Formación

Entradas

Publicado en Por Manuel Tomás

ESMAR ha abierto el plazo para inscribirse en las pruebas de ingreso a las Enseñanzas Superiores de Música. Muchos estudiantes de música estarán valorando en estos momentos qué conservatorio superior elegir. Una decisión muy importante que va a marcar en gran manera el futuro profesional y personal de muchas personas. Debes acertar. En ESMAR te contamos 8 razones y media para que vengas con  nosotros:

  1. ¿Quieres formar parte de un proyecto de éxito? Más de 120 estudiantes de música nos eligieron ya en el primer curso de nuestro funcionamiento. Cada vez somos más. No te quedes atrás.
  2. ¿Quieres elegir tu propio profesor/a? En ESMAR tú mandas, tú eliges con quién quieres estudiar. E incluso nos puedes proponer tu propio/a profesor/a. Si no forma parte de nuestro claustro, podríamos llegar a un acuerdo.
  3. ¿Quieres tener tiempo libre? En un par de días cursarás todas las asignaturas. No hace falta que te pases toda la semana en el Conservatorio. Tenemos modalidades intensivas y las enseñanzas teóricas puedes cursarlas cómodamente desde tu casa.
  4. ¿Te gustaría tener mucho tiempo para tocar tu instrumento? Vas a tener mucho tiempo para el estudio individual y para todo lo demás.
  5. ¿Quieres formar parte de una gran orquesta y trabajar con los mejores directores del momento? La Orquesta Sinfónica ESMAR te permite disfrutar de una experiencia única, con directores de grandísima calidad, que están trabajando en las mejores orquestas profesionales del momento. Todo un lujo para ti.
  6. ¿Te gustaría que estuvieran pendiente de ti? En ESMAR no eres uno más. Tendrás a todo un equipo de profesionales dando respuesta a tus necesidades.
  7. ¿Quieres aprender lo que necesitarás para ser un profesional de la música? En ESMAR intentamos enseñarte lo que necesitas y no solo lo que sabemos. Si quieres vivir de la música, nosotros te acompañaremos para que lo consigas.
  8. No importa donde vivas. Si quieres estudiar en ESMAR, lo puedes hacer. Nuestras modalidades intensivas y las clases ONLINE te lo permiten. No existen fronteras ni limitaciones para nosotros.

¿Y la media razón? Si vienes, harás muy felices a todo nuestro equipo de profesionales y lo notarás, ¡haznos el favor!

Invierte en ESMAR e invertirás en tu futuro. Vale la pena.

EL EQUIPO ESMAR

Manuel Tomás Ludeña

El 91% de las escuelas de música pertenecientes a la red de FSMCV siguen la actividad docente mediante la modalidad online.

Este nuevo escenario ha puesto en relieve valores colectivos como la innovación, la adaptación, la solidaridad, el trabajo en equipo, el esfuerzo y la dedicación.

La FSMCV lanza la campaña en redes sociales «#MúsicaenCasa»

Valencia, 08/04/2020

El 91% de las más de 500 escuelas de música que componen la red de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) siguen impartiendo sus clases de forma telemática. En ellas, más de 50.000 alumnos/as de música siguen poniendo ritmo a su cuarentena a través de sus clases online, una nueva modalidad en la que están participación el 100% de las comarcas en las que se estructura la Federación.

Para ello, el pasado 17 de marzo la FSMCV puso a disposición de todas las Sociedades Musicales federadas una extensa guía de plataformas digitales adaptadas a la enseñanza musical online, gracias a la colaboración con escuelas y plataformas especializadas en didáctica musical a distancia. Las escuelas de música de la Comunidad Valenciana se han convertido, por mérito propio, en un ejemplo de innovación y de digitalización, adaptándose de manera inmediata a la situación de aislamiento y distanciamiento derivada de la crisis sanitaria producida por el Covid-19.

Para la presidenta de la FSMCV, Daniela González, “es de agradecer al profesorado toda la implicación, el esfuerzo y el trabajo realizado para poder poner en marcha esta nueva modalidad de docencia, un trabajo en colaboración con los miles de voluntarios que gestionan cada sociedad musical y el soporte de los padres. Entre todos, hemos hecho posible que nuestras escuelas sigan adelante de esta manera”.

