Entradas

Tendrá lugar de los días 17 al 23 de julio con la participación de más de 100 alumnos, profesores e intérpretes

Castelló, 04.03.2020.

De izquierda a derecha, Rhamsés Ripollés, alcalde de Morella, Ruth Sanz, diputada provincial de Cultura, Carles Magraner, director artístico del certamen

El Centro Cultural las Aulas de la Diputación de Castellón ha acogido hoy la presentación de la novena edición de ’Early Music Morella’, la marca paraguas del que es «uno de los cursos y festivales de música medieval y renacentista más importantes de España y del mundo». Con estas palabras ha puesto de manifiesto la diputada provincial de Cultura, Ruth Sanz, la relevancia de este proyecto artístico, pedagógico y social que reunirá en Morella, del 17 al 23 de julio, a más de 100 alumnos, profesores e intérpretes de todo el mundo. Junto a Sanz, han estado presentes el alcalde de la capital de Els Ports, Rhamsés Ripollés, y el director artístico del certamen, Carles Magraner.

Bajo el título ‘Europa, paisaje sonoro del viejo continente’, la academia y festival morellano profundizará este 2020 en la música de grandes autores del Renacimiento a través de un sinfín de citas que incluyen 12 conciertos, cuatro conferencias, una mesa de debate y numerosas actividades complementarias. La diputada de Cultura ha querido dar la enhorabuena a la organización, la Asociación Cultural Comes, «por vuestro trabajo incansable para que cada verano disfrutemos y aprendamos de la delicadeza, belleza y riqueza de las melodías medievales en un entorno que le hace honra».

En este sentido, Sanz ha destacado «la increíble calidad y factura técnica y profesional de esta iniciativa que lleva el nombre de Castellón mucho más afuera de nuestras fronteras»: «Me siento orgullosa de tener a en nuestra provincia proyectos de tan importante bagaje cultural y por eso desde la Diputación nos sumamos este año como colaboradores».

En representación de Morella, Rhamsés Ripollés ha calificado de «buena noticia» que la institución provincial se una al equipo de colaboradores y ha defendido los beneficios de la academia y festival en para la ciudad: «Hablamos de un proyecto único, hecho desde la calidad y la profesionalidad, que se ha arraigado en Morella y que nos sitúa en el mapa de la cultura a nivel internacional, y eso es positivo en todos los sentidos».

Por su parte, Magraner ha indicado que “será un placer compartir con el público el universo sonoro de la Europa del Renacimiento, que nos ayudará a entender la estrecha relación entre Flandes y los territorios de la Corona de Aragón”. Asimismo, el musicólogo ha subrayado que “uno de los objetivos principales del proyecto es impulsar, todavía más, la internacionalización de Early Music Morella’ con la presencia de grandes compositores y prestigiosos intérpretes tanto en su vertiente artística como académica”.

El festival se dará a conocer esta semana a nivel europeo en Bruselas, donde se presentará esta edición en el Conservatorio Real y en el Instituto Cervantes.

Prestigiosas formaciones e intérpretes

Early Music Morella, como una de las citas más importantes de la música antigua en el panorama internacional, contará con la presencia de prestigiosas formaciones, artistas y cantantes como Capella de Ministrers, Toni Aparisi, Atsuko Takano, Bureo, Pablo Márquez, Marta Almajano, Eduardo Egüez, Robert Cases, Nuria Sanromà, Silke G. Schulze, Jota Martínez, Maria Jonas, Aziz Samsaoui, David Yacus, Eduard Navarro, Marco García de Paz y Francesc Gamón dirigiendo a los coros Ad Libitum y el Coro EMM, Germán Díaz, Yshai Afterman y los Dimonis de Morella.

Muchos de estos artistas ofrecerán diversos cursos: flautas, canto gregoriano, canto medieval, canto renacentista y barroco, cornetto, coro y dirección coral, órgano y clavicordio, sacabuche, vihuelas, tiorba, guitarra…; de interpretación de música tradicional por Mara Aranda, Eduard Navarro, Aziz Samsaoui, Yshai Afterman y Germán Díaz, de lutheria (Jesús Reolid), de danza (Toni Aparisi), introducción a la música antigua (David Antich y Pau Ballester) y talleres de música antigua para niños (Jota Martínez).

