemos tenido que probar, improvisar, inventar, fracasar, volver a probar, muchas veces. En definitiva, y volviendo a incidir que cada Escuela es un ente propio y tiene su situación y sus propias circunstancias, me he expresado simplemente desde mi experiencia, yo no soy músico profesional, estoy más relacionado con la gestión, que es lo que nos ha funcionado bien a nosotros.

 

19 febrero, 2020 Escrito por diapason

Vivimos en una sociedad en la que pensamos que cuanto más ocupados y activos estén nuestros hijos, mejor será para ellos, queremos formarles para el futuro, su futuro, olvidándonos muchas veces de que son niños, que tienen la necesidad de jugar, de investigar, ser curiosos con lo que les rodea, dibujar, pintar, correr, cantar…

Desde que me dedico a la docencia como profesora de flauta travesera, y ya va para muchos años, he visto niños de 8 años con la flauta a los que no les ha hecho falta ninguna motivación para estudiar un instrumento, niños que ahora son grandes flautistas, independientemente de si se han dedicado a ello de forma profesional o no, sin embargo, también he visto a muchos niños que lloraban antes de entrar en clase, porque ellos no querían tocar la flauta, ni la flauta ni ningún otro instrumento, porque no les gustaba la música y porque aparte supongo, nadie les había explicado a sus familias, los beneficios que tiene para el cerebro de un niño y para su futuro, estudiar música, beneficios que más adelante veremos.

Debido a este malestar que yo veía en algunos de mis pequeños alumnos, yo siempre me dije que si tenía hijos, nunca les iba a obligar a estudiar música, no quería ver a mis hijos frente a un instrumento con el reloj en la muñeca deseando que terminara la clase para irse a jugar, no quería obligarles a hacer algo que ellos no quisieran por el único motivo de que tanto su padre como yo, nos dedicamos a esto. Y ahora os confieso que, mis hijos estudian música, sí, habéis leído bien, pero seamos sinceros, no lo hacen por tradición familiar, ni por querer conseguir a través de ellos la realización de algo que yo no conseguí, como por ejemplo tocar el saxofón, no, lo hacen porque todos los niños deberían estudiar música, para beneficiarse de todo lo que la música les puede aportar, para ser más felices y mejores personas.

Hablemos ahora de todos estos beneficios y veamos la importancia que tiene la música como ayuda para el crecimiento intelectual:

– Aumento de la memoria, la atención y la concentración: un niño que atiende a una melodía y que aprende la letra de las canciones mientras se divierte, es un niño que aprende a recordar y a memorizar.

– Mejora de la fluidez de expresión: la expresión tanto oral como corporal, se desarrolla al cantar y al bailar. Si el baile aporta capacidad de expresarse con el cuerpo, tocar un instrumento añade una nueva forma de comunicación para el niño.

– Mayor facilidad para la resolución de problemas: el razonamiento del niño aumenta para encontrar soluciones más complejas a problemas matemáticos y de lógica, gracias, entre otras cosas, a la percepción de patrones rítmicos.

– Estimulación de la imaginación y de la creatividad: el reconocimiento de patrones rítmicos en una melodía actúa sobre la región creativa y motivadora del cerebro, impulsando directamente al niño a desarrollar su imaginación.

– Enriquecimiento del intelecto: los recuerdos relacionados con la música, provocan en el niño un mayor desarrollo intelectual. En muchas ocasiones, la creación de memorias, está relacionada con canciones.

– Aumento de la sociabilidad: cuando un niño estudia música, tiene la oportunidad de interactuar con otros niños y adultos. Es así como tienen más ocasiones para desarrollarse en sociedad.

– Mayor control de los estados de ánimo: la música siempre nos evoca emociones, pero no solamente a los niños, a todos en general. Puede relajarnos o activarnos, o incluso ponernos alegres en un momento triste o de estrés.

– Implantación de rutinas: asociando actividades a una música concreta, el niño se habituará a realizarlas cuando escuche de nuevo esa melodía, haciendo que también se vuelva más disciplinado.

– Aumento de la autoestima: conseguir tocar una melodía con un instrumento aporta amor propio mediante una acción divertida y entretenida.

– Mejora de la salud: la música, por si alguno de vosotros todavía no está convencido, tiene el efecto de aliviar el dolor y fortalecer el sistema inmunológico, ayuda a coordinar la respiración y los latidos del corazón, por lo que consigue calmar y relajar.

Como conclusión os diré que la música es un refuerzo positivo y muy poderoso, pero no sólo para los niños, en realidad lo es para todos nosotros. Debemos rodearnos y rodear a nuestros pequeños de más música, acercarles a ella, restringirles el uso de la tecnología a tan temprana edad y a cambio darles la oportunidad de estudiar un instrumento, os aseguro que os cambiará la vida a todos.

                                                                                                              Eva Belda Castillo.