“Ante esta situación de crisis demostramos, una vez más, el enorme poder de resistencia que caracteriza a nuestras sociedades y sus escuelas de música, que aun en los momentos más difíciles, como los que estamos viviendo, siguen al pie del cañón aportando valor a la sociedad”, concluye Daniela González.

tablets y plataformas adaptadas para alumnos de música

En este sentido, la Presidenta destaca el constante espíritu de reinvención y creatividad que caracteriza a las Sociedades Musicales, del cual en muchos casos dependen para subsistir. El uso de tablets, pizarras digitales, proyectores interactivos o aplicaciones adaptadas constituían prácticas habituales entre sus aulas desde mucho antes de verse obligados a adaptarlas. Esta innovación también se manifiesta en áreas como la comunicación interna o la organización, donde se habían hecho muchos avances, “teníamos mucho avanzado previamente”, comenta Xusa, presidenta de la Unió Instructivo Musical «La Esmeralda» de Almassora. “Tanto la comunicación como la coordinación interna de nuestros profesores de efectuaba a través de aplicaciones online y casi todo el contenido lectivo lo teníamos digitalizado”.

pizarras adaptadas para alumnos de música

Por su parte, los alumnos de nuestras escuelas están siendo otro ejemplo de adaptación y de compromiso. En este sentido, Aina Thous, presidenta del Centre Instructiu Musical de Benimaclet destaca la implicación de sus alumnos, que “están tocando el instrumento más que antes. El hecho de estar en casa les da más tiempo y están implicándose más”. El 97% de sus alumnos continúan asistendo diariamente a las clases. Lo hacen de forma diferente, a través de videoconferencias y de la realización de ejercicios que se cuelgan en las diferentes plataformas junto a vídeos y material lectivo, pero con una motivación renovada. Esta nueva dinámica de trabajo está sacando a la luz muchos de los valores que definen al colectivo de los músicos, especialmente en edad de formación, como son el trabajo en equipo y la solidaridad con los compañeros y profesores.

Esta solidaridad también se extiende a los padres y madres de los alumnos, que estos días están experimentando en primera persona el transcurrir de las clases de sus hijos. En la Unió Instructivo Musical «La Esmeralda» de Almassora destacan que, a pesar de haber preparado promociones y descuentos para las matrículas de sus alumnos como solidaridad con las familias, muchas de éstas, a pesar de poder acogerse a ellas, han decidido pagar el 100% de la cuota como medida de apoyo para asegurar la continuidad de la escuela. En la Sociedad Musical “La Paz”, que tan sólo ha registrado 40 bajas entre los más de 600 alumnos, también aseguran que se sienten abrumados por los mensajes de apoyo que están recibiendo de parte de padres y madres “Muchas gracias por todo vuestro trabajo y por la atención tan esmerada al alumnado.​ Confiamos en vosotros.​”

#MúsicaenCasa

La FSMCV, a través de sus redes sociales, ha hecho un llamamiento para que los más de 50.000 alumnos/as de sus escuelas de música que siguen poniendo ritmo a la cuarentena a través de sus clases online, y también para el resto de los músicos que practican y ensayan en sus casas, cuenten cómo es su #MúsicaenCasa.

A través de esta acción, en la que pueden participar grabándose en vídeo tocando su instrumento o participando en clase, subiéndolo a cualquier red social y etiquetando a @fsmcv o mediante el hashtag #MúsicaenCasa, se pretende dar visibilidad a todas las escuelas, profesores, músicos, alumnos y voluntarios, que siguen haciendo frente a esta situación con música, desde casa.

Por Josep Francesc Almería Serrano

Socio-Consultor de Studio Musicae (www.studiomusicae.es)

Expresidente de la FSMCV

Que el ser humano es un sistema abierto a su entorno próximo y repleto de contradicciones es algo que no nos viene de nuevo a nadie. Tampoco nos sorprende que haya personas con más predisposición que otras para intentar adaptarse, por propia iniciativa, a los cambios que se van sucediendo en nuestra sociedad y en nuestras organizaciones. Todavía menos nos extraña comprobar que hay mucha gente que piensa que las personas son como son, y que no van a cambiar nunca, por muchas exigencias de adaptación que surjan del contexto en donde viven o de las organizaciones que gestionan.