Asimismo, habrá conferencias a lo largo del festival a cargo de Senén Florensa, Toni Aparisi, Paloma Gutiérrez del Arroyo y Jota Martínez y un debate coordinado por Juan Ángel Vela del Campo, con el apoyo de Acción Cultural Española a través de su Programa para la Internacionalización de la Cultura Española (PICE) y la participación de cinco programadores internacionales: Pawel Szczepanik, Richard Lorber, Björn Ross, Xavier Julien Laferriere y Anna-Katarina Schatzl.

Los compositores invitados a este evento, representantes de todo el mundo, tendrán un acercamiento a la música tradicional de Corea del Sur. En este caso Hernandis va a proponer el trabajo de composición de una obra para Banda Sinfónica con uno o varios instrumentos tradicionales surcoreanos como solistas, como el Gayageum, Geomungo, Daegeum, Haegeum, Piri y Janggu, decantándose principalmente los tres últimos.

National Gugak Center desarrolla esta actividad desde hace ya varios años, con el ánimo de  promover e internacionalizar la cultura, folklore y tradiciones de Corea por medio de la música, de ahí que invite todos los años a artistas-músicos  de todo el mundo, para que plasmen después dicha musicalidad en su arte.

PArece que pese al Coronavirus (COVID-19) expandido en la actualidad en Corea del Sur, las actividades y proyectos parece que no cesan, eso sí, según autoridades y el propio Gugak Center, tienen presente la posibilidad de atrasar este evento unos meses, aunque de momento sigue en pie. Así que se mantiene viva su agenda con esta actividad, prevista para la última semana de Junio 2020.

Enrique Hernadis

Enrique Hernandis es nacido en Cárcer (Valencia) ESPAÑA en 1977. Titulado en Composición y Percusión, estudió Film Scoring en Berklee College of Music (Boston, EEUU).

Ha ganado alrededor de 20 Premios de Composición Sinfónica por todo el mundo, destacando el «Hellenikon Idyllion»(Juegos Olímpicos de Atenas 2004), el Premio «Villa de Madrid»(2005), European Young Composers (Bélgica 2006), Daniel Composers Competition (Israel 2008), Medalla de Plata en los Global Music Awards en 2017, y también Finalista en el Wind Band Composition Competition de Singapur.

En la actualidad es Profesor de Composición en Berklee College of Music (Campus de Valencia) y en el Conservatorio Profesional de Música de Valencia.

Info: www.enriquehernandis.com

Fuente y publicado el  

“Si hay que ir, se va; pero ir pa ná, mejor no ir”. Parafraseando a José Mota

Los profesores/as de música iniciamos nuestra andadura elaborando las programaciones didácticas que nos exigen para superar los procedimientos de ingreso a la función pública. Y no solo eso, a lo largo de nuestra trayectoria profesional, las programaciones didácticas son el documento que utilizamos para planificar la acción docente en el aula. Así pues, mal que nos pese, este documento nos acompaña el resto de nuestras vidas.

Durante más de veinte años, he tenido la oportunidad de enseñar a cientos de opositores a redactar este documento y después, en el ejercicio de mi cargo como director de un conservatorio de música, tuve la responsabilidad de exigir, supervisar y asesorar a mis compañeros cuando las tenían que elaborar. Ello me ha permitido analizar cómo afrontamos este proceso.

Acostumbrados, durante la época pre/LOGSE, a elaborar aquellos sencillos programas de estudio con los que planificamos nuestras enseñanzas, la exigencia de las administraciones educativas para redactar un documento nuevo fue percibida por el profesorado como una carga burocrática sin ningún sentido, una auténtica “maldición bíblica”. Y así seguimos en cierta manera, aunque las cosas han ido cambiando y evolucionando. Las nuevas generaciones de profesores han ido modificando esta actitud, aumentando su capacidad para planificar adecuadamente las enseñanzas.

Pasar del programa de estudios a la gestión del currículo ha sido un camino lleno de espinas. Y aún queda algo de todo aquello.

Desde siempre me he considerado un militante a favor de la planificación educativa y he percibido este proceso como una oportunidad y no como una amenaza. Creo firmemente que debemos asumir su elaboración con la máxima seriedad.

De hecho, uno de los elementos de calidad de un centro educativo, con independencia de las enseñanzas que imparta, residirá siempre en su capacidad para plasmar de manera explícita un proyecto educativo y unas programaciones didácticas que definan su personalidad pedagógica y didáctica. Las ventajas son muchas, citemos solo algunas:

  1. Las programaciones permiten registrar nuestras decisiones y evaluar mejor nuestra acción docente.
  2. Son un elemento de transparencia ya que permiten comunicar al conjunto de la comunidad educativa nuestras decisiones curriculares.
  3. Representan una herramienta de investigación muy efectiva.
  4. Pueden representar una oportunidad de trabajo en equipo y avanzar en la interdisciplinariedad.
  5. Y muchas más.