Sin embargo, muchas de estas personas, supuestamente ancladas en el inmovilismo, aluden constantemente al cambio y al progreso de las organizaciones como una forma de desarrollo deseable, sin caer en la cuenta de que, probablemente, cualquier evolución o progreso de tipo estructural en estas organizaciones, o en la sociedad misma, tendrá que ser provocado necesariamente por personas que deberán haber experimentado antes un cambio personal que les motive a este propósito.

Llegados a este punto, podemos asegurar que no hemos visto nunca cambios tan espectaculares, a nivel personal, como aquellos producidos por el impacto de la formación y la información, dos procesos que, obviamente, no son la misma cosa, aunque tengan puntos de solapamiento. La formación es una herramienta de cambio, un potente mecanismo de desarrollo personal que, a su vez, impacta en las organizaciones gestionadas por las personas que se han formado, haciéndolas progresar al compás de su propio crecimiento personal o profesional y de aquellas exigencias que emanan de su entorno próximo.

Hay muchos sectores que demandan a gritos una mayor capacitación de sus gestores y dirigentes. Uno de estos sectores es el de las sociedades musicales españolas, entidades con pocos recursos, fundamentalmente sin ánimo de lucro y que, muchas veces, han de combinar las aportaciones de personas voluntarias con la gestión de algunas personas profesionales, en perfecta armonía, lo que supone una coyuntura nada sencilla. Por este motivo, es imprescindible que las personas que gestionen, dirijan o aspiren a dirigir y gestionar nuestras sociedades musicales adquieran la formación necesaria para hacerlo con solvencia, de forma que se asegure el cumplimiento de sus fines sociales y se garantice su sostenibilidad. No obstante, somos conscientes de las dificultades que entraña la formación, en un mundo regido por la inmediatez, el incremento de las exigencias laborales, la precariedad en el empleo y la escasez de tiempo y de recursos.

Por este motivo, la formación online ha pasado a ser el presente y el futuro de la educación en todos los ámbitos, y cada vez existe una mayor variedad de posibilidades para utilizar herramientas digitales que puedan sustituir o dar apoyo a las clases que se imparten en un aula. No queremos obviar los beneficios que aporta a la experiencia educativa el contacto directo entre el profesorado y el alumnado, pero constatamos que existen ciertas barreras para la formación presencial, por distancia geográfica, falta de tiempo o ahorro de costes, convirtiéndose el e-learning en una alternativa perfecta para continuar formándose.

En principio, la capacidad de especialización de esta modalidad formativa hace que sea prácticamente imposible que no se encuentre un curso a la medida de las necesidades y posibilidades del alumnado. Además, la formación online evita la realización de largos y costosos desplazamientos, ya que tan solo se necesita de una conexión a internet para llevarlo a cabo. Otra de las grandes ventajas de los cursos online es la flexibilidad y amplitud en el calendario de los cursos, así como de los horarios en los que se puede seguir la programación. Existe una gran libertad para decidir cuándo se va a estudiar un tema concreto y cuánto tiempo se le va a dedicar, volviendo sobre los contenidos cada vez que se quiera.

La modalidad de formación online supone la personalización del proceso de aprendizaje, ya que el alumnado dispone de diferentes tutores a los que acceder para realizar sus consultas o resolver dudas. Se dispone de webinars en directo, cuyas grabaciones podrán ser consultados posteriormente, textos, artículos y otros materiales escritos de soporte, acceso a foros y chats con el alumnado y el profesorado e, incluso, la posibilidad de concertar videoconferencias individualizadas para el tratamiento de temas específicos.

Por otra parte, la formación online genera redes de contactos entre el alumnado de un mismo curso, para el intercambio de experiencias que, de otra forma, sería harto difícil obtener, así como para generar nuevas oportunidades de empleo y formación en diferentes ámbitos de interés del alumnado.

Finalmente, cabe destacar que, desde una entidad asociativa como la Confederación Española de Sociedades Musicales, se promuevan acciones formativas online dirigidas a sus entidades asociadas, ya que esto ayudará a mejorar las competencias de las personas gestoras y dirigentes e incrementará su empleabilidad, lo que con toda seguridad redundará en la mejora del modelo de gestión y en la sostenibilidad de las propias sociedades musicales.

Cartel de la Jornada

Presentación de la Jornada por Alfredo Panadero Peral

Intervención de Joaquín Soler Cataluña

Intervención de Luis Vidal Dominguez

Intervención de Iván Mañas Tapia

Enlace a la jornada: http://frsmcm.org

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.