Sin embargo, no es fácil concienciar a los jóvenes opositores de su verdadera utilidad ni tampoco al profesorado experimentado de nuestros centros. Por este motivo, en muchos casos, las programaciones acaban abandonadas en el cajón del armario del aula y su utilidad queda reducida a cumplir un trámite exigido en la normativa sin que aquello suponga una medida real de calidad educativa.

Evidentemente, existen muchas causas para explicar por qué se produce esto. A veces, observamos una cierta comodidad del profesorado que prefiere ahorrarse la redacción de este documento. Digamos las cosas por su nombre y el que no haya pensado y actuado así alguna vez que levante la mano.

Pero, sobre todo, el verdadero motivo de este rechazo se encuentra, a mi entender, en la incapacidad para explicar al profesorado su verdadera utilidad y también que no hemos sido capaces de elaborar modelos específicos que sirvan “de verdad” en nuestros centros singulares. Y no es fácil. Pero si lo logramos, las programaciones saldrían del rincón del olvido para convertirse en una herramienta útil.

Hace bastantes años leí un magnífico artículo de Maravillas Corbalán en la revista Música y Educación que abordaba este “problema”. En ese artículo se defendía una tesis muy sensata: Las programaciones didácticas en la enseñanza de las especialidades instrumentales deben tener unas características propias y diferenciadas de los modelos vigentes en las enseñanzas de régimen general con los que nos han “bombardeado” durante muchos años. Y explicaba este hecho singular nuestro.

  1. La organización de las clases de instrumento en los conservatorios de música es individual, una especificidad exclusiva en el sistema educativo. Y lo más relevante: Cada alumno tiene un ritmo de aprendizaje individual y, ¡atención!, también imprevisible.

Así pues, muchas decisiones curriculares van a tener que adaptarse a cada alumno. ¿Qué sentido tiene plasmar previamente una decisión que la realidad de cada alumno va a dejar desactualizada en el primer minuto? La flexibilidad debe ser su principal característica y una programación didáctica nunca debe convertirse en una especie de camisa de fuerza.

  1. En las especialidades instrumentales, los contenidos de nuestras asignaturas son de carácter “procedimental”. En román paladino, hay mucha práctica y poca teoría. La adquisición de un procedimiento tiene elementos muy “imprevisibles”. ¿Sabemos a ciencia cierta lo que tardará en adquirir un alumno un proceso tan complicado como el desarrollo del estacato? La experiencia nos dice que esto no obedece a ningún patrón; al contrario, cada alumno muestra una repuesta diferenciada. ¿Tiene sentido elaborar modelos de programaciones cerradas?
  2. A diferencia del resto de enseñanzas, compartimos con nuestro alumno una hora de clase semanal. Después, cada uno de ellos debe dedicar un tiempo de estudio individual de manera autónoma en sus propias casas. Por ello, nuestra tarea no solo es planificar las clases y organizarlas muy bien, sino dotar al alumnado de las suficientes estrategias de autoaprendizaje y la creación de hábitos de estudio continuado. De ello dependerá en gran medida el éxito de nuestra planificación.
  3. Por último, las unidades didácticas tradicionales no nos sirven, es mejor utilizar unidades llamémoslas “temáticas” donde las decisiones sobre su temporalización sean de naturaleza diferente. Una unidad didáctica que aborde “el vibrato” o “los diferentes golpes de arco” no puede ser temporalizada y acotada en un periodo de tiempo… Pongamos otro ejemplo: Un contenido como “el dominio de las articulaciones” en los instrumentos de viento aparece desde el primer curso de las enseñanzas elementales y se mantiene hasta los últimos cursos de las enseñanzas superiores. Mucho mejor es decir que se trabajarán durante todo el curso y que el tiempo dedicado a su enseñanza dependerá del ritmo individual del alumno. Porque las necesidades de cada alumno van a variar, sí o sí.

No nos equivoquemos, a todos nosotros, educados más como artistas que otra cosa, confeccionar una programación nunca será algo que realizaremos con alegría, no forma parte de nuestro ADN, al contrario. Pero como dice José Mota, “si hay que ir, se va; pero ir pa ná, mejor no ir”.

En nuestros cursos no solo enseñamos a nuestro alumnado a confeccionar estos documentos tal como los exige la convocatoria. También queremos que aprendan a utilizarlos de manera efectiva durante su vida profesional. No es fácil, pero lo intentaremos.

Manuel Tomás Ludeña

El Circuito Nacional de Música de Cámara, que organiza la CESM, con el patrocinio del INAEM y, en este evento, con la colaboración de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV), tendrá protagonismo en esta importante fiesta.

       

 

La alcaldesa de Potries, Assumpta Domínguez, presentó el pasado miércoles, 10 de enero, su fiesta más esperada, el Porrat Sant Blai, que se celebrará del 26 de enero hasta el 4 de febrero, con todo tipo de actividades encaradas a todo tipo de público y bajo el lema ‘Fem Festa, Fes Porrat’. En el acto de presentación, participó el Presidente de de la CESM, Vicente Cerdá García, que explico la participación de la Confederación en este importante evento.

Cinco grupos de Música de Cámara provenientes de Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña y Comunidad Valenciana, harán muestra de su buen hacer como grupo y también como instrumentistas.

SÁBADO 3 DE FEBRERO

13.00 Actuación de Kabel Quartet, de la Federación Catalana de Sociedades Musicales, dentro de la «Circuito Nacional de Música de Cámara» de la Confederación Española de Sociedades Musicales con la colaboración de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana en la Plaza del Cup.

Enlace al evento

17.00 Actuación de «Un clarinete entre láminas», de la Federación de Bandas de Andalucía, dentro del «Circuito Nacional de Música de Cámara» de la Confederación Española de Sociedades Musicales con la colaboración de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana en la Plaza del Cup – Mercado Gastronómico.

Enlace al evento

18.00 Actuación Umbuae Brass Ensemble, de la Asociación Musical Moteña de Mota del Cuervo de Cuenca, dentro de la «Circuito Nacional de Música de Cámara» de la Confederación Española de Sociedades Musicales con la colaboración de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana en la Plaza del Ayuntamiento.

Enlace al evento

DOMINGO 4 DE FEBRERO

11.00 Actuaciónde Chromatic Winds, de la Agrupación Musical la Primitiva de Pozo Cañada de Albacete, dentro de la «Circuito Nacional de Música de Cámara» de la Confederación Española de Sociedades Musicales con la colaboración de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana en la Plaza del Cup-Mercado Gastronómico.

Enlace al evento

17.00 Actuación de Horn Festival Ensemble, de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, dentro de la  «Circuito Nacional de Música de Cámara» de la Confederación Española de Sociedades Musicales con la colaboración de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana en la Plaza del Ayuntamiento.

Enlace al evento

La Confederación Española de Sociedades Musicales agrupa a 1.100 sociedades musicales, gestionadas por más 10.000 directivos voluntarios, con más de 60.000 músicos, posee una red de escuelas de música y danza integrada por 120.000 alumnos y cuenta con un 1.000.000 de socios.

Programa entero del Porrat

 

 

El pasado 21 y 22 de octubre se realizó la XXIV Asamblea General de la CESM en la LLíria (Valencia) conocida como Ciudad de la Música.

La Asamblea empezó el día 21 de octubre en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Llíria:

Acto de Apertura contó con la presencia e intervención del Sr. Pedro Rodríguez, Presidente de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV), anfitrión de esta Asamblea y del Alcalde de Llíria el Sr. Manuel Civera, que dio la bienvenida a los asistentes.

Informe de gestión de la Junta de Gobierno fue aprobado por unanimidad. Aparte de dar información de lo que ha realizado la Junta de Gobierno, se expuso que el 86% del programa electoral con que el Sr. Vicente Cerdá García se presento en 2016 en Palma de Mallorca, esta iniciado y que de estos iniciados el 66,66% está finalizado. Del informe de Gestión destacar el Proyecto “Circuito Nacional de Música de Cámara” a nivel Estatal, donde se realizarán 7 conciertos y participarán 14 grupos de 6 Comunidades Autónomas.

El tesorero Luis Vidal Domínguez, presentó, por primera vez, las cuentas según el Plan General Contable.

El presupuesto del 2018, también fue aprobado por unanimidad.

La Asamblea continuó el día 22 de octubre.

Al inicio de la sesión se contó con la presencia del Sr. Xavier Rius, Diputado de Cultura de Excma. Diputación de Valencia, que aparte de dar a cada representante de las Federaciones presentes, una placa como recuerdo de esta XXIV Asamblea General, en su intervención el Diputado de Cultura, ofreció su colaboración y apoyo para que la XXV Asamblea General se realice en Valencia, a lo que tanto el Presidente de la Federación Valenciana como el Presidente de la CESM, aceptaron de buen grado.

Entrega de recordatorios:

Federación de Bandas de Música de Andalucía

Federación Aragonesa de Entidades Musicales Amateurs

Federación Balear de Bandas de Música y Asociaciones Musicales

Federación Catalana de Sociedades Musicales

Federación Extremeña de Bandas de Música

Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid

Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia

Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana

Confederación Española de Sociedades Musicales

Después se realizó la típica foto de familia

Se entregó por parte de la Sra. Ginesa Zamora Saura, Vice Presidenta 2ª de la CESM, la placa acreditativa  como ganador del Concurso de Composición 2016, que convoca la CESM, al Sr. Jaime Ismael Enguidanos Royo.

Se han modificado dos artículos de los Estatutos, uno de ellos son los Fines, que se han ampliado.

Se ha modificado un artículo del Reglamento Electoral.

Se cuadró y se hizo público el Circuito Nacional de Música de Cámara, proyecto que cuenta con financiación del INAEM.

Se hizo un reconocimiento al Sr. Isidoro Jesús Martínez, Presidente de la CESM entre 2000 y 2004, por ser una persona que da valor a esta institución.

También se hizo un emotivo recuerdo por parte del Sr. Antonio Ortiz Sancho, Vicepresidente 1º, al Sr. Joaquín Urquizu Castellá, Presidente de la CESM entre 2004 y 2008, que recogió la placa su nieta, acompañada del biznieto.

El Sr. Ángel Asunción Rubio, Presidente de Honor de la (FSMCV), hizo una intervención hablando de lo que la Federación Valenciana ha aportado a la Confederación y de los principios de la Confederación junto a Isidoro Martínez y de Joaquín Urquizu.

Se presentó la nueva imagen corporativa de la CESM.

  

También se presentó la renovada Web de la Confederación con el dominio www.coessm.org

Se realizó la Ponencia “Propiedad Intelectual y Sociedades Musical“ por el Sr. Joaquín Soler Cataluña, asesor de la FSMCV en materia de Propiedad Intelectual y jurídica.

Se le dio un recuerdo de la Asamblea al Sr. Carles Subiela, Gerente de Consolat de Mar, por su compromiso con la CESM.

Asistió al Acto de Clausura el Sr. David Moltó, en representación de Amproband.

En el acto de clausura, el Presidente de la CESM, con unas breves palabras, solo dio las gracias tanto a los Asambleístas, como a su Junta de Gobierno y al Ayuntamiento de Llíria, por su acogida.

Por su parte el Sr. Pere Vicente Alamá, concejal de música del Ayuntamiento de Llíria, se sentía agradecido por haber elegido Llíria como sede de esta XXIV Asamblea General.

Federaciones Presentes:

Federación de Bandas de Música de Andalucía
Federación Aragonesa de Entidades Musicales Amateurs
Federación Balear de Bandas de Música y Asociaciones Musicales
Federación Catalana de Sociedades Musicales
Federación Extremeña de Bandas de Música
Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid
Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia
Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana

La Confederación Española de Sociedades Musicales agrupa a 1.100 sociedades con más de 60.000 músicos, posee una red de escuelas de música y danza integrada por 120.000 alumnos, más de 10.000 directivos y cuenta con un millón de socios.

Noticias Relacionadas
(NOTA PRENSA AYUNTAMIENTO DE LLIRIA)
http://www.lliria.es/
(NOTA PRENSA DE DIPUTACIÓN)
http://www.dival.es/

Queridos Reyes Magos la CESM pedimos que nos traigan:

Hoy es 5 de enero, una noche mágica y de ilusión, donde llegan los Reyes Magos, la costumbre es pedir a los Reyes, bien sean cosas materiales o cosas inmateriales, la Confederación no puede ser menos, por eso nuestras peticiones son:

  • Sumar más Federaciones
  • Sumar más de 25 años
  • Sumar más Confederación

Esperamos que vuestras peticiones sean cumplidas, al igual que las nuestras.

La Confederación Española de Sociedades Musicales agrupa a 1.100 sociedades con más de 60.000 músicos, posee una red de escuelas de música y danza integrada por 120.000 alumnos, más de 10.000 directivos y cuenta con un millón de socios.